fbpx
Testimonios Vida

Thomson era una ginecóloga pro aborto hasta que tuvo que ver uno

alicia thompson senado ohio 1
Avatar
Escrito por Redacción R+F
¡Difunde la cultura de la Vida!

La Dra. Alicia Thompson no creció en ningún tipo de ambiente religioso, pero cuando fue a la escuela de medicina para convertirse en ginecóloga, y se encontró en una encrucijada moral cuando debió decidir sobre si capacitarse o no para realizar abortos.

Al profundizar el diálogo con su propia conciencia, fueron surgiendo otras preguntas que la llevaron primero a convertirse en una cristiana “nacida de nuevo” y, finalmente, en una católica que aplica su fe diariamente en su trabajo como obstetra.

“Comencé a realizar esas preguntas que consideraba de niña, que es, ¿cuál es el significado de la vida y cuál es mi papel como médico y como ser humano para defender esa dignidad que todos tenemos?…el por qué no debía practicarlo [el aborto] en mi carrera”, se cuestionaba.

En 2017, compareció en el Senado de Ohio (Estados Unidos) para declarar a favor de una ley para prohibir el aborto por desmembramiento.

Thompson explicó que inicialmente era una defensora del “derecho de la mujer elegir”, “tanto es así, que estaba abierta a la idea de capacitarme en abortos y ofrecerlos en mi futuro trabajo”.

Pero al “ver el movimiento espontáneo de la vida fetal a las 8 semanas comencé a reconocer la innegable humanidad de la vida dentro del útero”, contó.

Estar en el quirófano para ser testigo de la práctica de un aborto para ella fue algo desgarrador, “sentí como si hubiera profanado un cadáver”.

“No pude entender cómo un proveedor (de abortos) podía hacer eso intencionalmente en un ser humano vivo”, explicó.

“En un lugar profundo dentro de mí sabía que incluso si nadie se enteraba, simplemente no podría obligarme a participar en abortos”, agregó.

Sus dudas comenzaron a aclararse cuando una colega le regaló el Catecismo de la Iglesia Católica.

Lo primero que hizo al recibirlo fue buscar la palabra “conciencia” y encontró que era “un lugar donde el hombre está solo con Dios en sus pensamientos más íntimos y Dios se inscribe en nuestros corazones”, algo que “resonó en mí de una manera que no podría describir, pero supe en ese momento. Eso es todo, este libro católico es para mí”.

Hizo el catecumenado para adultos y comenzó a frecuentar la iglesia donde conoció a su esposo George.

En abril de 2009 decidió abrazar la fe católica y es ahora una activa defensora de la vida.

Fuente: Aciprensa

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.