fbpx
Provida Testimonios Vida

De “rey del aborto” a líder provida.

dr bernard nathanson 700x400 1
Escrito por JOSE SOSA
¡Difunde la cultura de la Vida!

Bernard Nathanson quien realizó más de 70.000 mil abortos pero en un momento cambió y se convirtió en un icono de la defensa de la vida.

¡Difunde la cultura de la Vida!

Bernard Nathanson fue hijo de un médico especialista en ginecología, el Dr. Joey Nathanson. Siguiendo el ejemplo de su padre, estudió medicina en la Universidad de McGill.

Allí, en 1945, se enamoró de Ruth, una muchacha judía como él y se ennoviaron. Un día, Ruth se enteró que estaba embarazada de Bernard.

El joven escribió a su padre pidiéndole consejo y este le respondió enviándole 500 dólares junto con una nota que le daba dos alternativas: que abortaran o se casara. Poniendo por encima su carrera médica, Bernard eligió el aborto.

“Ese fue el primero de mis 75.000 encuentros con el aborto -reconoce en su libro-, me sirvió de excursión iniciadora al satánico mundo del aborto“.

En el aborto Ruth casi pierde la vida por una fuerte hemorragia. Después de ello nunca se volvieron a ver.

Si quieres recibir noticias de actualidad sobre la Cultura de la Vida te invitamos a seguirnos en nuestro CANAL DE TELEGRAM haciendo clic AQUÍ.

El ingreso al mundo del aborto

Pasaron los años, y en 1971 Bernard Nathanson se involucró directamente en la práctica del aborto. Ya en Nueva York se hizo cargo de una clínica abortista, mientras al mismo tiempo desarrollaba una intensa campaña dictando conferencias y encuentros con autoridades políticas para extender la ley de aborto.

El propio Bernard Nathanson recuerda:

“Estaba muy ocupado. Apenas veía a mi familia. Tenía un hijo de pocos años y una mujer, pero casi nunca estaba en casa.

Lamento amargamente esos años, aunque sólo sea porque he fracasado en ver a mi hijo crecer. También era un paria en la profesión médica. Se me conocía como el rey del aborto“.

Ya en 1972 reconoce que había realizado cerca de 60.000 abortos, pero a fines de ese año dejó la clínica.

El precio había sido demasiado alto: “He abortado a los hijos no nacidos de amigos, colegas, conocidos e incluso profesores. Llegué incluso a abortar a mi propio hijo“, reconocía.

Inicio de su cambio

Se convirtió en jefe de obstetricia del Hospital de St. Luke’s. En ese momento, el ultrasonido comenzaba a utilizarse en las prácticas médicas. Y ocurrió algo que lo dejó pasmado: al colocar el ultrasonido en una mujer embarazada pudo observar el corazón del bebé latiendo en los monitores electrónicos.

Esa evidencia científica despertó una inquietud en la cabeza de Bernard Narhanson. Comenzó a preguntarse “qué era lo que estábamos haciendo verdaderamente en la clínica“.

Y de pronto reconoció que estaba equivocado, entendió que allí había una vida humana, no eran solo células. Y decidió proclamarlo en la revista médica The New England Journal of Medicine:

“El aborto debe verse como la interrupción de un proceso que de otro modo habría producido un ciudadano del mundo. Negar esta realidad es el más craso tipo de evasión moral“.

A partir de ese instante se convirtió en un activista provida a tiempo completo, y decidió que el mundo debía conocer lo que ocurría. Con esta intención, en 1984 realizó el documental “El grito silencioso“, en donde muestra con la tecnología del ultrasonido qué ocurría en el momento que se practicaba un aborto.

Puedes ver la película aquí:

Pero su proceso de conversión no estaba terminado. Convertido en líder provida, asistió a una manifestación contra el aborto en 1989 y se sintió conmovido por cómo las personas reclamaban en paz, cantando y rezando.

“Por primera vez en toda mi vida de adulto empecé a considerar seriamente la noción de Dios, un Dios que había permitido que anduviera por todos los proverbiales circuitos del infierno, para enseñarme el camino de la redención y la misericordia a través de su gracia“, reconocía.

Tomado de: churchpop


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.