Espiritual

La familia y ascendencia de María

En la Virgen María se confirman las profecías de la Escritura al respecto del linaje y al tribu del Mesías.

Tanto en el antiguo como nuevo testamento, enunciar la ascendencia del Salvador es una constante como señal de reconocimiento de su misión.

Los evangelistas resaltan de manera especial que su ascendencia está marcada por el linaje real de la casa de David y la tribu noble y privilegiada de Judá.

Además de esto, la sangre levítica también se hace presente en la naturaleza humana del Salvador según lo comparte la teología y tradición tomando en consideración el parentesco de Nuestra Señora con Isabel, hija de un sacerdote de la tribu de Leví.

Los mismo judíos en el relato de Mateo, “¿Qué pensáis del Cristo? ¿De quién es hijo? Le dijeron: —De David” (Mt 22,42) confirman las características del Mesías ya bien populares dentro su cultura. Es una cuestión muy importante porque las profecías que prometían que el Cristo Mesías descendería de la línea de David eran bien conocidas por todos (2 S 7,12 sg; Is 11,1; Sal 18,51, etc.).

Así pues, nadie podía afirmar ser Cristo sin ser de la tribu de Judá y descendiente de David y esta característica, según la naturaleza humana, es recibida por Jesús de la Virgen María.

Sobre el Autor

Camilo Andres Gálvez Lopera

Camilo Andres Gálvez Lopera

Teólogo y filósofo.
Pido a Dios la capacidad de vivir con pasión de acuerdo a dos valores fundamentales: Fe y Razón.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.