Cultura

Esta es la preciosa historia de Artabán, el cuarto Rey Mago

Esta es la preciosa historia de Artabán, el cuarto Rey Mago
Escrito por Redacción R+F

Hilo publicado en Twitter por ℭervantes 2.0
@eldelquijote


Melchor, Gaspar, Baltasar y…Artabán. ¿Conoces la historia del cuarto rey mago que no llegó a tiempo a Belén? Vamos a por el último hilo navideño. (1)

Si quieres recibir noticias de actualidad sobre la Cultura de la Vida, te invitamos a seguirnos en nuestro CANAL DE TELEGRAM haciendo clic AQUÍ.

Artabán era el cuarto rey mago, su regalo para el niño Jesús eran tres piedras preciosas: un diamante egipcio, un jaspe chipriota y un rubí libio. (2)

El punto de encuentro con el resto de reyes magos era el zigurat de Borsippa, en la antigua Mesopotamia. Actualmente conocida como Birs Nimrud, la ciudad era la sede del dios babilónico de la sabiduría, Nabu. (3)

Rumbo a Borsippa, Artabán se encontró con un anciano tirado en el suelo. Un grupo de ladrones, además de robarle cuanto tenía, le habían propinado una paliza. Nuestro rey mago no dudó en auxiliarlo, en sanar sus heridas y en darle el diamante para que pudiera reahacer su vida.(4)

Pero eso retrasó su viaje y cuando llegó a Borsippa, el resto de reyes magos ya habían partido rumbo a Belén. Confiando en sus conocimientos astronómicos, Artabán decidió ir solo en busca del niño, así que partió hacia los montes de Judea. (5)

Cuando al fin logró averiguar dónde se hospedaba la Sagrada Familia, ya era demasiado tarde. José y María habían partido rumbo a Egipto, huyendo de las matanza de inocentes ordenada por Herodes. Artabán sólo pudo postrarse ante un pesebre vacío. (6)

Dispuesto a continuar su búsqueda, Artabán se topó con un soldado de Herodes dispuesto a asesinar a un niño ante los ojos de su madre. De inmediato, el cuarto rey mago intercedió por el pequeño y sobornó al soldado entregándole el rubí. (7)

Por desgracia, fue sorprendido por otros soldados y detenido de inmediato. Artabán fue enviado a la prisión del Palacio de Jerusalén, donde permanecería cautivo los siguientes treinta años de su vida. (8)

Cuando salió de prisión, tuvo noticias de un tal Jesús de Nazaret, que obraba hechos milagrosos y que decía ser el Mesías. Artabán supo de inmediato que se trataba del bebé al que llevaba buscando desde que partió de su hogar, más de treinta años antes. (9)

Cuando al fin, tras errar por todo Jerusalén, dio con sus seguidores, fue informado de que Jesús había sido condenado a muerte y que su crucifixión se produciría en ese mismo día. Desolado pero con esperanzas de encontrarse con él, se dirigió al monte Calvario. (10)

De camino, pasó por el mercado. Allí vio como una joven era subastada como esclava para saldar las deudas de su padre. Artabán, conmovido, utilizó el jaspe que aún conservaba para liberar a la joven. En ese momento, Jesús moría en la cruz. (11)

El cielo se oscureció, la tierra tembló violentamente y los muros se agrietaron. Una piedra cayó sobre la cabeza de nuestro ya anciano y cansado Artabán, hasta dejarlo inconsciente. Y en ese estado, entre la ensoñación y la realidad, surgió una figura ante él. (12)

Y Jesús le habló: «Tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber, estuve desnudo y me vestiste, estuve enfermo y me curaste, me hicieron prisionero y me liberaste».

Artabán, confuso, preguntó: «¿Cuándo hice yo esas cosas?». (13)

«Lo que hiciste por tus hermanos, lo hiciste por mí».

Y así, Artabán culminó su exhausta misión, se reunió al fin con Jesús y encontró el descanso merecido y eterno en los cielos. (14)

Esta historia se recoge en el cuento de Navidad «El otro rey mago», escrito en 1896 por Henry van Dyke. Espero que les haya gustado. Feliz día de Reyes.

Originally tweeted by ℭervantes 2.0 (@eldelquijote) on 6 January, 2023.

guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
¿Qué opinas de esta nota?x
()
x