fbpx
Actualidad Espiritual Fe Vida

Así fue la súplica del Presidente Duque por el fin de la pandemia

¡Difunde la cultura de la Vida!

Destacable, por decir lo menos, es que nuestro Presidente, su familia y parte de su gabinete, hayan participado de esta rogativa a Dios en la advocación del Señor Caído de Monserrate, por el fin de la pandemia.

Y lo es, particularmente, en medio del ambiente de secularismo exagerado y extravagante que lo rodea. Pero ha tenido el valor de hacerlo, así como de mantener la publicación del “trino” en el que saluda a la Virgen del Rosario de Chiquinquirá, Patrona de Colombia.

En esta ocasión, y fiel a su talante, a partir de su fe, ha hecho de nuevo “un llamado a la unión espiritual de todos los colombianos”, cualquiera sea su profesión de fe e incluso de los no creyentes, como ya lo había hecho durante una de sus intervenciones.

¡Difunde la cultura de la Vida!

Como un «ACTO HISTÓRICO DEL PRESIDENTE DE COLOMBIA, POR EL FIN DE LA PANDEMIA !!», ha calificado el sitio Espiritualidad Católica, en su canal de YouTube, la participación del Presidente Iván Duque Márquez en la Eucaristía dominical de este 16 de agosto de 2020, presidida por el Arzobispo de Bogotá Luis José Rueda Aparicio.

Al respecto, dicen en dicho canal:

No habíamos visto en la historia actual a un Jefe de Estado participar en lo que se ha denominado tradicionalmente como “ROGATIVAS” y menos hacerlo activamente durante una Eucaristía, junto a su esposa, a su Vicepresidente (Dra. Martha Lucía Ramírez), a parte de su gabinete ministerial, incluidos el Ministro de Salud (Dr. Fernando Ruíz) y la Ministra de Educación (Dra. María Victoria Angulo) y junto a su Capellán, Fray José Gabriel Mesa Angulo.

Participó también de la ceremonia Monseñor Julio Hernando Solórzano, actual Vicario Episcopal Territorial de la Vicaría de La Inmaculada Concepción, quien como capellán de Palacio durante el gobierno del Dr. Álvaro Uribe lideró en 2008 la Consagración que hiciera el aquel entonces Presidente de los colombianos a los Sagrados Corazones de Jesús y María.

Este es el texto que acompaña a la publicación del video durante la intervención del Señor Presidente de la República de Colombia:

MUY BUENAS NOTICIAS PARA LOS COLOMBIANOS Y UN GRAN EJEMPLO PARA TODAS LAS NACIONES: COLOMBIA… LUZ PARA EL MUNDO.

No habíamos visto en la historia actual a un Jefe de Estado participar en lo que se ha denominado tradicionalmente como “ROGATIVAS” y menos hacerlo activamente durante una Eucaristía, junto a su esposa, a su Vicepresidente (Dra. Martha Lucía Ramírez), a parte de su gabinete ministerial, incluidos el Ministro de Salud (Dr. Fernando Ruíz) y la Ministra de Educación (Dra. María Victoria Angulo) y junto a su Capellán, Fray José Gabriel Mesa Angulo.

Participó también de la ceremonia Monseñor Julio Hernando Solórzano, actual Vicario Episcopal Territorial de la Vicaría de La Inmaculada Concepción, quien como capellán de Palacio durante el gobierno del Dr. Álvaro Uribe lideró en 2008 la Consagración que hiciera el aquel entonces Presidente de los colombianos a los Sagrados Corazones de Jesús y María.

El Presidente de los colombianos, Dr. Iván Duque Márquez, en un acto sin precedentes en la historia reciente de Colombia, ora ante la Imagen del Señor Caído de Monserrate al finalizar la Eucaristía Presidida por el nuevo Arzobispo de Bogotá, Monseñor Luis José Rueda Aparicio, en la Catedral Primada de Colombia.

El Sr. Arzobispo tuvo la iniciativa de mandar descender la icónica e histórica Imagen que reposa en el Cerro de Monserrate de Bogotá desde 1656, para que recorriera varias zonas aledañas a la ciudad entre el 9 y 16 de agosto del presente 2020. Esta será la séptima vez, en 364 años de historia, que la imagen del Señor Caído de Monserrate abandonará su santuario.

La imagen religiosa, icónica de la capital, solo ha descendido a la parte baja o plana de la ciudad en medio de realidades difíciles que ha tenido que afrontar el país. La primera vez, fue en el siglo XIX cuando se presentó una epidemia de viruela, en 1916 la imagen del Señor Caído volvió a descender para rogar por las lluvias en medio de una grave sequía que trajo hambre y pobreza a la ciudad. En 1952, 1998 y 2009, bajó para unir en oración a los feligreses por el cese de la violencia que azotaba a los colombianos. Finalmente, en el 2014, bajó para celebrar los 450 años de la arquidiócesis de Bogotá. En esta oportunidad lo hará para pedir que cese la pandemia del nuevo coronavirus.

La imagen, que pesa unos 150 kilos, está hecha de madera y metal fundido. El pueblo católico de Colombia agradece en nombre de todos los colombianos al Sr. Presidente y al Sr. Arzobispo por esta Rogativa a Dios por el fin de la Pandemia.


Si quieres apoyarnos en esta lucha por el respeto a la fe y a los creyentes, por favor considera hacer un aporte periódico a nuestra fundación:

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.