fbpx
Familia

ICBF podría quitar la custodia de los hijos por un grito o una palmada, si se aprueba esta ley

palmadas
Avatar
Escrito por Redacción R+F

Actualización: El Partido Colombia Justa Libres anunció que retiraba su apoyo al proyecto a través de un comunicado difundido en Twitter.


Congresistas del Partido Conservador, Centro Demócratico y Colombia Justa Libres están apoyando un Proyecto de Ley que impone el modelo de “Crianza Positiva” como el oficial del Estado y obligatorio para todos los padres de familia.

Esta técnica educativa se haría exigible a todos los padres y se convertiría en un derecho esencial de los niños, exigible administrativamente a través del proceso de “Restablecimiento de Derechos”, junto con campañas de sensibilización y cursos de reeducación para padres de familia.

Nuevo derecho convertiría a los hijos en jueces de sus padres, y generaría un sentimiento de victimismo en los niños, así como una grave pérdida de autoridad en los adultos.

Como lo reconoce la representante del Partido Verde Juanita Goebertus, y una de las principales promotoras de la ley, este proyecto de ley pretende limitar la autonomía de los padres para decidir sobre la educación que dan a sus hijos, algo que afectaría gravemente uno de los aspectos más íntimos de la relación entre padres e hijos: la Patria Potestad.

¿Qué dice el Proyecto de Ley 179 de 2019?

Redactado e impulsado por ONG Save the Children y la Alianza para la Niñez Colombiana (UNICEF) , el proyecto aparece firmado por el Representante Liberal del Caquetá, Harry Giovanny González, y prohíbe a los padres usar cualquier método de corrección que genere el más “leve” “dolor o malestar”.

Save the Children PL Crianza Positiva
Informe Anual de Save the Children 2019 – PL Crianza Positiva

De aprobarse esta norma, se agregaría al artículo 262 del Código Civil:

Queda prohibido el castigo físico y cualquier método de corrección, sanción o disciplina que involucre el uso de la violencia.

Además, el proyecto define el Castigo Físico como:

Todo castigo en el que se utilice la fuerza física y que tenga por objeto causar cierto grado de dolor o malestar, aunque sea leve…pegar a los niños con la mano…zarandear o empujar a los niños, arañarlos, pellizcarlos…tirarles del pelo…obligarlos a ponerse en posturas incómodas…obligarlos a ingerir alimentos hirviendo u otros productos.

Queda claro que la enumeración no es exhaustiva y muchas otras conductas entrarían dentro de esa prohibición.

Por ejemplo, en los manuales de Save the Children se califican como “castigo humillante y degradante” los “gritos, regaños, amenazas de castigos”, así como los “baños con agua fría”, el “encierro” o “ignorarle cuando le habla al adulto”.

Finalmente, el proyecto de ley crea un “Derecho al buen trato” que establece que

en ningún caso serán admitidos los castigos físicos como forma de corrección ni disciplina.

Así, una ligera, oportuna y necesaria palmada se convertiría en una “violación de los derechos de los niños”, que exigiría la intervención de los servicios sociales del Estado.

El alcance de esa intervención es impredecible ya que los funcionarios estatales de familia  (jueces, defensores del ICBF, comisarios de familia) tienen facultades amplias y discrecionales.

Eso significa que un padre que en alguna ocasión dé una palmada a sus hijos, en principio debería ir a unos cursos estatales de “reeducación”, firmar compromisos y recibir amonestaciones legales por haber “maltratado” o “violado los derechos de sus hijos”.

Sin embargo, si a juicio del funcionario es necesario, podrían tomarse otras medidas que podrían ir desde un cambio en la custodia de los hijos, hasta la pérdida de la Patria Potestad (a través de un proceso judicial) y la entrega del hijo en adopción.

En caso de que la “violación” se repita después de la amonestación, los padres podrían pagar multas e incluso ser arrestados.

Esto es más probable que suceda cuando hay conflictos entre los padres o con terceros, quienes de mala fe pueden invocar la “defensa de los derechos del niño” como arma contra quien tiene la custodia, así como en los casos de niños con comportamientos difíciles de manejar o de padres con ciertas limitaciones culturales, emocionales o intelectuales, que les dificulte adoptar este exigente modelo de crianza.

Preguntas frecuentes sobre las palmadas y la “crianza positiva”:

Sobre el Autor

Avatar

Redacción R+F

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 Comments

  • Si el gobierno le fastidia tanto que hayan tantas protestas y tantos jovenes en la calle cometiendo actos de vandalismo, como pretenden que eso cambie si lo que están logrando es minar el camino para la próxima generación de ciudadanos que no tienen el mas mínimo respeto por la autoridad y la ley?

  • Si el ICBF HACE ESO PREFIERO QUE SE LLEVEN UN HIJO QUE LO CRIEN ELLOS Y EVITO DOLORES DE CABEZA CON UN LADRON DROGADICTO EXPENDEDOR DE ESTUPEFACIENTES EN FIN BIEN PUEDA ICBF