fbpx
Familia

«Tecnointerferencia»: padres dedican el mismo tiempo a su celular que a sus hijos.

Avatar
Escrito por Redacción R+F

«Dame un minuto»,  es una frase que cada vez más niños escuchan cuando necesitan la atención de sus padres.

Lo hacen porque la vida actual les exigen mucho tiempo de trabajo, de vida social y de entretenimiento a través de las pantallas de su celular.

Una encuesta reciente realizada en Estados Unidos 2000 padres de familia con hijos en edad escolar, reveló que el 50% de los papás reportaron que su hijo les pedía que dejaran de ver el celular cuando están con ellos, el 62% admitió que dedicaban demasiado tiempo a su teléfono cuando estaban con sus hijos y casi el 70% se sentía adicto al aparato.

Por otra parte, los 83% de los padres creen que el celular es una herramienta indispensable en la crianza de sus hijos: ya sea para tener a su hijo ocupado (58%), como un premio (53%), para calmarlo cuando está disgustado (53%) o para castigarlo (63%).

A pesar de todo el 79% de los padres creen que la relación con sus hijos mejoraría si todos le dedicaran menos tiempo al aparato.

De hacerlo el 56% dedicarían ese tiempo extra a practicar algún hobby con los niños, el 54% a jugar juntos o a hacer actividades al aire libre.

En resumen los papás en promedio les dedican diariamente 2:41 minutos a sus hijos, mientras a su celular le dedican 2:17 minutos.

No sorprende entonces que los padres se quejen de lo difícil que es quitarle el celular a sus hijos, cuando para ellos mismos es tan difícil desprenderse del suyo.

Consecuencias de la «tecnointerferencia»

Los sociólogos han desarrollado la frase «Tecnointerferencia» para describir como la tecnología interfiere en las relaciones sociales en general, y en especial en la más importante de todas: la de los padres con sus hijos.

Las consecuencias negativas para los niños y jóvenes incluyen afectaciones en su bienestar emocional, la pérdida para los padres de llamados de atención por parte de los hijos, una relación es menos positivas mal comportamiento de los hijos retraso del desarrollo del lenguaje y un incremento en las lesiones de los niños.

Un estudio con más de 6000 niños de 8 a 13 años  reveló que la tercera parte de ellos se sentían poco importantes cuando sus padres usaban el teléfono durante las comidas,  mientras conversaban o durante el tiempo de familia.

Los niños compadres que se distraen  con el celular  durante el tiempo de familia pueden sentir que deben competir por la atención del papa,  llevándolos a comportarse mal porque se sienten tristes, disgustados o ignorados.

Por el contrario los niños  se comportan mucho mejor cuando se sienten seguros y queridos por sus papás. Desconectarse y poner las pantallas fuera de circulación durante el tiempo de familia y al compartir con niños, es una de las claves para una paternidad satisfactoria, para unos niños felices, con relaciones positivas y conexiones familiares fuertes.

Fuente: Why we should be worried about parents’ screen time

Sobre el Autor

Avatar

Redacción R+F

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.