fbpx
Actualidad Espiritual Fe Iglesia

Así será el protocolo para ir a Misa, comulgar y recibir los sacramentos –Actualizado.

Cómo serán los nuevos protocolos
Avatar
Escrito por Redacción R+F

Según informa un vocero autorizado de la Conferencia Episcopal de Colombia, se prevén estrictos protocolos que implican cambios en la forma de administrar los Sacramentos.

Los fieles no podrán decir ni el “Amén»
a la hora de recibir la Comunión.

Dos informaciones adelantadas por La W Radio (Ver y ver también) con base en las declaraciones del Pbro. Jorge Bustamante, Director del Departamento de Doctrina de la Conferencia Episcopal Colombiana, dejan entrever ya muy claramente los estrictos “protocolos” que se aplicarán para que los fieles puedan participar en la Santa Misa y recibir los Sacramentos.

Se abren los templos y “se cierran las bocas”…

Estos son los Criterios:

  • En primer lugar, la norma general consiste en evitar todo tipo de contacto personal (físico) con el otro.
  • El Gobierno escogerá una o dos ciudades, o municipios, para hacer un pequeño plan piloto y evaluar qué medidas harían falta. Este se haría en donde no haya casos del Covid, reduciendo el aforo.
  • En donde hay casos, éstos se catalogarán en “Baja afectación” y “Alta afectación”.
  • No hay una fecha definida para la reapertura de los templos y “todo dependerá de los resultados del Plan Piloto”, que tampoco se sabe cuánto durará.
  • Las Misas “no se celebrarán en espacios cerrados”…. ¿Quiere esto decir que no será en las iglesias ni capillas sino en parqueaderos o similares?
  • La reapertura será “gradual y progresiva”, según dichos resultados.

Y estas son las Medidas o Protocolos propuestos:

  • Mantener un distanciamiento mínimo de dos (2) mts. entre persona y persona.
  • La Comunión se haría en silencio y se “recibiría” en la mano.
  • Se suspende el diálogo entre el Sacerdote y cada feligrés, en el que el primero dice “Cuerpo de Cristo”, y el segundo responde “Amén”.
  • Para la Confirmación se hará imposición de manos, pero sin contacto con la cabeza del receptor del Sacramento.
  • La Unción se hacía directamente con el pulgar, y ahora se hará “con un bastoncito” o con una mota de algodón individual para cada persona.
  • Habrá un “control de aforo” que consiste en un registro, una inscripción previa, para poder asistir a la Santa Misa y “evitar aglomeraciones”.
  • Habrá un protocolo de desinfección en los ingresos y salidas.

No dice nada con respecto al Sacramento de la Confesión. Tampoco se sabe si –como ya ha ocurrido en otros países– las piletas de agua bendita se usarán para rociar alcohol o como dispensadores de gel antibacterial, y si se les permitirá a los fieles arrodillarse.

¿Y el Derecho de los Fieles a Comulgar en la Boca?

El pasado 10 de marzo dimos cuenta del pronunciamiento de Monseñor Elkin Álvarez, Secretario de la Conferencia Episcopal, en el que ratificaba públicamente el Derecho de los Fieles a recibir la Comunión en la Boca. Ahora se anuncia que ésta se dará sólo en la mano. Esta normativa no se puede soslayar.

¿Cuál será “el precio”?

La disposición de los Obispos para facilitar la implementación de todas las medidas de bioseguridad que permitan la reapertura de los templos y la participación de los fieles es encomiable. La pregunta es: ¿Hasta dónde se puede ceder en materia canónica y litúrgica?

En Italia, el gobierno reguló minuciosamente modificando el comportamiento de los fieles en la Misa. Ello desató un fuerte debate en torno a las libertades individuales y la Libertad de Culto, por la intromisión indebida en los ámbitos Canónico y Litúrgico en los que acabó legislando, superponiéndose a la competencia exclusiva de la Iglesia en las materias propias del Orden Sagrado.

Aunque fuentes del Gobierno aclararon que el protocolo sería uno solo para todos los servicios religiosos, han puesto la lupa en “el proceso de comunión, en el caso de las iglesias católicas”.

En el encuentro participó María Paula Correa, jefe de gabinete de la Presidencia; Víctor Muñoz, consejero presidencial para la Economía y la Transformación Digital; Carlos Baena, viceministro para la Participación e Igualdad de Derechos; funcionarios de los Ministerios de Comercio y Salud, y representantes de la Iglesia católica.


Apoya el periodismo católico con una donación en DÓLARES con tu tarjeta de crédito:
O con tu tarjeta débito a través de PSE:

Sobre el Autor

Avatar

Redacción R+F

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.