fbpx
Análisis Razón Vida

“La pedofilia es mala, pero el aborto es aún más grave”, dice Vicario del Obispo de Macerata

Parroco de La Inmaculada Concepcion de Macerata en Italia
Avatar
Escrito por Redacción R+F
¡Difunde la cultura de la Vida!

En un reciente artículo publicado por el sitio “fanpage.it“, escrito por Davide Falcioni, éste recoge la provocadora pregunta que planteó Don Andrea Leonesi, párroco de la Iglesia de la Inmaculada Concepción de Macerata, y vicario del obispo: ¿Qué es más grave, un aborto o un acto de pedofilia?

A lo cual, él mismo responde: «”El aborto es el mayor de los estragos». Y aclara: «Con esto no estoy minimizando el acto de pedofilia, es una cosa muy grave». Aquí dilucidamos el sensato significado de su respuesta.

¡Difunde la cultura de la Vida!

Un reciente artículo publicado por el sitio “fanpage.it“, escrito por Davide Falcioni, recoge la provocadora pregunta que planteó Don Andrea Leonesi, párroco de la Iglesia de la Inmaculada Concepción de Macerata y vicario del obispo de la ciudad de Las Marcas, durante la homilía en la misa del 27 de octubre: ¿Qué es más grave, un acto de pedofilia o un aborto? A la cual él mismo responde claramente: “El aborto es el mayor de los estragos“.

El párroco comenzó su homilía refiriendo un hito jurídico reciente: “En los últimos días nos llamó la atención la elección que hizo Polonia, han llegado a hacer una ley según la cual incluso el feto malformado no puede ser abortado. Hoy, intente decir algo similar en Italia. Santa Faustina tuvo una inspiración: el renacimiento de la Iglesia habría comenzado en Polonia. Me gustaría decir algo, aunque luego escandalice a medio mundo. ¿Es más grave un aborto o un acto de pedofilia? El problema básico es que estamos demasiado imbuidos en una cierta mentalidad…”.

Pero, ¿Qué significan la pregunta y su respuesta? ¿Acaso está justificando de algún modo los actos de pedofilia? El padre Andrea Leonesi lo deja claro desde el principio: “La pedofilia es una cosa muy grave, y no se puede minimizar“. La respuesta es sencilla: “estamos demasiado imbuidos en una cierta mentalidad“, reflexiona el padre Leonesi.

Así es: mientras la sociedad se escandaliza ante la pedofilia, particularmente por parte de miembros del clero –lo cual no es excusable–, no obstante la reclama como uno más de los distintos géneros y preferencias sexuales, exigiendo que sea despenalizada si obedece a una supuesta «práctica de “sexo consentido”» entre un adulto y un menor.

Y, peor aún, ante el aborto no sólo se exige despenalizarlo, sino que sea elevado al rango de un derecho y, de esta manera, se permita “practicarlo” sin límite alguno, a voluntad, lo cual es de una gravedad extrema, pues en cualquier etapa del desarrollo fetal es un crimen contra un inocente, que ahora se extiende a todo el proceso de gestación.

Según plantea el padre Andrea Leonesi, todo esto se debe a la desnaturalización de las relaciones hombre-mujer y, en particular, del matrimonio, en el que la interacción de la pareja humana obedece a un orden moral que da lugar y garantiza un auténtico y legítimo orden social.

Puede consultar y leer el artículo original completo, en lengua italiana, haciendo clic en el vínculo.


Si quieres apoyarnos en esta lucha por el respeto a la fe y a los creyentes, por favor considera hacer un aporte periódico a nuestra fundación:

Si quieres apoyarnos en esta lucha por el respeto a la fe y a los creyentes, por favor considera hacer un aporte periódico a nuestra fundación:

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.