Provida

¡Felicitamos a los Provida electos! Aquí están…

¡Felicitamos a los Provida electos! Aquí están…

Las elecciones regionales demuestran el avance de la auténtica conciencia por la defensa de la Vida. Los jóvenes son protagonistas. ¡Colombia es Pro Vida!

Elecciones 2023 by Razón Más Fe

Este es el panorama que tienen ante sí…

En Colombia, país Católico y de creyentes, luego de la Constitución de 1991 y bajo la falacia de que ahora el país “es un estado laico” –para soslayar así los aspectos bioéticos y morales–, la agenda abortista se las ha arreglado para abrirse paso por la puerta de atrás y con maniobras mentirosas como la que dio lugar a las llamadas tres “excepciones”.

Entre tanto, y ante la masiva movilización Pro Vida en oposición a este atroz crimen y delito, las ONGs abortistas han apelado no sólo a una andanada publicitaria y propagandística continua y persistente, sino incluso abusiva, invasiva y agresiva en sus contenidos y “llamados a la acción”; una escalada sin precedentes, que ha sido llevada a todas las instancias de gobierno y, con la anuencia de éstas, a los medios de comunicación masiva. La presión propagandística constante de casi todos ellos, influidos por las ideologías y el unanimismo imperantes, en consonancia con el “lobby” de algunos poderes supranacionales, no ha cejado en su empeño de presentar el aborto como un “derecho”, para socavar los fundamentos mismos del auténtico Derecho y de la Justicia.

A ello han contribuido –incluso con algún grado imputable de responsabilidad– la tibieza y la debilidad de los distintos gobiernos, que no han hecho más que dar declaraciones moralistas de cara a la galería, pero que en el ejercicio de sus responsabilidades y funciones no sólo han callado, han dudado, no han sido capaces de objetarlo con fuerza, sino que han cedido a la presión de agencias con una agenda anti vida a cambio de “ayudas económicas”, permitiendo así su aceptación social e institucional, y su legitimación de facto.

Se ha llegado a tales extremos que, casi desde el mismo comienzo de la cuarentena de pandemia –sin que mediara ningún control– se ofreció el “aborto en casa” mediante la promoción y entrega a domicilio de un ‘kit’ para abortar, so pretexto de facilitar un “servicio de salud”. Y el Estado no intervino: sólo los ciudadanos que denunciaron tal abuso levantaron la voz e interpusieron los recursos que cabía. La ironía no podía ser mayor.

También, durante el mismo gobierno de Iván Duque, pese a su llamado a no avanzar en la extensión del límite para dicha «práctica» y no obstante los estudios y resultados de investigaciones presentados por expertos y juristas prestigiosos como la Dra. Clara Bernal, la Corte Constitucional finalmente lo hizo y la avaló.

Pero como “Dios sabe escribir derecho en renglones torcidos”, la injusta actuación de la Corte, así como la tibieza, incoherencia, ambivalencia y falta de compromiso en los poderes legislativo y ejecutivo, han dado lugar a una reacción organizada por parte de los sectores Pro Vida, y éstos se han presentado por su propia cuenta a la elección de corporaciones regionales y locales tales como las Asambleas Departamentales y los Concejos Municipales, a las Juntas Administradoras Locales (JAL) y a las de Gobernadores y Alcaldes.

Y, para sorpresa de muchos, han logrado ser elegidos en dichos cargos en diferentes ciudades y regiones de Colombia, habiendo alcanzado varias alcaldías, entre ellas, la de una importante ciudad capital, algunas Asambleas y varios Concejos Municipales en distintas poblaciones de Colombia, así como algunas JAL.

Entre los adscritos al Movimiento Unión Familia, con el aval de partidos como el Conservador, y a otros Partidos políticos, con base en los datos iniciales disponibles nosotros hemos contado al menos treinta personas Pro-Vida electas. Quizá parezcan pocas, pero el hecho es realmente significativo. Ellas son a las que presentamos aquí y a las cuales destacamos una a una. ¡Felicitamos a los candidatos claramente Pro Vida electos!

En otro artículo, enunciamos y explicamos sucintamente los Desafíos y responsabilidades que deberán afrontar.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.