fbpx
Actualidad Cultura Razón

Con ocasión del pánico generado por la pandemia…

C S Lewis y Ashlan 1
Avatar
Escrito por Redacción R+F

C. S. Lewis, sobre el miedo a la enfermedad

Tomado de “Cartas del diablo a su sobrino” de C. S. Lewis, autor de las Crónicas de Narnia. Escrito a mediados del Siglo pasado.

En este breve pero sugestivo diálogo, Lewis da cuenta de su genialidad al retratar, con escasos 80 años de diferencia, a dos sociedades totalmente diferentes y plenamente idénticas a la vez.

Y al hacerlo, retrata a una sociedad, ni siquiera local, sino “global”, es decir, a una humanidad entera, que tiene en común el miedo y la sugestionabilidad con los que puede ser manipulada y… Véanlo por ustedes mismos.

—¿Y cómo lograste llevar tantas almas al infierno en aquella época?

—Por el miedo.

—Ah, sí. Excelente estrategia; vieja y siempre actual. ¿Pero de qué tenían miedo? ¿Miedo a ser torturados? ¿Miedo a la guerra? ¿Al hambre?

—No. Miedo a enfermarse.

—¿Pero entonces nadie más se enfermaba en esa época?

—Sí, se enfermaban.

—¿Nadie más moría?

—Sí, morían.

—Pero, ¿no había cura para la enfermedad?

—Había.

—Entonces no entiendo.

—Como nadie más creía o enseñaba sobre la vida eterna y la muerte eterna, pensaban que solo tenían esa vida, y se aferraron a ella con todas sus fuerzas, incluso si les costaba su afecto (no se abrazaban ni saludaban, ¡no tenían ningún contacto humano durante días y días!); su dinero (perdieron sus trabajos, gastaron todos sus ahorros, ¡Y aún se creían afortunados siendo impedidos de ganarse el pan!); su inteligencia (un día, la prensa decía una cosa y al día siguiente, se contradecía, ¡Y aun así se lo creían todo!); su libertad (no salían de la casa, no caminaban, no visitaban a sus parientes… (¡Era un gran campo de concentración para prisioneros voluntarios! ¡Jajajajajaja!).

Aceptaron todo, todo, siempre y cuando pudieran prolongar sus vidas miserables un día más. Ya no tenían la más mínima idea de que Él, y solo Él, es quien da la vida y la termina. Fue así. Tan fácil como nunca había sido.

§

Apoya el periodismo católico con una donación en DÓLARES con tu tarjeta de crédito:
O con tu tarjeta débito a través de PSE:

Sobre el Autor

Avatar

Redacción R+F

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

9 Comments

  • Leí el libro hace mucho tiempo..lo volveré a leer porque no recuerdo un diálogo en ninguna de las cartas, si alguienme puede decir en cuál carta está este diálogo¿?

    • Tiene usted razón. Efectivamente, se trata de un texto atribuido a C. S. Lewis, y como si fuera parte del libro “Cartas del Diablo a su Sobrino”. Pero al verificarlo completo, dicho diálogo no aparece. También verificamos en otro libro suyo: “El problema del Dolor”, y tampoco aparece. Al buscar el texto de referencia, tampoco se cita a un autor diferente, sino que prevalece la atribución a Lewis. De cualquier modo, estaremos rastreando a su autor y el libro en el que este –es innegable– valioso diálogo fue realmente publicado. Gracias por su observación.

  • Ese texto no pertenece al libro… Es lo que conocemos como una Fake news, redactada desde el presente actual…. Pero este texto si es de ese libro: “Pero es mejor combinar el odio con el miedo. De todos los vicios, sólo la cobardía es
    puramente dolorosa: horrible de anticipar, horrible de sentir, horrible de recordar; el odio
    tiene sus placeres. En consecuencia, el odio es a menudo la compensación mediante la que
    un hombre asustado se resarce de los sufrimientos del miedo. Cuanto más miedo tenga,
    más odiará. Y el odio es también un antídoto de la vergüenza. Por tanto, para hacer una
    herida profunda en su caridad, primero debes vencer su valor.” Saludos!

    • Saludo, también. Gracias. Sólo un matiz: no se trata estrictamente de un “fake”, de una “noticia falsa”. Es una atribución que se hace de un texto a un autor. No obstante, el diálogo presentado, en sí mismo, tiene un gran valor. No es extraño que se le haya atribuido a C. S. Lewis. Y tampoco está demostrado que no sea de él: aún cabe la posibilidad. Pero, paciencia, hasta que podamos verificarlo.

    • Hay varias fuentes: en donde quiera que se busca, aparece como de Lewis, pero hasta donde sabemos, es una atribución que se hace de un texto a un autor. El diálogo, en sí mismo, tiene un gran valor, y se enmarca en el estilo del autor, por lo cual no se nos hace extraño que se le haya atribuido a C. S. Lewis. Pero tampoco está demostrado que no sea de él: aún cabe la posibilidad. Paciencia, esperamos poder verificarlo.

    • Cordial saludo. Lo hemos verificado: no está en el libro. Como le hemos respondido a otros lectores que han preguntado, lo hacemos con usted:

      “Hay varias fuentes: en donde quiera que se busca, aparece como de Lewis, pero hasta donde sabemos, es una atribución que se hace de un texto a un autor. El diálogo, en sí mismo, tiene un gran valor, y se enmarca en el estilo del autor, por lo cual no se nos hace extraño que se le haya atribuido a C. S. Lewis. Pero tampoco está demostrado que no sea de él: aún cabe la posibilidad. Paciencia, esperamos poder verificarlo.”.