Actualidad Provida Vida

Madre de cinco hijos muere por infección después de un aborto

madre muere
Escrito por JOSE SOSA

De nuevo, se hace evidente que el aborto no es simplemente “un procedimiento” inocuo, sino una intervención que acaba con una vida y no deja más que una secuela de muerte y de dolor.


Mucho se ha oído decir por parte de sectores feministas que un “aborto seguro” podría salvar la vida de la mujer y, una vez más, vemos todo lo contrario; y con el agravante de que dejó huérfanos a sus otros cinco hijos.

Tampoco es sorpresa escuchar que si una mujer tiene más de tres hijos y quede embarazada de uno más, a esta se le sugiera abortar debido a que ya “tiene suficientes” y deba colaborar con el “cuidado del medio ambiente” .

El el 11 de abril en el hospital de Blackpool Victoria del Reino Unido, Sarah Louise Dunn, de 31 años, falleció casi cuatro semanas después de que le realizaron un “aborto seguro”.

La mujer se empezó a sentir mal después del procedimiento, y decidió consultar a su médico de cabecera en Elizabeth Street Surgery varias veces en el transcurso de dos semanas.

El 9 de abril, Louise visitó a su médico después de que su condición empeoró. Al día siguiente, llamó a la línea de emergencia y fue llevada en ambulancia al departamento de urgencias del Hospital Victoria ese mismo día.

Pasó el tiempo, la condición de la mujer empeora cada hora más y alrededor de las 2:15 am del 11 de abril, Louise lamentablemente muere de envenenamiento de la sangre (sepsis) debido a una infección.

Si quieres recibir noticias de actualidad sobre la Cultura de la Vida te invitamos a seguirnos en nuestro CANAL DE TELEGRAM haciendo clic AQUÍ.

Investigación previa

En la investigación previa el 13 de Agosto, una forense sugirió que podría llamar a un experto independiente a raíz de una solicitud de Richard Baker, el abogado que representa a la familia de la Sra. Dunn.

Un médico del Blackpool Victoria Hospital llevó a cabo una revisión sobre la atención de la mujer, alegando que “no podría haber sido salvada”.

Sin embargo, el abogado de la familia de la mujer dijo que se debe consultar a un experto independiente, dado que el médico responsable de esta revisión era un colega de los involucrados en el cuidado de Sarah, y esto puede haber dado forma “consciente o inconscientemente” a sus hallazgos.

Marie Dunn, madre de la fallecida, quien asistió a la audiencia previa a la investigación en el Ayuntamiento de Blackpool en diciembre de 2020 con su hermana y una amiga, dijo lo siguiente:

“Siento que debería haber más pruebas de Elizabeth Street Surgery, porque a eso asistió dos semanas antes de que muriera en el Vic, así que creo que es necesario aclarar muchas más pruebas de ellos. No se brindó ayuda en numerosas ocasiones cuando ella lo solicitó y ahí es donde surgió el problema, en mi opinión”.

Le puede interesar: ¡Impactante! informe sobre abortos tardíos en EE.UU.: hasta las 39 semanas.

Resultados de la Investigación final

En la investigación final se descubrió que la madre sufrió de una gran negligencia después de un aborto, que le provocó sepsis y muerte. 

La mujer insistió y rogó por su vida en muchas ocasiones antes de ser finalmente enviada al hospital, pero se había hecho demasiado tarde.

El forense encargado le escribió al Secretario de Salud Sajid Javid que hubo una “falta de conocimiento en el servicio de salud” para detectar y tratar la infección después de un aborto, denotando la gran negligencia, informa The Times.

En ente encargado de llevar acabo este proceso fue la Subdivisión de investigación de Seguridad Sanitaria, la cual determinó que hubo problemas desde el principio expresan en su informe:

“El aborto de Dunn, cometido en Elizabeth Street Surgery, no fue “supervisado adecuadamente” cuando tuvo lugar el 23 de marzo de 2020.”

“Tenía siete semanas de embarazo. Posteriormente, experimentó un sangrado vaginal abundante, náuseas, sudoración y dolor, y pidió atención en repetidas ocasiones. Si bien no está claro quién cometió el aborto, el médico de cabecera de Dunn, Sanjeev Maharaj, le dijo que “se veía bien” y no la remitió al hospital.”

Al final se determinó que su causa de muerte fuesepsis por estreptococo del grupo A después de la -mal llamada- interrupción del embarazo”, la cual se hubiera podido detectar y tratar a tiempo si el personal médico hubiera realizado las pruebas necesarias, dijo el forense.

La Dra. Alison Armour le dijo al Daily Mail que la bacteria habría entrado en el útero de Dunn durante el aborto, ya que se encontró inflamación en su tracto vaginal y en el útero.

Marie Dunn, la madre de Dunn, le dijo a The Times que el personal médico “no ha aceptado el papel que desempeñaron en su muerte ni siquiera ha ofrecido sus condolencias”.

Lea también: ¿”Seguro”? Autopsia confirma que clínica abortista mató a joven durante aborto legal.
Reacción del sector provida

La vocera provida de la entidad Right To Life UK, Catherine Robinson, dijo:

“Esta es una historia completamente desgarradora, especialmente dado que los cinco hijos pequeños de la Sra. Dunn se han quedado sin su madre“. 

“Además, a pesar de la revisión del hospital, parece probable que si la Sra. Dunn hubiera recibido atención médica tan pronto como informó sus síntomas, habría tenido una probabilidad mucho mayor de supervivencia, dado que la sepsis es principalmente tratable si se identifica y trata rápidamente”, agregó.

Una vez más se hace evidente que el aborto lo único que trae son consecuencias fatales a la vida de la mujer dejando muerte a su paso y, en este caso, a unos hijos sin su madre.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.