Fe Iglesia Insólito

De nuevo, infamia contra Benedicto XVI, quien es inocente

B XVI Estamos contigo
Escrito por Edwin Botero Correa

En defensa del Papa Benedicto XVI ante el infame escarnio de que es objeto a sus casi 95 años.

Los medios seculares –sin verificar los hechos– simplemente se hacen eco y propalan el bulo de un presunto “encubrimiento” de abusos por parte del entonces Arzobispo Joseph Ratzinger, cuya inocencia fue demostrada.


El Padre Santiago Martín desglosa en detalle cada paso del proceso en el que, pese a haberse demostrado la inocencia de Benedicto XVI, ahora es presentado de manera fraudulenta como un “informe” –en realidad falso y tendencioso– con el que de manera infame se atenta contra su Persona para erosionar su obra.

El padre Martín destaca el contraste en el tratamiento dado a los liberales involucrados, con beneficios y ventajas, y la denigración que se hace de quienes han sido fieles a Jesucristo, a las enseñanzas de la Iglesia y, en consecuencia, a la Sagrada Tradición.

Si quieres recibir noticias de actualidad sobre la Cultura de la Vida, te invitamos a seguirnos en nuestro CANAL DE TELEGRAM haciendo clic AQUÍ.

El video es breve, pero claro y contundente.

Contra Benedicto, de nuevo | P. Santiago Martín FM.

Hace algo más de un año, el cardenal Arzobispo de Colonia, Monseñor Woelki, fue acusado en un informe elaborado por un equipo de abogados de complicidad en casos de pederastia; de no haber hecho lo suficiente para castigar e impedir los abusos de algunos sacerdotes.

Fue el que puso ese informe en manos de expertos que demostraron que era un informe tendencioso, parcial, que no era de fiar y lo que hizo fue encargar otro informe a otro equipo de abogados y cuando tuvo ese informe lo puso en manos de la policía.

Ese informe le exculpaba a él completamente. Cuando ocurrieron los hechos Woelki era arzobispo de Berlín. Le exculpaba a él, pero en cambio implicaba al que era entonces vicario general de la Diócesis de Colonia, Monseñor Hesse, que después fue transferido como obispo a la Diócesis de Hamburgo.

Hesse puso enseguida el cargo a disposición del Papa, el cual le mantuvo en el cargo. No le pidió ningún tipo de responsabilidad. En cambio, curiosamente a Woelki que había sido exonerado de toda responsabilidad, le ordenó alejarse del Gobierno de la diócesis durante unos meses. Ya ha regresado.

Bueno, la policía que recibió el informe de Woelki está investigando a monseñor Hesse, el cual ha sido ya citado como testigo. Citar a alguien como testigo no es incriminatorio, pero desde luego no puede mentir, porque entonces daría falso testimonio, mientras que el acusado puede negar los hechos.

Bueno, hay que decir y que cada uno saque sus conclusiones. Que Woelki es de los pocos obispos conservadores de Alemania y que, en cambio, Hesse es liberal, e incluso muy liberal.

Después de esto vino el escándalo de la Diócesis de Tréveris. Un escándalo que implica a tres obispos, el actual obispo Monseñor Ackermann, que lleva ya bastantes años al frente de la Diócesis. El que fuera su vicario general en ese momento, el señor Bätzing, que ahora mismo es después fue nombrado obispo, es obispo de Limburgo y es Presidente. De la Conferencia Episcopal alemana y al predecesor de Ackermann en el cargo, Monseñor Marx, que después fue transferido a muniqués, cardenal arzobispo de Múnich. Los 3 están acusados implicados, con indicios suficientes de haber tolerado el comportamiento de sacerdotes pederastas.

Monseñor Marx puso su cargo también, como había hecho antes. Hesse de Hamburgo puso su cargo a disposición del Papa. El Papa no quiso aceptar su renuncia, bueno, la policía está sobre ello porque el tema tiene parece ser todavía un largo recorrido. Hay que decir también que cada uno saque sus conclusiones. Que los tres son obispos liberales de los que apoyan el Sínodo, que está celebrándose en Alemania. Tanto Ackermann como Bätzing, Presidente de la Conferencia Episcopal, como Marx.

Estos son los antecedentes.

Ahora es un equipo de abogados, el mismo que elaboró el informe tendencioso que fue rechazado y desacreditado por el cardenal Woelki. Ese equipo de abogados, ha presentado otro informe sobre lo ocurrido en este caso en la Diócesis de Munich en los últimos 75 años. Bueno, en ese informe se vuelve a sacar el asunto del Papa Benedicto XVI en el breve espacio de tiempo en que fue arzobispo de Múnich.

En 2010, un auténtico Annus Horribilis para el Papa Benedicto, en 2010 ya fue acusado de esto. Fue acusado de connivencia o de no haber hecho lo suficiente para impedir que cuatro sacerdotes cometieran delitos de pederastia. Benedicto XVI se defendió. Se defendió y demostró que era inocente. Y a pesar del ataque feroz de los medios de comunicación, yo por lo menos lo recuerdo muy bien, esa pinza que hicieron, por ejemplo New York Times y todos sus aliados y la BBC y todos sus aliados, prensa y televisión.

A pesar de eso, aquella acusación quedó en nada, pues ahora se vuelve a lo mismo otra vez con el mismo caso, con la misma acusación, curiosamente por la misma agencia de abogados que hizo un informe tendencioso, que fue desechado y que demostró que lo que estaba haciendo era totalmente parcial.

Qué es lo que se busca, creo que es legítimo hacerse esta pregunta: si se está acusando a una persona de algo que ya se le acusó y que quedó demostrado que era inocente, ¿por qué volver a sacar lo mismo, qué es lo que se busca?

A mí me parece evidente que lo que se busca es deteriorar. No ya la persona de Benedicto XVI, que tiene 94 años y está con la salud muy frágil, sino su personalidad, su prestigio. Benedicto XVI ha sido el gran campeón. El que ha luchado con mayor intensidad y ha puesto su energía y su sabiduría al servicio de la interpretación del Concilio Vaticano, segundo en continuidad con la Palabra de Dios y con la Tradición de la Iglesia.

Dentro de este de esta hermenéutica de continuidad hay que incluir también el respeto a la celebración de la misa en el rito antiguo, en el rito anterior, al Concilio Vaticano II, consiguiendo. Lo que se ha llamado la paz litúrgica.

¿Estos ataques? Insisto. Curiosamente, significativamente por la misma agencia que publica una información tendenciosa contra el cardenal Woelki, que se demuestra que es falsa. Estos ataques van dirigidos contra la obra de Benedicto XVI, erosionando al personaje, quitándole prestigio al personaje. Quieren acabar con su legado, quieren acabar con esa defensa que ha hecho de la continuidad entre el Vaticano II y todo lo anterior.

Pero es que es muy significativo también el hecho de que los medios de comunicación guarden un clamoroso silencio. Pasen de puntillas, síes que entran con las cosas que sí afectan a los obispos, que son liberales. A ellos no se les exige nada y en cambio, sí que hay indicios contra ellos.

Bueno, yo creo que estamos ante un caso claro de manipulación y que lo que hay que hacer es muy sencillo.

Hay que hacer exactamente lo que hizo el cardenal Woelki. ¿Poner ese informe en manos de la policía? Ese informe se lleva a la policía y que sea la policía a la que investigue. Y que sea la justicia la que actúe. Las víctimas tienen derecho a recibir justicia.

Y, desde luego, no tienen por qué ser utilizadas como piedra arrojadiza. En las disputas internas de la Iglesia. Pero mientras la justicia actúa, que veremos a ver en qué queda la cosa. Mientras la justicia, la policía investiga la justicia actúa.

Creo que tenemos el derecho de defender a un hombre que está siendo calumniado una vez más, precisamente por haber querido ser siempre fiel a Jesucristo y a las enseñanzas de la Iglesia. Recemos por el Papa Benedicto. Yo confío en que no se esté enterando de estas acusaciones. De las anteriores, él ya dijo que era un informe tendencioso, manipulado y que era pura propaganda. Hasta la semana que viene, si Dios quiere.

guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
¿Qué opinas de esta nota?x
()
x