Actualidad Provida Vida

¿”Seguro”? Autopsia confirma que clínica abortista mató a joven durante aborto legal.

¿”Seguro”? Autopsia confirma que clínica abortista mató a joven durante aborto legal.
Escrito por JOSE SOSA

El aborto no es seguro: Kenniah Malinda Epps, de 23 años muere dolorosamente después de un aborto fallido.

Según el informe de autopsia obtenido por la organización provida Operation Rescue, en 2014 una mujer de California sufrió una hemorragia uterina fatal después de un aborto fallido, causándole la muerte y dejando sin madre a una niña de dos años.

“Informamos sobre muertes relacionadas con el aborto porque es necesario un registro público del daño que el aborto causa a las mujeres”, dijo el presidente de Operation Rescue, Troy Newman. 

“Si estas mujeres merecen nuestra lástima o nuestro desprecio, no es el objetivo de contar sus historias. Mujeres como Kenniah Epps son seres humanos que sufrieron muertes evitables por los mal llamados “abortos seguros”.

El público tiene derecho a saber que el Cartel del Aborto le está mintiendo al público estadounidense sobre la llamada ‘seguridad’ del aborto ”.

SI QUIERES RECIBIR LA ACTUALIDAD DE LA CULTURA DE LA VIDA te invitamos a seguirnos en nuestro CANAL DE TELEGRAM AQUÍ.

El informe de autopsia
Kenniah Malinda Epps -Tomada de Life News

Kenniah Malinda Epps, de 23 años, le realizaron un aborto electivo de rutina el 14 de mayo de 2014 en un centro de abortos de Family Planning Associates (FPA) en Los Ángeles, California. 

Según los registros del centro de abortos tenía 11 semanas de embarazo en el momento del aborto.

Luego del aborto, Kenniah fue enviada a casa sin ningún registro de complicaciones de salud.

Al día siguiente, se despertó con un fuerte dolor abdominal y sangrado vaginal excesivo. Alrededor de las 2:00 pm, Epps fue trasladada en ambulancia de su casa al Hospital Medical Center donde murió.

El cuerpo fue conservado hasta que se pudo realizar una autopsia el 21 de mayo.

La autopsia reveló que Kenniah murió por desangrado debido a una hemorragia uterina después de un aborto electivo. Las complicaciones incluyeron endometritis y miometritis, que son inflamación del revestimiento uterino y de las capas musculares del útero, respectivamente.

Existe la posibilidad de que Epps haya tenido un embarazo superior a las 11 semanas. Su útero medía 15 cm de largo, lo que está más en línea con un embarazo de 14 a 16 semanas según una fuente . 

Si es cierto que en realidad estaba en su segundo trimestre, eso podría explicar el aborto fatal, especialmente si el abortista no estaba preparado para realizar un aborto en un bebé más grande, que no podría ser asesinado a través del procedimiento de succión usado en el primer trimestre.

La mafia del aborto

“Se supone que los abortos en el primer trimestre están entre los más seguros de todos los procedimientos quirúrgicos, pero obviamente ese no fue el caso de Kenniah Epps o de otras mujeres que resultaron gravemente heridas o murieron por abortos descuidados o incompetentes en el primer trimestre”, dijo Operation Rescata al presidente Troy Newman.

“Desafortunadamente, la Mafia del Aborto tiene un megáfono para hacer propaganda sobre la ‘seguridad’ del aborto usando una parte de la comunidad médica y a organizaciones antinatalistas con financiación globalista. Esta propaganda es repetida de forma irresponsable por los principales medios de noticias falsas. Es por eso que tantas mujeres no entienden que cuando entran a un centro de aborto, su próxima parada podría ser una losa fría en la morgue. Cualquier mujer que piense que eso nunca le pasará a ella debería pensarlo de nuevo”, concluyó.

Adaptado LIFE NEWS

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.