Familia Vida

Un cambio de paradigma en la Marcha Provida

Escrito por Invitado

“Se trata de política, lograr que los políticos nunca más nos puedan ignorar al tomar cualquier decisión futura, pues no pueden ignorar una multitud ruidosa, al contrario, aman el respaldo popular”, dijo Carlos Polo, Director para América Latina de Population Research Institute, de los organizadores del workshop realizado en Perú con líderes de 17 países.

*Colaboración de Andrea Garzón, líder de la Plataforma Unidos por la Vida.

Durante el 14 y 15 de noviembre se reunieron líderes de 17 países iberoamericanos, en Lima-Perú, con el objetivo de compartir la experiencia de la Marcha por la Vida que ha venido convocando a los países del mundo desde hace largo tiempo, la cual ha incrementado no solo en número de asistentes, sino también de ciudades y países que la realizan.

En 2018 se calculó en 800.000 el número de participantes de la Marcha por la Vida en Perú.

Unidos por una misma causa, la defensa de toda vida humana, al verse vulnerado el fundamental derecho de todo ser humano: La Vida, desde la concepción hasta la muerte natural. Por esto, durante dos días, los organizadores de la Marcha por la Vida Lima- Perú convocaron a un taller de experiencias. La respuesta de asistencia fue positiva y cada persona que llegó iba con la expectativa de saber cómo se ha logrado convocar a más de medio millón de personas para la Marcha por la Vida en el país latinoamericano.

Apoya el periodismo católico con un “like”:

Durante las jornadas de conferencias y talleres se logró no solo compartir experiencias y detalles de la realización de este evento masivo, sino también trazar metas articuladas a nivel internacional en las próximas marchas que se realizarán.

La reinserción de la cultura de la vida a las culturas nacionales, por medio de marchas, manifestaciones y hasta rechazo de proyectos de ley contrarios, son muestra de una recuperación y rescate de los valores propios de nuestras naciones Iberoamericanas, pero también el importante impacto político y estratégico que se ha logrado, ante un contexto en donde cada país se ha visto impregnado de corrientes ideológicas que, con discursos basados en “nuevos derechos”, pretenden normalizar conductas que atentan contra nosotros mismos, las mujeres y los más vulnerables. En palabras del Papa Francisco, la cultura del descarte.

Monseñor Adriano Tomasi Travaglia, OFM, obispo auxiliar de Lima, recoge el premio en representación del cardenal Juan Luis Cipriani. Tomado de publicación de Actuall

Finalizando la jornada, los participantes hicieron un reconocimiento al Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, Primado del Perú, por su labor como principal promotor de la Marcha por la Vida en Lima, además de reconocer su firmeza y constante defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural. Jesús Magaña, director de la Plataforma ciudadana Unidos por la Vida, Colombia, felicitó al Cardenal con unas palabras dedicadas:

“El Cardenal Juan Luis ha sido un gran ejemplo y un motivo de esperanza para el movimiento provida en el mundo… nos ha inspirado en especial la gran Marcha por la Vida Lima, pues con su masiva presencia nos empuja a otros países a seguir su ejemplo y nos reafirma en este apostolado. Muchas gracias por toda su labor pastoral, por su testimonio de vida, por su entusiasmo y trabajo incansable.”

Tuve el honor de participar de este encuentro que nos reunió para consolidar  mejorar nuestras prácticas en la realización de las Marchas por la Vida, y no solo debo reconocer la calurosa acogida que nos brindaron nuestros hermanos peruanos, sino el amor, compromiso y disposición de corazón a esta noble causa de la defensa de los más débiles, pero sobre todo, entender que no se pueden quedar en vano los esfuerzos de cada quien al realizar este tipo de eventos, pues ellos han logrado dar un enorme salto en el desarrollo de estas manifestaciones, logrando comprender que debe haber por obligación un proceso de profesionalización, haciendo énfasis en el enfoque e impacto político, estratégico y mediático de un evento masivo como lo es la Marcha por la Vida.


Apreciado amigo de Razón+Fe:

¿Te parece que los creyentes católicos estamos bien representados en los grandes medios? Consideramos que no. Y por eso emprendimos desde 2014 una nueva forma de hacer periodismo que ya ha impactado a, por lo menos, 600 mil lectores (de la edición impresa), y a más de 260 mil visitantes en nuestra edición digital, que nació en 2016.

En Razón+Fe queremos que tus convicciones, enraizadas en verdaderos argumentos racionales, sean escuchadas, conocidas y defendidas, no precisamente para imponer un determinado punto de vista (porque la verdad nunca se impone, sino que atrae), al contrario: para mostrar la belleza y la autenticidad de la naturaleza humana, cuya comprensión, iluminada desde la Fe, permita el diálogo con quienes incluso no creen.

Y para lograr esto necesitamos de tu ayuda, primero en oración y luego en donación, sea con tu tiempo o tu aporte económico. ¡Porque ya nos leen miles de lectores, como tú, quienes merecen continuidad de un servicio profesional cada vez más cualificado y diversificado!

Comprometida con este desafío,
Alexandra Serna, directora de Razón+Fe ([email protected])

Haciendo clic aquí puedes donar en línea de forma segura:Apoya a R+F haciendo una donación con Tarjeta Débito

*Recibe el boletín semanal de Razón+Fe:

Sobre el Autor

Invitado

Qué opinas: