fbpx
Análisis Fe

Un secretario de Estado “abiertamente religioso”. Pompeo responde a las críticas

Mike Pompeo
Avatar
Escrito por Redacción R+F

–“De hecho, en Estados Unidos, una de nuestras mayores fallas ha sido no reconocer el lugar que la fe debe ocupar en nuestras vidas”.

–“Especialmente en estos tiempos difíciles, mantener la fe en el escenario público no es simplemente aceptable, sino que es un imperativo”.

Mike Pompeo


“Es la larga tradición de Estados Unidos proteger el derecho de las personas de todos los credos, incluidos los que ocupan cargos públicos, de hablar abiertamente sobre sus creencias, lo que ha hecho de este un país pluralista”.

Ashley McGuire

Recogemos apartes del artículo escrito por ISABEL VAN BRUGEN, y publicado el 21 de Septiembre de 2020 en el diario digital independiente “La Gran Época“, en el que da cuenta de la defensa que el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, ha hecho con respecto «a las recientes críticas por ser una persona “abiertamente religiosa” en su posición como el diplomático más importante de Estados Unidos».

Al respecto, informa la periodista: «A su regreso de una gira por cuatro países, Pompeo hizo referencia a las críticas sobre el papel de su fe como el diplomático más importante de Estados Unidos, en respuesta a las recientes declaraciones de la exasesora de seguridad nacional del gobierno de Barack Obama, Susan Rice».

“Mike Pompeo fue un secretario de estado abiertamente religioso, lo que en sí mismo es problemático porque una vez más se supone que representa a todo Estados Unidos, a todas nuestras religiones”, dijo Rice a Rachel Maddow de MSNBC el mes pasado.

Pero «Pompeo, quien ha hablado abiertamente sobre su fe cristiana, dirigiéndose desde la iglesia Bautista Prestonwood en Plano, Texas, destacó la importancia de la fe en Estados Unidos y el papel que juega en su trabajo».

En relación con los comentarios del «New York Times (NYT) que decía que el hecho de que Pompeo hablase sobre cristianismo y la política exterior “plantea cada vez más preguntas sobre el grado en que las creencias evangélicas están influyendo en la diplomacia estadounidense”», Pompeo respondió:

“Este dice [el NYT] que ‘ningún secretario de Estado en las últimas décadas ha sido tan abierto y ferviente como el Sr. Pompeo en cuanto a discutir el cristianismo y la política exterior al mismo tiempo’”. “Sabemos que Estados Unidos está en su mejor momento cuando la fe está en el escenario público”, añadió.

“Nosotros defendemos los derechos humanos dentro y fuera de nuestras fronteras como ninguna otra nación en la historia de la civilización. Además no somos perfectos. A veces nos equivocamos. De hecho, en Estados Unidos, en nosotros —una de nuestras mayores fallas ha sido no reconocer el lugar que la fe debe ocupar en nuestras vidas”.

Refiriéndose a la reciente firma de «los dos históricos acuerdos de paz en Oriente Medio entre varios estados del Golfo e Israel», dijo:

“Miren, conectar la fe con la política exterior de Estados Unidos es un imperativo. Es importante. Es algo bueno. Me lo recordaron esta semana…”.

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo (izq.), y el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu hacen una declaración conjunta a la prensa después de reunirse en Jerusalén, el 24 de agosto de 2020. (DEBBIE HILL/AFP vía Getty Images)

El debate centrado en los enfoques y temáticas religiosas ha cobrado especial relevancia no sólo en la actual campaña por la Presidencia, sino en la geopolítica internacional. Pero, además de referirse a ello, Pompeo centra su atención en el papel y el valor que la fe tiene y juega en el desarrollo de una nación líder como los Estados Unidos. Citando a la periodista: “La fe, añadió Pompeo, no solo es poderosa sino que es requerida por la tradición estadounidense“.

“Especialmente en estos tiempos difíciles, mantener la fe en el escenario público no es simplemente aceptable, sino que es un imperativo”, dijo. “Además […] nuestros fundadores consagraron en nuestros documentos centrales que la fe estaría de hecho en el escenario público. Tenemos que estar a la altura de eso todos y cada uno de los días”.

“En Estados Unidos, tenemos un entendimiento muy amplio. Si no tienes fe y esa es tu elección, por esa razón nosotros no permitimos que un gobierno nacional establezca una religión estatal. Sin embargo todos los presentes saben cómo son las naciones cuando se pisotea la libertad religiosa y se elimina la fe del escenario público”.

Y entonces «señaló a las naciones donde la libertad de religión ha sido desterrada del escenario público, diciendo que el “ejemplo más atroz” hoy en día tal vez sea el Partido Comunista Chino».

“Esterilizaciones forzadas, abortos forzados, hoy en día, en el mundo en el que vivimos. Esto es parte del constante ataque del Partido Comunista Chino a la fe. Es una guerra contra la fe que ha estado ocurriendo durante décadas. Estados Unidos, por primera vez en muchos años, se enfrenta a esto de forma seria con el presidente Trump”.

La periodista también refiere cómo «Ashley McGuire de la Asociación Católica, respondió a las críticas de Rice sobre Pompeo, diciendo que creía que su comentario “perpetúa el patrón de intolerancia antirreligiosa del Partido Demócrata. Los demócratas dejaron claro que creen que la fe no tiene lugar en Estados Unidos”, dijo McGuire al Washington Free Beacon».

Finalmente, y en consonancia con la postura de Mike Pompeo, Ashley McGuire, afirma:

“De hecho, es la larga tradición de Estados Unidos proteger el derecho de las personas de todos los credos, incluidos los que ocupan cargos públicos, de hablar abiertamente sobre sus creencias, lo que ha hecho de este un país pluralista”.


Leer en artículo completo en “La Gran Época”.


Si quieres apoyarnos en esta lucha por el respeto a la fe y a los creyentes, por favor considera hacer un aporte periódico a nuestra fundación:

Sobre el Autor

Avatar

Redacción R+F

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.