fbpx
Actualidad Espiritual Fe Iglesia Testimonios

Sacerdote renuncia a su cargo de Párroco por no estar de acuerdo en dar la Comunión con guantes

Se trata del padre Leonardo Ricotta, quien “se viralizó” hace algunas semanas por ser el primer sacerdote en realizar una procesión con el Santísimo durante la cuarentena.

Lo hizo luego de que su diócesis estableciera que la única forma de distribuir la Sagrada Comunión sería con guantes y en la mano.

El Sacerdote Leonardo Ricotta ha renunciado a su cargo de Párroco ‘por no estar de acuerdo en dar la Comunión con Guantes y en la mano’.

Pero…, la cuestión aquí no es ‘estar de acuerdo’ o no, sino la imposición por parte de la Diócesis de una forma de dar la Sagrada Comunión, que contraviene las disposiciones del Código de Derecho Canónico y de la Instrucción Redemptionis Sacramentum, “Sobre algunas cosas que se deben observar o evitar acerca de la Santísima Eucaristía”.

image 4
image 4

El padre Leonardo Ricotta ha renunciado a su cargo de párroco en la Iglesia Santa Ágata en Palermo, Italia, luego que su diócesis estableciera que la única forma de distribuir la Sagrada Comunión sería con guantes y en la mano.

El padre Ricotta se viralizó hace algunas semanas por ser el primer sacerdote en realizar una procesión con el Santísimo durante la cuarentena. Aquí registramos entonces el valeroso hecho:

Padre Leonardo Ricotta
Padre Leonardo Ricotta

El sacerdote dijo:

«Si mi obispo me dice que tengo que ir de párroco donde no me gusta, voy y obedezco. Pero si me obliga a ir en contra de la fe o pisotear la Hostia, no puedo obedecer»,

había declarado hace algunos días el padre Ricotta.

«La obediencia ocurre en lo lícito y no en lo ilícito, esta es la gran lección de Santo Tomás de Aquino».

Sobre la decisión de la Arquidiócesis de Palermo de que la Sagrada Comunión sea distribuida por los sacerdotes usando guantes y únicamente en la mano, el padre Ricotta dijo que

«Lo que están a punto de hacer es un acto de carnicería eucarística, el Padre Pío los llamó carniceros».

Reacción de la Arquidiócesis de Palermo

Luego de que algunos medios informaran que el padre Ricotta había sido expulsado por sus declaraciones, la Arquidiócesis emitió un comunicado en el que aclara que el sacerdote italiano dejó de ser párroco a partir del 21 de mayo de 2020 «habiendo renunciado él mismo a este cargo».

En el mismo comunicado, la Arquidiócesis de Palermo recordó que

«la práctica de distribuir la comunión en las manos está de acuerdo con las normas emitidas por el Magisterio de la Iglesia a las que cada cristiano católico debe un respeto religioso por la voluntad y el intelecto».

«Las creencias personales, por lo tanto, presentadas por los individuos como doctrina auténtica, no pueden imponerse a los fieles. Depende del obispo en la diócesis dar normas en materia litúrgica, a las cuales todos están obligados, defender la unidad de la Iglesia universal y promover una disciplina común a toda la Iglesia», concluye el comunicado de la Arquidiócesis de Palermo.

Sin embargo, como puede observarse y reportan los medios, en el comunicado de la diócesis se anteponen criterios que contradicen el Magisterio vigente, y no solo evita sino omite mencionar que la Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos estableció que

«En las diócesis en donde el pan Eucarístico es puesto en las manos de los fieles, permanece aún intacto el derecho de los fieles de recibir el pan Eucarístico en la lengua».

Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos

Fuentes:

Apoya el periodismo católico con una donación en DÓLARES con tu tarjeta de crédito:
O con tu tarjeta débito a través de PSE:

Sobre el Autor

Avatar

Redacción R+F

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.