Actualidad Cultura Familia

La Navidad en Latinoamérica: el avance de «Santa Claus» y las tradiciones que persisten

Avatar
Escrito por diegoarango

Por: Diego Arango Osorio

Latinoamérica

Por lo general en toda Latinoamérica las celebraciones navideñas tienen un común denominador, que es el nacimiento del Niño Dios, festividad completamente católica y de cara a las tradiciones hispanoamericanas.

Las costumbres en todos los países son muy parecidas, aunque difieren conforme a las etnias y a las condiciones climáticas y tradiciones ancestrales.

Pero para el latinoamericano, por ejemplo, los regalos no vienen de Santa Claus o Papá Noel, primordialmente proceden del Niño Jesús. Según algunas explicaciones coloquiales, se dice que el Niño delega a Papá Noel para la entrega de los regalos. Esta versión es un tanto acomodada por la fusión de la tradición auténticamente cristiana y la utilización comercial que sincretiza la tradición.

Así, en nuestras familias nos enseñaron que la carta, pidiendo los regalos que hacíamos de niños, era dirigida al Niño Dios.

Papá Noel/ Santa Claus

Ahora bien, sabemos que la figura de Santa Claus se desprende de San Nicolás, un Obispo nacido en Grecia en la provincia de Anatolia -hoy Turquía-, del siglo IV, y es una tradición original de los pueblos europeos, que hizo tránsito a Norteamérica y comercialmente llegó a nuestro continente latinoamericano.

Se cuenta que este personaje querido por los niños les repartía regalos cada diciembre y que hacía ciertos milagros, en especial a las solteronas que les ayudaba a conseguir marido. En Europa le llamaron Papá Noel, es decir, el papá de la Navidad. La palabra “Noel” en francés significa “navidad” y en los Estados Unidos e Inglaterra es Santa Claus, vocablo que proviene de una deformación vulgar del original holandés Sinterklaas -que fonéticamente lo transformaron en “Santa Claus” en Estados Unidos-.

Esta deformación del “papá de la Navidad” a “Santa Claus” por supuesto ha tomado mucho vigor en el mundo y en especial en la economía, pues el mes de diciembre es el de mayor actividad comercial y ventas en el mundo, eso gracias al Niño Dios, que es la razón original de las fiestas navideñas, pues se trata del nacimiento del hijo de Dios venido a esta tierra.

La actividad comercial utilizó la figura del viejito de barba blanca, que según la leyenda vive en el Polo Norte, otras versiones indican que es en Escandinavia o en la Laponia, y se introduce por las chimeneas llevando regalos y viajando en un trineo halado por venados o un reno a quien le llaman Rodolfo, volando por los aires.

Relacionados  A los alcaldes y todos los gobernantes: ¡fortalezcan la familia, no la destrocen!

Pero esto no es más que una fantasía, puesto que no es el verdadero espíritu navideño en la tradición latinoamericana.

Apoya el periodismo católico con un «like»:

Colombia

En Colombia existen muchas tradiciones que son comunes en Latinoamérica. Por ejemplo, el pesebre que sale de la creación de San francisco de Asís. En casi todos los templos católicos se representa con las figuras de la Santísima Virgen, su esposo San José, los pastorcitos y la llegada de los tres Reyes magos, que no hacían magia, sino que así fueron nombrados; también el burrito que transportaba a la Virgen embarazada, los bueyes y cabritos en el establo, y bueno, la estrella de Belén que les indicó el sitio exacto donde estaba el Niño Jesús.

En muchos hogares se arma el pesebre, pero no excluye el árbol de Navidad, que anteriormente era un pino de verdad, ya hoy no se cortan pinos, es artificial y alegórico, con luces, figuras, regalos y la estrella en la punta.

Algo muy propio sí son las novenas, que se rezan del 16 al 24 de diciembre, además de entonar los villancicos y, desde luego, compartir con la deliciosa natilla, los buñuelos y el chocolate. En algunas casas la cena de navidad es con pavo, tradición anglosajona, en otras la ensalada de papa con mayonesa, también el pernil de cerdo, los tamales, las hojuelas y muchas otras ricuras se ofrecen según la cultura de los pueblos.

Ecuador

En Ecuador las tradición es muy rica, la comida depende de la región, si es de la sierra es más cargada en buñuelos, tamales, morocho y chancho horneado. En la costa son los secos y aguados de pollo, de chivo y también de chancho, las tortillas de choclo y demás delicias.

Otras tradiciones latinoamericanas

Las tradiciones son muy similares en Colombia, Perú, México, Centro América y Suramérica. Se reza la novena, se cantan los villancicos, se hace la cena navideña, se asiste a la misa de Gallo y, bueno, en algunas partes la celebración también incluye -el exceso de- bebidas alcohólicas, como aguardiente o chicha.

Tomada de //www.cathopic.com / Alvaruky

Hay otras tradiciones paganas como lo de las 12 uvas, la maleta a la vuelta de la esquina, los billetes en los zapatos, los calzones amarillos y, en fin, una serie de agüeros que no obedecen a la tradición cristiana, sino más bien a supersticiones acomodadas que parten de aspectos populares, pero que nada tienen que ver con la fiesta del Niño Dios.

Relacionados  ¡Vivamos la Navidad! Claves para comprender sus símbolos sin distracciones

Otras curiosidades se practican el 31 de diciembre, como el año viejo. En el sur de Colombia y en Ecuador es una gran tradición, se fabrican muñecos rellenos de pólvora y se queman a las doce de la noche, en especial figurativos a personajes, como expresión del sentimiento popular que quiere desparecer lo malo del año que termina.

La pólvora es otro gran problema, práctica que está abolida o por lo menos los gobiernos tratan de hacerlo. En Colombia hay campañas estatales que advierten y prohíben el uso de la pólvora en navidad.

En general esta festividad es un conjunto de fe, tradición y alegría, que se conservará, pues así muchos piensen que se va acabando, no es cierto, porque el espíritu navideño prevalecerá en el mundo.

[email protected]

*Imagen principal: tomada de //www.empresarioweb.com.ar


¡Bienvenido a la Razonatón de la Fe!

Apreciado amigo de Razón+Fe:

¿Te parece que los católicos y demás creyentes estamos bien representados en los grandes medios? Consideramos que no. Y por eso emprendimos desde 2014 una nueva forma de hacer periodismo que ya ha impactado a, por lo menos, 600 mil lectores (de la edición impresa), y a más de 260 mil visitantes en nuestra edición digital, que nació en 2016.

Y porque ya nos leen miles de lectores, como tú, quienes merecen continuidad de un servicio profesional cada vez más cualificado y diversificado, empezamos la Razonatón de la Fe, a la cual te invitamos:

  1. Unámonos en oración por la evangelización, la defensa de la vida y la familia.
  2. Formémonos como creyentes comprometidos y posibilitemos el diálogo intelectual, ético y humano con los no creyentes. Comparte nuestros artículos y síguenos en redes sociales @razonmasfe
  3. Actuemos y démosle un impulso definitivo a nuestra Fe. ¡Apóyanos con tu donación!

Comprometida con este desafío,
Alexandra Serna, directora de Razón+Fe [email protected]

Haciendo clic aquí puedes donar en línea de forma segura:Apoya a R+F haciendo una donación con Tarjeta Débito

*Recibe el boletín semanal de Razón+Fe:
[yikes-mailchimp form=»1″]

Sobre el Autor

Avatar

diegoarango

Empresario y Comunicador Social

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.