Blogs Razón

Incitación al odio o Discurso de Odio, una herramienta “legal” que censura y crea presuntas víctimas

Escrito por Xiomy Cruz

En definitiva los contenidos católicos en Colombia no van a escapar de la censura que se ha venido ejecutando a nivel mundial en redes sociales. Como en el caso del Movimiento Católico Lazos de Amor Mariano, a quienes YouTube les ha sancionado por tres meses no permitiendo la opción de continuar con sus transmisiones en vivo, debido a la publicación de la Dra. Gloria Patricia Naranjo sobre ideología de género, es una conferencia que se llevó a cabo en el primer Congreso Nacional Provida en Medellín – Colombia en abril del año 2012; organizada por este movimiento católico.

YouTube, le expone sin nada más, que la razón de la eliminación y sanción del vídeo es que promueven la incitación al odio, no obstante, dicen defender y fomentar la libre expresión por encima de todo y “defienden el derecho de todos a manifestar su opinión aunque sean impopular” y que sin embargo YouTube no permite discursos de incitación al odio. Adicionalmente, advierte en no publicar si no tiene claro que el contenido podría pasar el límite de del concepto de lo que ellos ofrecen.

Pareciera que esta plataforma impone su propia versión de lo que es la libre expresión. Además de la leve inducción de no expresar algo bajo un eufemismo “si usted no está seguro”, es mejor que no publique su opinión.

La libre expresión es un derecho humano universal, el cual se configuró positivamente en 1948 en el artículo 19 en el Pacto Internacional de Derechos civiles y Políticos:

“Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.”

Evidentemente, en el derecho de la libertad de expresión, hay ciertos límites específicos, ejemplo, la prohibición de fomentar actos de violencia, acciones delictivas u odio hacia una raza, religión, sexo. Pero para saber que cierta opinión e idea induce a la violencia o a cometer actos delictivos, o que induzca al odio hacia ciertos grupos, debe expresarse, es sine qua non, para que sea debatida, controvertida y si es grave, sea denunciada ante las autoridades con las correspondientes garantías, debido proceso. Es claro, que la incitación o hechos o acciones de violencia, deben ser socialmente y moralmente reprochables no admitidas.

En referencia a la presunta incitación al odio. YouTube, y esto pasa en las otras redes sociales prominentes como Facebook, es demostrable que ni siquiera tienen una clara concepción del significado del “discurso de odio” y consecuentemente no la van a tener a la hora de juzgar ciertas publicaciones. Como se evidencia en sus políticas de comunidad sobre este ítem.

para columna

¿Entonces al expresar críticas sobre conducta, pensamientos, etc sobre alguno de estos grupos… estoy incitando al odio y/o a la violencia? A lo cual YouTube me responde que si no estoy segura, mejor no opino. ¿Y entonces cómo sé si mis opiniones están bien o mal, son acertadas o no?

Es una vaguedad lo que seguramente tratan de explicar sobre lo que es opinar en sentido de odio hacia estos grupos enumerados. como lo he escrito antes, no son los únicos; podemos ver como se ha hecho viral la entrevista realizada en audiencia por parte del senado de EEUU a Mark Zuckerberg, el senador republicano Ben Sasse, pregunta al CEO de Facebook si puede definir lo que es discurso de odio- Hate Speech– a lo que responde algo temeroso, tratando de construir sin ningún buen resultado la claridad de este tema. Juzguen ustedes:

Se podría decir que la gran mayoría estamos claros en que siempre que existan expresiones que promuevan violencia, maltrato, denigración contra un ser humano, debe ser tratado como tal, señalarlo y en casos graves, denunciarlo ante los entes competentes. En cuanto al fomento de odio, debería ser este más explícito, dado la banalidad con la que usan el lema del discurso de odio para censurar cuanta opinión sin importar si es científica –académica, personal, argumentativa; porque simplemente el disgustado se siente “ofendido” y en lugar de desarrollarse un debate amplio, un espacio donde las ideas, observaciones puedan ser controvertidas bajo la razón, el respeto… sencillamente las censuran, violando así nuestra libertad de expresarnos en un buen sentido.

Se ha convertido en un arma de todo aquel que no resiste una concepción diferente a la que se tiene. Es un elemento usado para coartar opiniones simplemente porque no les gusta y las tacha desde su única y propia percepción como ofensiva u odiosa y por consiguiente debe ser obligatoriamente silenciada, y eso es totalitarismo que no concuerda con la democracia en ningún sentido.

En relación a la conferencia…

La Dra. Gloria Patricia Naranjo, es abogada, investigadora, especialista, académica en bioética, en el enlace pueden examinar más sobre su carrera y labor[1] fue invitada al primer congreso ProVida en Medellín realizado por LAM. Conferencia grabada y subida al canal oficial en YouTube del movimiento, así como fueron publicadas las otras conferencias.

conferencia eliminada

El vídeo ya ha sido eliminado en ese canal, no obstante ha sido excelente la intervención de la Dra. Gloria que lo puede encontrar en otros canales. Allí, ella explica lo que es el género, y porque es una ideología. Datos referenciados, investigados y estudiados. Lo que por cierto no contradicen varios ideólogos del género, dado a que aciertan en que este es una simple construcción social, la cual separa a la biología, la naturaleza del ser humano, niega todo el buen estudio científico ético, para incluso imponerse sobre la realidad. La Dra. detalla, a precisión sus mayores exponentes y las consecuencias que ha traído a individuos la imposición de la misma.

Sí, una imposición, ya que necesita del poder coercitivo del Estado y del dinero público, de lo contrario, la mayoría de personas que expresan la realidad tal como es no la tomarían en serio. Pero al ser impuesta esta ideología, enfoque, teoría de género (póngale el eufemismo que quiera), coarta la libre expresión de todos lo que no quieran aceptarla, obligando a los ciudadanos a usar un lenguaje imperativo para no herir susceptibilidades y caer en un “discurso de odio”. Y me refiero por susceptibilidades a todo aquella opinión, expresión que vaya acorde a la realidad de la naturaleza humana.

Es sensible para aquellos sometidos a esta ideología decir un hecho tan real y cierto que los niños tienen pene y las niñas tienen vulva – El bus de HazteOír.org-. Por lo que su arma legal para reprimir y censurar es tachar de incitación al odio.

Está ideología resulta siempre ser un fracaso en la sociedad, razón tiene de que su origen sea el marxismo. Fracaso en cuanto a los individuos, ya que confunde la propia identidad y como explica Agustín Laje, lo desarraiga de toda biología, es una negación de sí mismo; y conforme a investigaciones científicas es completamente desfavorable para el ser humano, ahora imagínese el daño psico-afectivo en un niño.

En Noruega, donde la ideología dice avanzar en pasos agigantados, promoviendo la igualdad de género en casi todos los aspectos… ¡No les da resultados! Pero la ciencia que estos ideólogos expertos niegan, nos da la razón, -adjunto documental-.[1]

Fracaso también en cuanto a la sociedad, al coaccionar por medio de los poderes coactivos del Estado a que la mayoría obligatoriamente acepten percepciones imaginarias, fantasiosas, coarta libertades y otros derechos fundamentales individuales y sociales. Es un totalitarismo.

¿Y dónde está la incitación al odio?

De manera que, el tema de ideología de género nos compete a todos los ciudadanos de Hispanoamérica y el mundo, pues pretende ser instaurado por casi todos los gobiernos; hace parte de la agenda mundial. Colombia no es la excepción y todos los colombianos sabemos lo que pasó el 10 de agosto de 2016, donde el contenido de género se dio a conocer popularmente, no obstante este ya existía desde años atrás.

Nos involucra, máxime cuando es imperioso, viene con Ley mordaza (caso España, Canadá), por ello es justo disponer de un debate amplio sobre el mismo. Como dice el senador Ben Sasse, “un debate vigoroso, adulto, debe ser incentivado”, en lugar de ejecutar censura llanamente porque no se está de acuerdo con ideologías, ¿Qué por culpa de nuestro discurso se expresando lo contrario se discrimina? Debatamos, dialogemos, consultemos dónde está la discriminación y si eso es discriminación, puesto que creo que hoy en día todos gozamos de los mismos derechos y podemos llegar a tener las mismas oportunidades en el campo al que usted libremente sin dañar gravemente a otro quiera escoger. Que más ejemplo que los mismos impulsadores de esta ideología, ellos se expresan libremente en políticas, medios, redes, ejecutan, hacen, estudian, ¿y quién les reprocha? ¿Quién les censura? Pero, si se presentan contrarios a los planteamientos de esta ideología, fácilmente deben ser callados.

La figura del discurso de odio e incitación al odio, es una herramienta que somete la libertad de expresión, la cual se implementó, según investigaciones de Flemming Rose y Chrstina Hoff, quienes estudian la reducción de la libertad de expresión, primeramente en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos artículo 2; figura nacida del marxismo y acogida abiertamente por la Unión Soviética, los cuales introdujeron en 1996, en el Código Penal Soviético, artículo 190-1:

“La difusión sistemática, oralmente, de fabricaciones deliberadas que desacreditan el sistema político y social soviético o el fabricante o diseminación en obras escritas, impresas u otras obras del mismo contenido, será castigada”.[1]

Eso explicaría bastante lo incoherente que son cuando pretenden definir el discurso o incitación al odio en sociedades libres, Pues como vemos en la realidad, ha sido el artilugio para censurar todas las expresiones que a opinión de estas políticas ideológicas atenta contra los supuestos derechos de algunas minorías a no ser ofendidos. El utensilio legal perfecto disfrazado de supuesta moral. Esta regla con la que una minoría mide las opiniones discrepantes, la cual se ha vuelto monumentalmente expansiva y arbitraria; y quienes en demasía se han visto perseguidos son los conservadores católicos, los cristianos, ya que finalmente lo que se está configurando ofensivo es la fe cristiana.

Ha sido un arma legal con el objeto de mostrarse como víctimas, censuran todo lo que no les parece agradable a su imaginaria apreciación, todas aquellas ideas conservadoras, basadas en la razón, la realidad, la ciencia, y nuestra propia Fe, la verdad. No obstante, también está el fenómeno preocupante; es el silencio ante la censura de la verdad, de la libertad de expresión. Nadie se indigna, nadie se espanta, a nadie le importa. En sucesos tan faltos de sensatez, de justica y respeto por las libertades afecta a todos, si le pasa a uno y no hay siquiera una alerta… se vuelve costumbre suprimir derechos y caer en la inercia, sometidos a un despotismo.

La forma excepcional de desafiar las ideas es confrontándolas en el público, si quieren destruirlas, hay que hacerlo de manera transparente, con argumentos, pero no usar poderes represivos o coercitivos.

Y resulta ser más denigrante para el derecho a la libre expresión e injusto que una plataforma o personas con conceptos confusos, limitados a una herramienta tan banalmente usada como la incitación al odio, juzgue y censure contenidos que necesitan ser escuchados y debatidos en público, en donde evidencia las políticas que vivimos hoy, de la cual parte nuestro derecho de conocer, de obtener información veraz, para tener una participación clara en la democracia que vivimos. De modo que resulta ser un totalitarismo que juzga, censura e impone sin dar sus argumentos. Un totalitarismo que se victimiza y que se ofende con cualquier opinión contraria.

Quizás, exista esperanza, caminos que vayan perfeccionando el derecho a la libre expresión. Mark Zuckerberg, se disculpó por haber eliminado contenidos y páginas católicas, conservadoras.

Es solo una humilde opinión… Twitter: @JuanaDeArcoXXI

[1] https://www.cato.org/events/marxist-origins-hate-speech-legislation-political-correctness – https://es.panampost.com/mamela-fiallo/2017/12/03/origenes-marxistas-discurso-odio/

[1] ideología de género, mitos y mentiras

[1] https://www.bioeticaweb.com/byline/gloria-patricia-naranjo-ramirez/

Sobre el Autor

Xiomy Cruz

Érase una vez una activista ecologista de izquierda, a la que no le importaba si Dios existía o no; pero, a la que Jesucristo abrigó con todo su esplendor de amor, y desde allí nació, su vida realmente empezó, volvió a ser una niña asombrada de la belleza de la vida, de la creación, de la humanidad y por fin, verdaderamente amada, sanada. Al fin entendí lo que es la libertad.

-Veo que también el hombre occidental es apenas libre. Y la causa principal es lo poco que anhela esa libertad- Tatiana Goricheva.

Qué opinas: