fbpx
Fe

Estas serían las señales del Juicio Final, según el Padre Pío – YouTube

Según Aleteia, en el libro de Renzo Baschera «Los Grandes Profetas», (“I grandi profeti), el Padre Pío en 1959 dirigió una carta a su superior, narrando la revelación que le hizo Jesús sobre el fin del mundo.

La carta es bastante larga, así que Aleteia hizo un extracto con 12 mensajes principales:

  1. El mundo está andando en ruinas. Los hombres han abandonado el camino correcto para aventurarse en caminos que terminan en el desierto de la violencia… Si no vuelven a beber de la fuente de la humildad, la caridad y el amor, será una catástrofe.
  2. Cosas terribles vendrán. Ya no puedo interceder por los hombres. La piedad divina está a punto de terminar. El hombre había sido creado para amar la vida, y terminó destruyendo la vida …
  3. Cuando el mundo fue confiado al hombre, era un jardín. El hombre lo ha convertido en una atmosfera llena de venenos. Nada sirve ahora para purificar la casa del hombre. Es necesario un trabajo profundo, que sólo puede venir del cielo.
  4. Prepárense para vivir tres días en total oscuridad. Estos tres días están muy cerca… Y en estos días permanecerán como muertos sin comer ni beber. Luego la luz volverá. Pero muchos serán los hombres que no la verán más.
  5. Mucha gente escapará asustada. Correrá sin tener una meta. Dirán que hay salvación al oriente y la gente correrá hacia el oriente, pero caerá en un acantilado. Dirán que al occidente hay salvación y la gente correrá al occidente, pero caerán en un horno.
  6. La tierra temblará y el pánico será grande… La Tierra está enferma. El terremoto será como una serpiente: lo sentirán arrastrarse por todos lados. Y muchas piedras caerán. Y muchos hombres perecerán.
  7. Vosotros sois como hormigas, porque vendrá el tiempo en que los hombres se quitarán los ojos por una miga de pan. Los negocios serán saqueados, los almacenes serán tomados en asalto y destruidos. Pobre será aquel que en esos días oscuros se encontrará sin una vela, sin una jarra de agua y sin el necesario por tres meses.
  8. Una tierra va a desaparecer… una gran tierra. Un país será borrado para siempre de los mapas geográficos… Y con él será arrastrado en el fango la historia, la riqueza y los hombres.
  9. El amor del hombre por el hombre se ha convertido en una palabra vacía. ¿Cómo puedes esperar que Jesús te ame, si ni siquiera amas a los que comen en tu propia mesa? … De la ira de Dios no serán perdonados los hombres de ciencia, sino los hombres de corazón.
  10. Estoy desesperado… No sé qué hacer para que la humanidad se arrepienta. Si continúa por este camino, la tremenda ira de Dios se desencadenará como un tremendo rayo.
  11. Un meteorito caerá sobre la tierra y todo brillará. Será un desastre, mucho peor que una guerra. Muchas cosas serán canceladas. Y este será uno de los signos …
  12. Los hombres vivirán una experiencia trágica. Muchos serán abrumados por el río, muchos serán quemados por el fuego, muchos serán enterrados por los venenos… Pero me mantendré cerca de los puros de corazón.

Realmente para pensarlo y meditarlo, pero ¿cuándo sucederá este día? La clave está en la misma Biblia 2 Pedro 3, 2-13

Y a estar atentos, porque el Señor vendrá como un ladrón…

Por otra parte, en Gloria TV está uno de los mensajes que habría recibido el Padre Pío y es realmente aterrador.

Transcribimos el texto y reproducimos el video de Tekton, en el que se narra este texto:

«…La Copa de Mi Cólera se va a derramar sobre la tierra… Pero poco después, el Ángel de la Paz planeará sobre ella… Mi Misericordia irá más allá que Mi Justicia!!

Relacionados  Apostasía de Dios y del hombre: reflexión sobre el apocalipsis

No os durmáis como mis Apóstoles en el Jardín de los Olivos! La última guerra mundial no es más que una gota de agua en comparación con el mar de calamidades que la Justicia divina reserva para estos próximos tiempos. Yo vendré muy pronto! Lo que está por llegar sobrepasará a toda imaginación!… Muy grandes cosas se preparan… Será más terrible que todo lo que ha sucedido en el mundo desde su creación. El infierno cree poder hacer una buena cosecha durante ese cataclismo. Sin embargo, Yo le venceré.. Yo vendré y traeré la paz a mis fieles… La Madre de Dios y todos los coros de los Ángeles se pondrán en juego durante esos acontecimientos para salvar las almas. Yo estableceré mi Reino… A mis fieles Yo les daré luces particulares y les traeré la salvación. La humanidad conocerá Mi Poder y Mi Amor…Yo reuniré a los míos y de todas las direcciones vendrán para glorificarme….»

Yo volveré a este globo terrestre cargado de pecados, en una fría noche de invierno y con un ruido pavoroso de truenos. Los vientos abrasadores precederán a este fenómeno. La tierra temblará violentamente. El fuego del Cielo bajará sobre masas de nubes encendidas… Los relámpagos reducirán a cenizas todo lo que estaba corrompido… El aire será envenenado por los gases y cargado de un humo ahogador que será extendido por todas partes a causa de los fuertes vientos. Los altos edificios construidos por el hombre con espíritu de orgullo, serán destruidos. Entonces la humanidad verá que por encima de ella hay una voluntad todopoderosa que reducirá a polvo sus planes insensatos de vana gloria. Por intermedio de un ángel exterminador, la Ira de Dios anonadará definitivamente las fuerzas impregnadas de sofismas y de blasfemias que se oponen al evangelio de Cristo.

¡Ay de vosotros, impíos, qué os burláis de Mí con vuestras teorías falsas e hipócritas, inventadas por el Infierno! En cuanto a vosotros, discípulos fieles, ya os he avisado de no seguir a los falsos profetas y a los falsos cristos. ¡Soy yo vuestro único Salvador! Cuando el Ángel de la muerte comience a cumplir su misión con la espada vengadora de la Justicia divina, que vuestra fe permanezca firme como la roca.

Tened confianza en mí: Yo os protegeré. Yo os daré una señal para indicaros el comienzo de mis juicios:

En una fría noche de invierno, Yo haré retumbar el trueno que hará vibrar las montañas. Entonces, cerrad vuestras ventanas y no miréis hacia el exterior. No profanéis vuestros ojos con miradas curiosas hacia esos terribles acontecimientos… pues tres veces santa es la Ira de Dios que purificará la tierra por vosotros, rebaño fiel.

Colocaos bajo la protección de Mi Madre. Cualquier cosa que veáis u oigáis, no desesperéis. Será como un preámbulo del infierno que no podrá dañaros. Pero entonces reuníos para rezar a los pies de la Cruz.

Invocad a los Ángeles de la Guarda. Combatid con confianza en Mi Amor y no dudéis de vuestra salvación.

Yo os libraré de todo peligro, si tenéis confianza en Mi Amor. Quedaos cerca a Mi Corazón y luchad por la salvación de las almas. Ofreced vuestras pruebas, vuestras tentaciones, las vejaciones que os atormentan, todo por la salvación de los pobres pecadores y de los sacerdotes infieles que se dejan llevar por el error. Ellos siempre son muy queridos de Mi Corazón.

Obtenedles la contrición perfecta en la hora de la muerte. Perseverad durante una noche y un día en la oración: en la noche siguiente aparecerá el fin de estos terrores con la aurora de la mañana.

El sol dará de nuevo su calor y su luz, que reemplazará al horror de las tinieblas.

Relacionados  El aborto es un suicidio y un homicidio, dijo el Padre Pío

Entonces aceptaréis con gratitud la nueva vida que se os ofrecerá. Vosotros viviréis en la justicia y la sencillez, la paz y el amor, según mi Voluntad. Consolad, animad, rezad y ofreced vuestros sacrificios para que una raza renovada venga a prosperar para alegría de vuestros corazones.

Y vosotras, almas consagradas, os ruego que os dediquéis a Mi Voluntad, como víctimas para la salvación de vuestros hermanos. Ninguna aflicción os será ahorrada. Estad en guardia, resistid al mundo, pues los espíritus malignos tratarán de seduciros. Luchad con humildad y en silencio, daos sin miedo a la oración, a las buenas obras y a los sacrificios, con la convicción de cumplir con un deber muy sagrado. Tened compasión de vuestros hermanos que están en el error.

Crucificaos para aplacar al Cielo. Yo estoy dispuesto a obrar. La tierra va a temblar: será un JUICIO FINAL en miniatura! … Pero no temáis: Yo estaré con vosotros. Para los que no estén en estado de gracia será terrible. Los Ángeles de la Justicia están ya colocados en todas las direcciones.

Yo me manifestaré a todos los hombres y cada uno me reconocerá por su Dios: ¡YA ESTOY EN LA PUERTA!

La tierra temblará. Los hombres gemirán… La obra del Espíritu Santo se consumará… Los pecadores empedernidos endurecen sus corazones… Rechazan Mi Misericordia y Mi Amor… LA HUMANIDAD es peor que en tiempo del Diluvio.

El mundo está envuelto en tinieblas… Se ahoga en el fango del pecado. Tengo ganas de exterminar a esta raza impía. Pero a causa de los justos, dejaré reinar Mi Misericordia. La Copa de Mi Cólera se va a derramar sobre la tierra…

Pero poco después, el Ángel de la Paz planeará sobre ella… Mi Misericordia irá más allá que Mi Justicia!! No os durmáis como mis Apóstoles en el Jardín de los Olivos!

Rezad sin cesar y echad mano de mis méritos para salvar al mundo. Todos los que hayan sufrido durante este periodo serán mártires y constituirán la semilla de la nueva Iglesia…

Participarán en Mi Pasión y en Mi Viacrucis. ¡Hijitos míos.. . Yo vendré muy pronto! Lo que está por llegar sobrepasará a toda imaginación!… Muy grandes cosas se preparan… Será más terrible que todo lo que ha sucedido en el mundo desde su creación.

El infierno cree poder hacer una buena cosecha durante ese cataclismo. Sin embargo, Yo le venceré.. Yo vendré y traeré la paz a mis fieles…

La Madre de Dios y todos los coros de los Ángeles se pondrán en juego durante esos acontecimientos para salvar las almas. Yo estableceré mi Reino…

A mis fieles Yo les daré luces particulares y les traeré la salvación. La humanidad conocerá Mi Poder y Mi Amor…

Yo reuniré a los míos y de todas las direcciones vendrán para glorificarme.

Dichosos los que estén listos para recibirme!! Rezad sin descanso..

Rezad para tener la fuerza de los mártires y atravesar sin peligro este período de prueba…

La última guerra mundial no es más que una gota de agua en comparación con el mar de calamidades que la Justicia divina reserva para estos próximos tiempos. Así como el mundo tenía necesidad del sacrificio del Hijo de Dios para obtener la Misericordia del Padre celestial, así ahora necesitáis refugiaros en Mi Corazón para sobrellevar todas vuestras penas.

¡Implorad la protección de Mi Madre y tened confianza en Mí…

Mi Madre os ha dicho que ella es la Mediadora de todas las gracias…

Que Mi Corazón sea vuestro refugio: en El encontraréis el descanso y la felicidad…

Sumergid vuestros defectos y vuestras imperfecciones en Mi preciosa Sangre para purificaros…

Perseverad en Mi Amor. Uníos a mi Sacrificio para la redención de la humanidad!»

Sobre el Autor

Avatar

Redacción R+F

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.