Actualidad Razón Vida

CARTA ABIERTA DE LA FUCEB A LA CORTE CONSTITUCIONAL SOBRE LA ÚLTIMA SENTENCIA PROABORTO

Avatar
Escrito por Xiomy Cruz

En esta carta abierta, la FUCEB, enmarca los errores en  la última sentencia en favor del aborto, la SU 096/18, haciendo un llamado a la conciencia colectiva de la sociedad e instituciones de salud. Puesto que es hora de pronunciarse y ser participes ante actos abyectos que destrozan cada día la integralidad de la vida humana desde su concepción.

“Dios desprecia la tranquilidad de las almas que destinó para la batalla” 

 Santa Juana de Arco

El aborto, como parte de un programa completo de control de natalidad agresivo dentro de los llamados «derechos sexuales y reproductivos» no es más que una política estratégica,  que implementa el despotismo, el egoísmo, un salvajismo tiránico contra el más inocente: un niño en el vientre; al cual, sus derechos inalienables nunca debieron estar en discusión de destrucción, en razón a su naturaleza, sentido común de necesidad de protección.

La FUCEB, arduamente interviene en las controversias en la Corte y otras instituciones gubernamentales; aportan un debate limpio desde la filosofía, antropología, ciencia médica y jurídica; exhortan a los juristas y ciudadanos a tener postura firme, ilustrada, verdadera en defensa de la vida humana desde la concepción hasta su muerte natural.

La carta abierta de la Fundación Colombiana de Ética y Bioética, contra la última sentencia proaborto de la Corte Constitucional, comparten sus planteamientos e ideas, exponiendo los errores en: subtemas: I Planteamiento del problema jurídico y metodología, con fragmentos de la Sentencia SU096/18, en el que probablemente más repercutiría nuestra propuesta. II Algunos referentes para responder a la pregunta que se hace la Corte Constitucional, son de Medicina basada en la evidencia y jurídicos. III Conclusión y sugerencia de la Fundación Colombiana de Ética y Bioética FUCEB (…)

La nueva historia de Colombia

Desde el 2006, las últimas sentencias de la Corte Constitucional y la más reciente SU 096/18, han elevado el aborto, el asesinar bebés en su etapa temprana como “derecho fundamental”.

Desnaturalizando a: nuestras mujeres del don fecundo que Dios les dio como participes con ÉL de dar vida y desarraigadas de su maternidad; al hombre, al separarlo de su inherente responsabilidad de proteger a su hijo; a la familia, al extraerle la naturaleza de dar hijos para Dios, para el desarrollo herencial de una buena sociedad. Hoy, simplemente nos inclinan a mirar a nuestros más pequeños congéneres como una carga fácil desechar.

Nunca un derecho se usa para matar, sacrificar uno tan sagrado como la vida de un niño que no puede defenderse. No es un derecho, es arbitrariedad, abuso legitimado por la alta corte de Colombia que debe salvaguardar, tutelar el de sus ciudadanos más pequeños, antes que complacer un  caprichoso «deseo».

2

La Corte Constitucional, conformada en mayoría por magistrados con ideología progresista,  ha demostrado el poco nivel de sensatez frente a la responsabilidad que acarrea su cargo, el impacto de sus decisiones jurídicas: proteger a la sociedad de caer en la degradación social y política, amparar a sus ciudadanos más pequeños, a las mujeres, a las familias.

Entonces, nos dice la Corte:

Que es posible tergiversar conceptos, la moral, buenas costumbres;  imponiendo tal ignominia en instituciones de salud, suprimiendo la objeción de conciencia de médicos que respetan el juramento de asistir, velar por toda vida humana sin importar las condiciones; que no solo legalmente respalda esta cultura de muerte y descarte, sino que también apremia la criminalidad de algunos galenos verdugos carniceros de niños.

El aborto impulsado como derecho, es el modo de desechar seres humanos con los distintos métodos de tortura por simple deseo, justificado en los diferentes eufemismos como salud mental, material bajo las tres causales, las cuales son el caballo de troya para servir a la completa legalización.

Solapadamente, en Colombia en la práctica se efectúa en cualquier etapa del desarrollo gestacional; una mujer desorientada, es presionada por una cultura que estigmatiza la maternidad, atribuyendo virtudes a un individualismo materialista que la destruirá sacrificando a su hijo por nacer.

¿Cómo puedemos silenciar ante esta grave injusticia legalizada? ¿Acaso se está muy cómodo en la vida y quehaceres diarios que es sencillo aceptar que se descarten otros seres humanos? ¿No importa que la familia se destroza y las consecuencias son devastadoras? ¿Seremos complices al permitir a las altas cortes y gobierno avalar tanta crueldad?

12651000_1092626414133809_5170938952553235786_n

 

Relacionados  Holanda hace eutanasia a adolescente violada por su primo

 

 

Fuente: //fucebcolombia.org/2019/04/02/a-proposito-de-la-sentencia-su096-18-sobre-el-expediente-t-6-612-909-accion-de-tutela-instaurada-por-emma-en-contra-de-compensar-eps-y-otros-fuceb-sugiere-a-modo-de-carta-abier/

Sobre el Autor

Avatar

Xiomy Cruz

Érase una vez una activista ecologista de izquierda, a la que no le importaba si Dios existía o no; pero, a la que Jesucristo abrigó con todo su esplendor de amor, y desde allí nació, su vida realmente empezó, volvió a ser una niña asombrada de la belleza de la vida, de la creación, de la humanidad y por fin, verdaderamente amada, sanada. Al fin entendí lo que es la libertad.

-Veo que también el hombre occidental es apenas libre. Y la causa principal es lo poco que anhela esa libertad- Tatiana Goricheva.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.