Espiritual Familia

¿Quieres pertenecer a las familias eucarísticas?

Avatar
Escrito por Invitado

Les proponemos un camino interior para experimentar la fe, la esperanza y el amor según la Pascua del Señor; a esta experiencia interior le llamamos “familias eucarísticas”.

¿Qué son las familias eucarísticas?

Son familias que deciden transitar un itinerario espiritual según una espiritualidad eucarística, recordando aquello que nos dice el Concilio: “La Eucaristía es la fuente y la cima de toda la vida cristiana.” LG 11. Toda la vida cristiana incluye nuestras familias.

Jesucristo quiere habitar en nuestros hogares. Él nació y nos santificó desde la Sagrada Familia de Nazaret y la presencia real de Cristo entre nosotros está en la Eucaristía, por este motivo es que hablamos de “familias eucarísticas”, fundamentadas en la Sagrada Familia y en una espiritualidad eucarística.

La vida matrimonial o familiar es fuente de felicidad y santidad, como también tristemente puede ser un lugar de dolor y causa de heridas muy difíciles de sanar. En este santuario de vida es donde podemos comenzar a caminar hacia la casa del Padre como peregrinos según un estilo de vida familiar.

Descubrimos esta espiritualidad matrimonial y familiar entendiendo que el Señor ya la ha revelado, no la tenemos que inventar. La espiritualidad eucarística no surge por la elucubración racional sino por contemplar lo que el Señor ha revelado durante siglos a través de las Sagradas Escrituras y de la Tradición de la Iglesia. Podremos pertenecer a cualquier comunidad de fe, movimiento o parroquia, pero el primer lugar teologal de encuentro en la fe es mi propia familia.

Por este motivo familias eucarísticas es una experiencia para toda familia cristiana.

ICONO DE LA SAGRADA FAMILIA
El icono no es una simple imagen, ni un elemento decorativo, ni una ilustración de las Sagradas Escrituras. El icono es algo más: Es el equivalente al mensaje evangélico, pero transcrito en imagen.

¿Qué relación hay entre la Eucaristía y la vida familiar?

El itinerario espiritual que podremos recorrer es viendo el matrimonio o la familia desde una mirada eucarística. Buscaremos vivir en la intimidad del hogar los mismos elementos constitutivos de la liturgia eucarística, es decir, que la familia sea un lugar:

Relacionados  ¿Coaliciones con la izquierda? La preocupación es legítima y con fundamento

 donde nos sentimos miserables pero el Señor nos recibe en su Iglesia,
 donde se experimenta el perdón de sus miembros,
 donde se escucha y vive la Palabra de Dios,
 donde ofrecemos todo nuestro trabajo para glorificar al Señor,
 donde el cuerpo y la sangre de Cristo se hacen presente al bendecir al Señor,
 donde se practica la oración familiar,
 donde el sacramento del matrimonio nos hace “uno” pero a la vez son dos, como el Cuerpo y la Sangre,
 donde los padres “se parten” para entregarse a los hijos,
 donde una familia que se entrega para “ser alimento” de otras familias hambrientas de Dios,
 donde esta “iglesia doméstica” sale a transmitir a los demás la Buena noticia de la salvación,
 donde María nos trae al Hijo y José lo cuida, para que nuestro hogar también se convierta en Belén, la casa del pan.

¿Quiénes pueden ser parte de familias eucarísticas?

Podemos ser una “familia eucarística” si buscamos sinceramente vivir desde la espiritualidad eucarística. Puede participar un matrimonio, un padre o una madre sola con sus
hijos, un abuelo con su nieto, dos hermanos, etc. Cualquier modo de encuentro familiar según el orden natural, aunque no sea una familia “completa” en el sentido de los miembros que la integran.

Si buscamos ser parte de este itinerario de fe familiar es porque nos reconocemos vulnerables, débiles y pecadores, no tenemos la familia perfecta, por eso mismo es que queremos caminar ejercitando las virtudes cristianas.

La decisión es si quieren vivir según una espiritualidad matrimonial y familiar, leyendo nuestro hogar desde la Eucaristía y si estamos dispuestos a dejarnos ayudar para lograr vivir este modo de espiritualidad. También, si queremos animar a otros cristianos a que vivan esta experiencia de ser familias que peregrinan hacia la Casa del Padre.

Relacionados  Sin Cuentos en Navidad

Contacto: [email protected]
Pbro. Juan Francisco Lázzaro 

 


Apoya el periodismo católico con una donación en DÓLARES con tu tarjeta de crédito:

O con tu tarjeta débito a través de PSE:


Sobre el Autor

Avatar

Invitado

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.