Fe

¿La existencia de extraterrestres cambiaría la fe?

A5 1
Escrito por Padre Henry Vargas

Una cosa es que haya en otros rincones del universo vida o alguna expresión de vida (aunque sea  microscópica como la conocemos en la tierra), y otra muy diferente es que hayan seres ‘semejantes’ al ser humano. 

Hay que comenzar por decir que en el caso de la existencia de los seres extraterrestres, ellos también son obviamente obra de la creación de Dios, aunque tendrían otro tipo de relación con Él, el creador de todo. ¿Cómo sería esa relación? Ni lo sabremos nunca, al menos estando aquí en la tierra, ni nos interesaría.

No hay en absoluto ningún conflicto entre creer en Dios y creer en la posibilidad de que haya vida extraterrestre o seres extraterrestres, quizá más evolucionados que nosotros los seres humanos.

Creer que haya formas de vida fuera del planeta tierra no está en contradicción con la fe cristiana, porque la libertad creadora de Dios no tiene límites.

En este sentido hay más posibilidad de que existan los seres extraterrestres a que no existan. En tal caso a los seres extraterrestres, como son creación de Dios, los debemos considerar como nuestros hermanos así como de la misma manera también ellos seguramente nos considerarían a nosotros como sus hermanos.

No hay, pues, ningún problema teológico tanto si en todo el universo, nosotros los seres humanos, estamos solos como si estamos acompañados. 

¿En éste eventual segundo caso, es decir, de encontrar vida inteligente no humana o de seres extraterrestres en todo el universo se aplicarían también a ellos, de ser necesario, los frutos de la Redención? ¿Jesús encarnándose pretendía también redimir a los extraterrestres?

La respuesta a estas dos preguntas es totalmente negativa, pues el plan de salvación está sólo pensado y llevado a cabo por Dios exclusivamente a favor de la raza humana.

Ahora bien, recordemos la esencia o los fundamentos de la teología cristiana: la Creación específicamente del planeta tierra y del ser humano, el pecado del ser humano, la Redención obrada por Jesucristo, la vida eterna (la relación eterna con Dios).

Lo que ha acontecido en el planeta tierra tanto en la relación de Dios con el ser humano así como la relación de éste con Dios nada tiene que ver con los extraterrestres. 

Los objetivos de la encarnación de la Segunda Divina Persona de la Santísima Trinidad sólo son aplicables para la raza humana.

P. Henry Vargas Holguín.

guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
¿Qué opinas de esta nota?x
()
x