Amor Total Familia Fe Vida

Todo se Resume en el Amor

sinmedida
Escrito por sinmedida

Hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios para cosas más grandes, para amar y ser amados.”- Santa Teresa de Calcuta.

Escrito por Mariana Gracia Castro, 17 años, Estudiante de Medicina Universidad Nacional. Integrante del grupo católico Sin Medida

Las personas que me conocen saben que suelo decir la frase del título, porque es algo que aprendí, y que cada día me doy cuenta de que es cierto.

“Todo se resume en el Amor, en el amor verdadero, fundamentado en la verdad que es Cristo y en la entrega total de lo que somos.”

Pero lamentablemente hoy hemos deformado la palabra amor, ya no tiene el significado original, antes bien, se maltrata, y se trata de exponer como un argumento a cosas, situaciones, relaciones que solamente desgastan al hombre en cuerpo, alma, mente y espíritu.

Lo que es muy triste, porque Dios nos creó para amar y ser amados. No para usarnos, no para escondernos bajo una fachada de un concepto también distorsionado de perfección, que lleva a las personas a acoplarse a los estándares actuales para poderse sentir “bien” consigo mismos y con lo demás. Razón por la cual en este artículo hago una reflexión para ver la luz en medio del caos en el que vivimos, en el cual hay que orar, luchar, formarse para no perder la fe, la esperanza y en especial no perder el Amor por el que fuimos creados, por él que estamos aquí para decir si cada día a dejarnos amar y amar sin medida.

¿Qué significa la palabra amor?

Hace un tiempo en una charla, contaban que si separamos la palabra etimológicamente sería: a: del prefijo sin y mor: del latín mortis, lo que sería: sin muerte.

Palabras en las cuáles se resume la vida de Jesús, quien venció a la muerte y nos dio vida eterna.

Así como lo mencioné previamente y como también lo habla Benedicto XVI en la encíclica Caritas in Veritate, el amor necesita la verdad.

Y tiene aún más sentido porque Cristo, que es la Verdad, es la viva imagen del Amor perfecto, que no es fácil, que cuesta. Él fue en contra de la corriente sufrió y entregó todo por sus amigos, por nosotros, sin tener que hacerlo.

Y ¿hoy qué es el amor? Placer, diversión, dinero, bienes materiales, estabilidad, salud. En resumen, un sentimiento, sensación en la que solamente yo me sienta bien y la pase bien. Cabe aclarar el solamente, ya que eso no está mal, pero si se deja en el yo y en netamente algo sensitivo se pierde el rumbo.

Relacionados  Así están cancelando suscripciones a Netflix por apoyar aborto

La cuestión es que, se continua en un círculo vicioso en el cuál entre todos nos usamos para sentirnos individualmente bien. Pero somos seres sociales, que desde el momento que nacemos nos relacionamos con otros. Por tanto, el Amor que es total, debe abarcar tanto mi relación con Dios, como la que tengo conmigo mismo, más la que tengo con los demás.

Al mismo tiempo, somos influenciados por ideologías y modas, que basadas en el egoísmo nos hacen sentir momentos efímeros de placer, de un supuesto bienestar.

Un punto importante, ya que no sólo son las personas, sino que, como desde la creación, antes de que el hombre cometiera el pecado original, fue tentado por un ser espiritual maligno, que en cada momento van a querer instarnos a alejarnos de Dios por cualquiera de nuestras debilidades.

Y hacernos sentir demasiada poca cosa para merecer de Dios, o demasiado buenos para necesitar de él. Queda en un segundo plano nuestra dignidad humana, esa que nos fue otorgada al ser creados imagen y semejanza de Dios.

Por consiguiente, podemos pretender estar bien, pero por dentro necesitar tanto un abrazo, necesitar tanto amor, clamar a gritos por nuestra esencia. En donde vulnerables, no somos ni nuestros errores, ni nuestros triunfos, ni nuestra apariencia física o intelectual, sino que somos hijos de Dios que queremos que nos amen y queremos amar.

Este clamor Dios lo escucha, por lo que: “Donde abundó el pecado, sobreabundó la Gracia” (Romanos 5:20).

La Gracia, don espléndido de Dios, que, siendo tan pequeños, nos hace merecedores del más grande. Es la obra de Dios en nuestra vida, increíblemente perfecta; tal vez no de inmediato a nuestros ojos, pero de a poco en nuestra vida va tomando sentido eso que no entendíamos y que tal vez nos dolió. Porque justo cuando estamos en la oscuridad más terrible, en el fondo del pozo, es cuando Dios más puede obrar, y cuando podemos tener ese encuentro personal con Jesús, que voltea todo, y nos hace de nuevo, si estamos dispuestos a que entre a nuestro corazón. Así como María dijo si al amor verdadero, tuvo miedo al principio, como se encuentra en el Evangelio de San Lucas 1:30. Pero como está en 1Juan4:18 “El amor perfecto conduce fuera del miedo”.

Relacionados  Milena acepta que dar vida es diferente a “ser dueño” de esa vida

Y así, como María ya sin miedo por  el  Amor, porque le dijo sí. Decir también con nuestro corazón y constante y completo si a Dios, quien nos ama, y no nos quiere dejar ir. Lucha constantemente por nosotros, para que le demos una oportunidad al Amor, y no sigamos mendigando por un amor mundano, porque solo seguiremos haciéndonos daño, sintiendo tristeza y agobio.

Sin importar todas las cosas malas que hayamos hecho, Él siempre está con los brazos abiertos esperando por nosotros, Él quien nos amó primero, que nos enseña a amar.

Para que luego nosotros seamos un reflejo de Él amando, sirviendo a los demás, en quienes Él también está, y se vuelve un poco más fácil vivir en el mundo sin ser del mundo (Juan 15: 18-21), si nos apoyamos entre todos, y vivimos el verdadero amor, donde se hace valer nuestra dignidad humana, se vive el Bien Común que tanto necesita nuestra sociedad.

Siendo así el Amor la respuesta a todo. A los problemas, a los por qué y para qué, en medio de nuestros errores, del sufrimiento, de las injusticias, todo cobra forma y sentido. Ya que nos venden una visión tan deformada del amor, se cae y entre todos nos hacemos caer. Pero aquí viene el mensaje de Amor y Gracia para poder renacer, y luchar cada día por decir SÍ a nuestro propósito, decir si a lo que fuimos creados, para amar y ser amados. Porque no es fácil, pero vale la pena, pensar que: si nos dejamos amar, y amamos, estaremos todos juntos en el Cielo, en donde aún más todo se resumirá en el Amor.

Referencias:

//w2.vatican.va/content/benedict-xvi/es/encyclicals/documents/hf_ben-xvi_enc_20090629_caritas-in-veritate.html

Imagen : //www.estanciacorazon.org/2017/11/16/hay-que-dar-hasta-que-duela-madre-teresa-de-calcuta/

Imagen 2: //wallpaper-gallery.net/gallery/jesus-crucified-pic.html

Imagen3://i.pinimg.com/originals/99/d0/c7/99d0c72196a0e8615c0c9e193294f46e.jpg Frase y edición: Laura Sánchez.

Imagen 4: //minutodedios.fm/amor-dios-inagotable/

Imagen destacada:  //rebloggy.com/post/love-photography-light-god-deus-i-love-you-amor-fotografia-luz-scriptures-dios/106676656904

Sobre el Autor

sinmedida

sinmedida

Grupo de Jóvenes católicos llamados a vivir la fe dentro de la realidad universitaria para formar identidad católica a través del servicio y el amor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 Comment