Fe

¿Sabes en qué se apoya el aborto?

a6 2
Escrito por Padre Henry Vargas

“El primer derecho de una persona humana es su vida. Ella tiene otros bienes y algunos de ellos son más preciosos; pero aquél es el fundamental, condición para todos los demás. Por esto debe ser protegido más que ningún otro. No pertenece a la sociedad ni a la autoridad pública, sea cual fuere su forma, reconocer este derecho a uno y no reconocerlo a otros… No es el reconocimiento por parte de otros lo que constituye este derecho; es algo anterior; exige ser reconocido y es absolutamente injusto rechazarlo” (Declaración sobre el aborto de la Congregación para la Doctrina de la Fé, 11).

¿Por qué se quiere negar el derecho fundamental e inviolable a que viva y nazca un recién concebido? Porque todos los argumentos pro aborto son falacias.

El aborto se apoya sobre falacias, con las cuales se pretende imponer a la fuerza lo que no tiene lógica. Con falacias se hace pasar un error como verdad. Toda falacia, en consecuencia, es un argumento que parece válido pero no lo es. Las falacias son argumentos para persuadir o manipular de manera intencionada a los demás. Una falacia es un razonamiento incorrecto o no válido pero con apariencia de razonamiento correcto. Es un razonamiento engañoso o erróneo.

Veamos cuáles son los argumentos falaces que quieren hacer ver lógico, necesario y legal el aborto:

Falacia 1 sobre el aborto: “El aborto soluciona un problema de salud pública”. ¿Pero cuál es el problema? Los embarazos no son una enfermedad. A las embarazadas hay que ayudarles a salir adelante; se necesita un sistema de salud que cuide y/o sane, no que mate ni a la madre ni al hijo.

Falacia 2 sobre el aborto: “Un embrión o un feto no es un ser humano, sólo es un cúmulo de células”. Todo ser humano nacido o por nacer es siempre un conjunto de células. Además cada nuevo ser humano tiene su ADN único, propio y distinto del de sus padres.

Falacia 3 sobre el aborto: “La mujer tiene derecho a decidir sobre su cuerpo”. Uno no es dueño de sí mismo porque uno no se ha dado la vida. El propio cuerpo no le pertenece a uno; mucho menos el cuerpo de una persona en gestación le pertenece a la madre.

Falacia 4 sobre el aborto: “Los argumentos en contra del aborto son sólo religiosos”. Los argumentos pro vida no sólo son religiosos, también son científicos y son cuestión de humanidad. Es la ciencia la que ha permitido comprender mejor que aquello que la mujer embarazada está gestando es un nuevo ser humano a proteger, con una huella genética única e irrepetible.

Falacia 5 sobre el aborto: “El aborto es una política de salud reproductiva”. ¿Quién ha dicho que la salud reproductiva es un problema? ¿Y si lo fuera qué se pretende solucionar con el aborto? La medicina se creó sólo para cuidar y salvar la vida.

Falacia 6 sobre el aborto: “El aborto es la interrupción del embarazo”. Cuando se interrumpe algo (p.e. la corriente eléctrica) es para darle continuidad después. El embarazo no se interrumpe, se termina con el aborto; la vida de un embrión o feto no se interrumpe, se elimina.

Falacia 7 sobre el aborto: “Si no estás a favor del aborto legal favoreces el aborto clandestino”. Si no se está a favor de algo legal pero inmoral y/o anti ético, menos aún se está a favor de lo ilegal o clandestino. Hay muchas cosas legales pero inmorales y/o anti éticas.

Falacia 8 sobre el aborto: “La mujer debe abortar porque su embarazo no fue querido”. Hijo es hijo, deseado o no. La mujer está llamada a dar vida, no a quitarla. Los progenitores tienen el deber de asumir las consecuencias de sus actos. Se pide que la irresponsabilidad no la pague un ser inocente.

Falacia 9 sobre el aborto: “El aborto es una realidad social; así que se debe legalizar y reglamentar”. Hay muchas cosas negativas en la sociedad y no por eso se deben legalizar o permitir. El robo, p.e., es una realidad social y nadie pensaría en legalizarlo ni permitirlo excepcionalmente.

Falacia 10 sobre el aborto: “El aborto debe ser legal para que las mujeres no se mueran en clínicas clandestinas”. Entre varios estudios, hay uno realizado en Chile en el que se confirmó que un mayor acceso al aborto legal no produce una disminución en la tasa de mortalidad materna.

Falacia  11 sobre el aborto: “Nadie puede o debe obligar a nadie a ser madre; ni la mujer misma se puede obligar”. Desde el instante mismo de la concepción esa joven o mujer ya es madre. Una embarazada no decide si ser o no ser mamá, porque ya lo es.

Falacia 12 sobre el aborto: “El aborto si se legaliza será gratuito”. No hay nada gratis en esta vida, salvo el aire que respiramos. El aborto será gratis para quien lo recibe, pero será un procedimiento muy costoso que pagará la ciudadanía con sus impuestos.

Falacia 13 sobre el aborto: “El aborto legal será seguro”. Cada aborto tiene sus consecuencias en la mujer. ¿No han escuchado del síndrome post-aborto? Genera ansiedad, aumento de la depresión, intentos de suicidio, etc.

Falacia 14 sobre el aborto: “Allí donde se legaliza el aborto, la cantidad de abortos practicados decrece”. La experiencia en Uruguay dice lo contrario. Desde el 2012 el incremento de abortos es de un 36% en términos absolutos y va en aumento.

Falacia 15 sobre el aborto: “Es necesario legalizar el aborto para acabar con los abortos ilegales o clandestinos”. Está visto que, a pesar de la legalización del aborto, siempre se darán abortos ilegales.

Falacia 16 sobre el aborto: “Se necesita la ley del aborto para ayudar a los pobres”. Los pobres quieren salir de la pobreza; no que les maten a sus hijos. Los que defienden el aborto son más los ricos que los pobres. Con el aborto no disminuye la pobreza.

Falacia 17 sobre el aborto: “Es, incluso, obligatorio abortar porque el feto viene con problemas”. ¿Por qué la ley del descarte (de la muerte) se quiere convertir en ley suprema de la sociedad? ¿Por qué no se le permite actuar a la naturaleza dejándola que siga su curso?

Falacia 18 sobre el aborto: “Sólo la mujer embarazada tiene que tomar la determinación de abortar”. No se debe desestimar la voluntad del padre que quiere defender el derecho a la vida de su hijo(a) no nacido(a); y los Estados deben respetar y apoyar tal decisión.

Falacia 19 sobre el aborto: “El aborto debe ser permitido y libre porque es la mejor táctica de planificación familiar”. La planificación familiar es sólo para evitar, moral y éticamente, nuevos hijos, no para asesinar al hijo al que ya se le ha llamado a la vida.

Falacia 20 sobre el aborto: “Hay que abortar, y cuánto antes, porque de lo contrario la madre se muere”.  ¿No han escuchado a Dios (en Jesús) decir que nadie tiene más amor que el que da la vida por sus amigos? Una madre normal ama a su hijo hasta el extremo, dando la vida por él.

Conclusión: Hay muchas más falacias pro aborto que no habría espacio para mencionarlas todas; pero estas son suficientes para ver cómo es de irracional quien quiera defender el aborto procurado.

Nada justifica la muerte violenta e intencional de un ser humano y menos aun de quien no se puede defender, de quien no puede hablar, de alguien que es inocente. Defender el aborto provocado es como defender una genocidio o defender los campos de concentración nazis o defender otras atrocidades frutos de la irracionalidad humana.

P. Henry Vargas Holguín.

guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x