Pedro Calderón de la Barca – Autos sacramentales - 1 - El Pleito Matrimonial

11 visualizaciones

En un espacio indeterminado (en un principio, el tronco de un árbol muerto nos invita a pensar en un caduco Jardín del Edén o —¿por qué no?— en el rincón solitario donde esperan Vladimir y Estragón), el Pecado ha citado a la Muerte para pedirle ayuda. El Alma y el Cuerpo están a punto de casarse a instancias del creador. El Pecado, herido de envidia, amor y celos, sabe que la única forma de separar a la pareja pasa por obtener los favores de la Muerte. El Alma, forzada a bajar de su casa para vivir un tiempo en nuestro valle de lágrimas, se presenta a la boda acompañada de sus potencias: la Memoria, la Voluntad y el Entendimiento. Inmediatamente después de la unión nacerá el primer hijo de la pareja: la Vida. Ya tenemos sobre la arena el elenco de luchadores que se disputará la gloria en esta psicomaquia alegórica. La obra está basada en la edición de Mònica Roig / El pleito matrimonial, ed. crítica de Mònica Roig, Kassel, Reichenberger, 2011

Sea el primero en hacer una reseña “El Pleito Matrimonial”

Todavía no hay reseñas