fbpx
Actualidad Provida Vida

¿Puede considerarse a James Rodríguez como un referente Pro-Vida?

José Sosa
Escrito por José Sosa
¡Difunde la cultura de la Vida!

En octubre del 2019 el jugador puso en entredicho su referencia “Pro-vida” al anunciar que sería padre por segunda vez gracias a un vientre de alquiler.

James Rodríguez, el famoso jugador de futbol de la selección de Colombia y del Everton Football Club, en cierta ocasión dejó ver su postura en contra del aborto en un video realizado por el periodista Colombiano Frank Zapata.

En el video James afirma que: «La vida de una criatura, vale más que cualquier cosa» además, también resalta: “estoy en contra del aborto en cualquier circunstancia y apoyo la vida”.

Estas declaraciones las dio cuando aún se encontraba junto a Daniela Opina, madre de su hija Salomé.

A raíz de esta entrevista el jugador se convirtió en un gran referente “pro-vida” ya que su testimonio causó mucho revuelo en redes sociales, no obstante, esto se puso en entredicho cuando sorpresivamente el futbolista anunció en octubre del 2019 a través de redes sociales el nacimiento de Samuel, su segundo hijo, fruto de vientre de alquiler.

Según el medio internacional FUTBOLRED, portal que consultó a “fuentes allegadas” al jugador, explicaron que el futbolista acudió al método de gestación subrogada, más conocido como vientre de alquiler donde dicho método tuvo lugar en Colombia.

Durante meses se especuló mucho con la posibilidad de que la mamá del niño fuera su actual pareja, la modelo venezolana Shannon de Lima, pero al final se confirmó que fue gracias a otra mujer que donó un óvulo.

Además, este procedimiento fue usado por otros famosos de otros ámbitos, incluido Miguel Bosé, Ricky Martin, Cristiano Ronaldo, este último, quien acudió a ese método para tener a sus tres hijos: Cristiano Junior, Mateo y Eva.

Procedimiento de gestación subrogada (Vientre de alquiler)

“Es un procedimiento en el que, en términos prácticos, un óvulo se fertiliza de manera in vitro con un espermatozoide y cuando está en etapa de embrión se implanta en un útero.

Cabe decir, que en la  fertilización in vitro millones de embriones humanos son destruidos y desechados, convirtiendo esta práctica en algo totalmente inhumano cobran muchas vidas a su paso.

“Es una práctica, cada vez más extendida, mediante la cual una mujer accede a gestar un bebé y a renunciar a su filiación, es decir a todos sus derechos, incluidos los de madre, a favor de otra persona o pareja. Se trata de un proceso que implica numerosas complicaciones, no sólo éticas o económicas, sino también legales.”, explica Carmen Moreno, periodista especializada en salud, embarazo, infancia y tercera edad.

Pero, ¿Puede considerarse un referente pro-vida a una persona que promueva o acuda a este procedimiento?

Para responder dejemos que Jennifer Lahl, presidenta de la asociación internacional Stop Surrogacy Now, una de las mayores expertas mundiales en gestación subrogada, explique los daños sociales, emocionales y de salud que causa la industria del vientre de alquiler .
(Recomiendo ver el video completo)

En el video Lahl da a entender que: “En la adopción se está proporcionando un hogar a un niño que ya está aquí y que necesita un hogar. En los vientres de alquiler se contrata a una mujer, a menudo a cambio de dinero, para que entregue al niño cuando nazca.” Asimismo recalca “que esto es tráfico de bebés.”

Conclusión:

Una persona que pratique, promueva o legitime el uso de esta práctica NO se puede considerar pro-vida ya que se utilizan los cuerpos de mujeres para satisfacer a terceras personas que no les importa usarlas como recipiente.

Sin duda que esta práctica es un gran retroceso en materia de derechos humanos, permitiendo así la compraventa del ser humano en gestación y la explotación de la mujer.

Por estas razones James Rodriguez, aunque se manifestó en contra del aborto, no puede considerarse un referente pro-vida, ya que al recurrir a una práctica que trata al niño como una mercancía y atenta contra la dignidad de la mujer, está dando un testimonio radicalmente contrario a la Cultura de la Vida.

Por otra parte, ser pro-vida no es estar solo en contra del aborto, ser pro-vida implica trabajar por el bienestar de la vida humana, procurando defender la dignidad en todas sus etapas de desarrollo, trabajar por la abolición de las prácticas, legales o no, que atenten o violenten contra los derechos de la niñez, de los adolescentes y los jóvenes, de las mujeres, de los padres de familia, de los ancianos.

O con tu tarjeta débito a través de PSE:

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.