fbpx
Actualidad Provida Testimonios Vida

A una madre le dijeron 5 veces que abortara a su hijo enfermo, se negó y ahora está perfectamente sano

A una madre le dijeron 5 veces que abortara a su hijo enfermo, se negó y ahora está perfectamente sano
Escrito por JOSE SOSA

Los médicos le dijeron cinco veces que abortara a su hijo porque estaba muy enfermo, pero ahora ahora está simplemente lleno de vida, corriendo y sonriendo constantemente.

Cuando Sami y Paul Bates descubrieron en 2016 que estaban esperando a su tercer hijo, se pusieron muy alegres; sin embargo, no contaban con lo que tendrían que lidiar.

Cuando la familia Bates quedó embarazada, Sami dijo que lo consideraban un “feliz accidente”.

La madre dijo que no planeaban tener más hijos porque se había sometido a una cirugía tres años antes para eliminar las células precancerosas de su cuello uterino. Los resultados de la cirugía causaron complicaciones mientras estaba embarazada de Davey –su tercer hijo–, y le dijeron que hiciera reposo en cama, según el informe.

Durante el embarazo su hijo fue diagnosticado con una rara enfermedad congénita, ante lo cual los médicos le dieron escasas posibilidades de que sobreviviera. 

A la pareja, los médicos le dijeron en innumerables ocasiones que abortaran a su hijo, pero esta se negó, queriendo darle todas las oportunidades que pudieran.

“Hice lo mejor que pude, pero con dos niños pequeños qué cuidar, no fue fácil”, dijo.

Sin embargo, las peores noticias aún estaban por venir.

Durante su cita de ecografía de 20 semanas, Sami dijo que el médico descubrió problemas graves con los órganos de su hijo. Ocho semanas después, le diagnosticaron una hernia diafragmática congénita (CDH) o un orificio en el diafragma que puede hacer que los intestinos y el estómago migren al pecho y restrinjan el desarrollo pulmonar, según informa el Daily Mail.

Sami dijo que los médicos le dieron a Davey un 15 por ciento de posibilidades de supervivencia y “le recomendaron” que se hiciera un aborto; recomendación que repitieron cuatro veces, según el informe. Y en cada ocasión que se lo decían, ellos se seguían oponiendo a tomar esta opción.

“Fue tan severo como un caso de HDC como lo habían visto los médicos, y con solo uno de cada 10,000 bebés nacidos con esta horrible condición, se sintió tan injusto”, dijo. 

“Parecía imposible que pudiera sobrevivir fuera de mi útero, pero no podríamos vivir con nosotros mismos si al menos no le diéramos una oportunidad“, agregó.

Su Nacimiento, ¡Un milagro!

La noticia del diagnóstico de su hijo les rompió el corazón y oraron por un milagro.

El 18 de julio de 2017, Sami fue inducida y Davey nació con un peso de casi 6 libras, según el informe. Poco tiempo después, lo llevaron a cirugía para reposicionar sus órganos.

“Era 50-50 si lo lograba, Paul y yo tomamos sus pequeñas manos y nos despedimos por última vez, diciendo que nunca lo olvidaríamos”, recordó su madre. “Tuvo esa operación masiva esa noche, y nuestras oraciones fueron respondidas; había salido tan bien como se podía esperar”.

Días después, ocurrió otro milagro. Cuando Sami se levantó temprano una mañana para ver a Davey, dijo que vio a tres cirujanos alrededor de su cama. No podían creer lo que estaban viendo.

Uno de ellos se volvió hacia mí y me dijo: ‘¡No sabemos cómo lo hizo, pero tu pequeño es una estrella de rock!’”, dijo.

Después de solo 20 días en el hospital, se consideró que Davey estaba lo suficientemente bien como para irse a casa. Desde entonces, su salud no ha dejado de mejorar. Su madre dijo que se sometió a una segunda cirugía a los 2 años, pero que por lo demás está bien.

A pesar de esta adversidad, los Bates oraron por un milagro, y hoy su hijo está sano y próspero. Recientemente comenzó su primer día de clases como lo hacen el mismo día miles de niños en toda Inglaterra.

“Ahora está simplemente lleno de vida, corriendo y sonriendo constantemente”, dice su madre.

Adaptado de: Life News


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.