fbpx
Actualidad Fe Testimonios

Imagen de cirujano cartagenero rezando el Rosario antes de operar, da la vuelta al mundo

Rosario nestor anestesiólogo
Avatar
Escrito por Redacción R+F

En medio de la crisis generada por la pandemia del coronavirus en Cartagena,  el médico Néstor Ramírez encuentra en el rezo diario del Santo Rosario la fuerza para hacer su trabajo y para ser “un instrumento de Dios” para sus pacientes:

“Muchos pacientes, a pesar de la anestesia general, me han manifestado que han sentido algo espiritual, una sensación difícil de describir. Cuando los veo vulnerables, oro por ellos y ellos lo sienten. Es Dios actuando a través de mis manos…No lo dudo, Dios escucha nuestras plegarias, a Él lo que más le agradaba era sanar enfermos y soy testigo diariamente su presencia. Él actúa a través de mis manos, le pido que utilice mi ministerio de sanación, más ahora que atravesamos por una situación tan difícil”, declaró Ramírez a Aleteia

El médico cartagenero trabaja en la Clínica Madre Bernarda –de las Hermanas Franciscanas–, en donde procura estar acompañado por un verdadero arsenal espiritual: la oración, la Eucaristía, el Rosario, la Sangre de Cristo y los sacramentales.

ROSARY COVID ANESTHESIOLOGIST COLOMBIA 07 Gentileza

Néstor Ramírez

No siempre fue tan creyente. Aunque se formó en la fe católica, tuvo una vida más bien mundana, pero la persistencia de su esposa, María Bernarda López y una crisis familiar hace 18 años, lo llevó iniciar un camino de conversión:

“tuve un encuentro personal con Dios, eso me movió la brújula, y comencé a buscar ayuda con asesores espirituales, comencé a regresar a la Eucaristía”.

Desde hace 10 años hace el santo Rosario todos los días, a primera hora en la mañana:

“A las 4:30 de la mañana ya estoy rezando mi Rosario, salgo a esa hora para Misa y de ahí me voy a trabajar. Y me voy más fortalecido, el día que no voy a la Eucaristía diaria, me siento vacío”.

Pone sus manos al servicio de Dios

Aciprensa narra como la oración es parte esencial del ritual médico de Ramírez:

ora frente al sagrario, donde pide a Dios que tome el control de sus manos, y que lo ayude, pues, aunque es un médico, se reconoce vulnerable, y sabe que muchas cosas pueden salir mal.

“Veo los resultados indiscutiblemente, y las cirugías fluyen como si tuviera al Espíritu Santo ahí y algunos pacientes lo han sentido”

Los milagros

Y en su experiencia médica, está convencido de haber visto cosas que sólo pueden explicarse por la intervención de Dios.

Uno fue el caso de un bebé de 4 meses con una malformación congénita en el cráneo, al que tuvo que operar de improviso:

“Es una cirugía poco común en la que los especialistas desarman el cráneo y el paciente sangra mucho. Lo único que pude hacer media hora antes fue revisar un artículo e irme al Sagrario a decirle a Dios que tomara el control. El niño no sangró, despertó y me dedicó una sonrisa angelical, ahí supe una vez más que Dios se paseó por ese lugar”.

Y otro con un niño al que operó por un tumor biliar y que no despertaba después de la cirugía. Un examen de gases arteriales determinó que tenía muerte cerebral.

“Para mí fue terrible, le dije a Dios que no permitiera que mi ministerio quedara truncado y pedí oración a mi esposa y sacerdotes amigos”, al mismo tiempo le dijo al médico intensivista: “Aplica tus conocimientos que Dios tiene el control de todo”.

El niño despertó al día siguiente y luego de otra cirugía logró recuperarse plenamente.

Dios está presente con su gracia en medio de la pandemia

La foto publicada por un colega suyo en Facebook y que fue reseñada por varios medios internacionales como Aciprensa y Aleteia, fue tomada luego de una larga jornada de trabajo, en medio de la crisis que atraviesa la ciudad de Cartagena por el alto número de pacientes con coronavirus.
 

Ramírez reza varias veces el Rosario, al comenzar el día, si es posible en medio de operaciones largas, y en los descansos como se ve en la foto.

En medio de la emergencia de salud pública por el coronavirus, también ha tenido la oportunidad de experimentar el consuelo y la fuerza de la presencia de Dios:

“Hace algunos días tuve que realizar una traqueostomía en la sala COVID. Es la segunda vez que siento un gran temor en la pandemia, pero también una gran esperanza. Después de ingresar por un laberinto, ser vestido por dos personas, tener dos overoles, caretas, guantes y tapabocas, realizamos el procedimiento, uno de los que más contagios produce en el equipo médico. Si la gente tuviera la oportunidad de ver esos cuadros, no saliera a la calle, no aceleraran la reapertura de sectores económicos y tuviera más cuidado”, agregó a ese portal.

Al terminar la cirugía “fui a una salita, donde suelen estar los familiares de los pacientes de cuidado intensivo, pero ahora en esta pandemia suele estar vacío. Ahí siempre hay textos bíblicos, la biblia, y dije voy a leer la palabra de Dios. Y lo primero que encontré fue la parte del evangelio que decía ‘No temas, yo estoy contigo’ y salí fortalecido”

Fuente: Médico cirujano reza Rosario a diario antes de entrar al quirófano

Sobre el Autor

Avatar

Redacción R+F

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 Comments

  • Definitivamente Dios actúa en cada médico, en cada enfermero(a), solo que no todos tienen la gracia de sentir las manos de Dios en ellos.

  • Dios mío me sensibiliza tanto leer este artículo, el operó a mi hermana hace aproximadamente 7 años dónde médicamente no había nada que hacer por ella, está viva de milagros, mi cuñado siempre me habló de un doctor con un rosario en la mano que hablo con el y qué luego de la operación llamo a un sacerdote a decirle que había habido un milagro en la clínica. Hoy le pongo un rostro a ese ángel al cual Dios ha respaldo con sus manos llenas de conocimiento y de fe que emocionada estoy. Dios lo bendiga grandemente doctor, se merece este y miles de reconocimientos más!! Dios lo siga usando para salvar vidas y demostrar que Dios es grande y poderoso.