fbpx
Actualidad Espiritual Fe Testimonios

[Video]: ¿Puede una sencilla oración detener la peste?

Una breve antífona invocando la protección de Dios a través de la Santísima Virgen María para que extirpe la peste, es el origen de este hermoso canto llamado Stella Coeli extirpávit y que, efectivamente, ha obtenido la favorable respuesta Divina.

Durante la actual pandemia, esta antífona fue recuperada por algunos grupos y reinterpretada en diferentes versiones. Aquí ofrecemos dos: la primera, con música de fondo y voces masculina y femenina intercaladas. La segunda, “a capella”, con letra y partitura en Latín. También transcribimos la traducción, para quienes deseen recitar la antífona en oración.

Stélla caéli exstirpávit

Canto y oración a la Virgen en tiempos de peste

“Stella Cæli”, versión con música de fondo
y voces masculina y femenina intercaladas.

Mientras disfrutamos de esta bella pieza musical y elevamos el alma a Dios para suplicar por el fin de esta situación, recordemos las palabras del Cardenal Müller:

“…no somos fideístas, como esas sectas cristianas que dicen que no tenemos necesidad de la medicina, que basta con encomendarnos a Dios.

Encomendarnos a Dios no contradice que valoremos todas las posibilidades que nos ofrece la medicina moderna.

Pero la medicina moderna no sustituye la oración: son dos dimensiones que no deben separarse, pero tampoco superponerse”.

Card. Gerhard Müller
Historia de esta antífona y del Canto

Stella Coeli extirpávit, es una antigua antífona a la Virgen María, entonada con motivo de plagas y contagios.

Parece que el himno Stella Caeli Extirpavit fue compuesto por las hermanas del monasterio de Santa Clara, en CoïmbraPortugal, durante la peste de principios del siglo XIV.​ El texto de esta antífona y su inspiración debe mucho a la espiritualidad franciscana. La primera fuente textual se encuentra -sin la parte final- en un Libro de horas de Carlos de Orleans fechado antes de 1430 (F-Pn lat. 1196, f. 231v). Serán los frailes menores quienes desarrollarán un papel muy activo durante algunas de las pestes que asolaron Europa.

La primera fuente para tratar para reconstruir la historia de la antífona Stella coeli es De Origine Seraphicae religiones Franciscanae escrita por el padre Francesco Gonzaga (1541-1620) a partir del 1587.​ El documento que recoge esta antífona fue impreso en Barcelona en 1677, en la tipografía de Francisco Cormellas y Vicente Surià: Antiphona te oraciones/tio contra lugem contagiosamente. Ex Chronic Ordinis Seraphici Fratrum Minorum con-/scriptis por R. P: Franciscum Gonzaga, eiusdem Ordinis general/, y se conserva en el Archivo de la Parroquia de Santa María del Pi de Barcelona.

Durante la pandemia por coronavirus de 2019-2020 esta antífona fue recuperada por algunos grupos y reinterpretada en diferentes versiones. Entre estas reinterpretaciones destaca la que hizo en marzo de 2020 el grupo hispano “Schola Antiqua”.​ También fue recuperada y utilizada por comunidades religiosas como oración a la Virgen durante la pandemia del coronavirus.

Fuente: Wikipedia (Ver la fuente con las citas documentales).​

Versión “a capella” con texto en Latín y partitura musical
“Stella Cæli”
Texto en Latín y traducción al Español

«Stella Caeli exstirpavit».

Stella cæli exstirpávit, quæ lactávit Dóminum:
Mortis pestem quam plántavit primus parens hóminum.
Ipsa stella nunc dignétur sídera compéscere,
Quorum bella plebem cædunt diræ mortis úlcere.
O piíssima stella maris, a peste succúrre nobis.
Audi nos, Dómina, nam Fílius tuus nihil negans te honórat.
Salvanos Iesu, pro quibus Virgo Mater te orat.

V. In omni tribulatióne et angústia nostra.
R. Sucúrre nobis, piíssima Virgo María.

OREMUS
Deus misericordiae, Deus pietatis, Deus indulgentiae, qui misertus es super afflictione Populi tui, et dixisti Angelo percutienti Populum tuum: contine manum tuam ob amorem illius Stellae gloriosae, cujus ubera pretiosa contra venenum nostrorum delictorum quam dulciter suxisti: praesta auxilium gratiae tuae, ab omni peste, et improvisa morte secure liberemur, et a totius perditionis incursu misericorditer liberemur.

Per te Jesu Christi Rex Gloria, Salvator Mundi: Qui vivis, et regnas in secula seculorum. Amen.

En Español
PLEGARIA EN TIEMPO DE PESTILENCIA

Estrella del Cielo, Tú que amamantaste al Señor,
y extirpaste la peste de la muerte, que fue plantada por el primer padre de los hombres.

Estrella dígnate ahora
apaciguar el cielo,
que enojado contra la tierra,
destruye pueblos con la cruel peste de la muerte.

Oh Piadosísima Estrella del mar,
libéranos de la peste.

Escucha nuestras oraciones, oh Señora,
ya que tu Hijo, que no te niega nada, te honra.

Sálvanos Jesús,
por quienes ora tu Virgen Madre.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,
para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

Oremos

Dios de misericordia, Dios de piedad, Dios del perdón, que te movió a compasión la aflicción de tu pueblo, y le dijiste al Ángel que golpeó a tu pueblo: “detén tu brazo por el amor de esa gloriosa Estrella”, de cuyo precioso cofre bebiste suavemente la leche contra el veneno de nuestros pecados; ven en nuestra ayuda con tu gracia divina para que, a través de la intercesión de la Santísima Virgen María, Tu Madre, nos liberemos de cualquier contagio pestífero y muerte súbita, y nos salvemos de cualquier peligro de perdernos.

A Ti, Jesucristo, Rey de gloria, que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.


Apoya el periodismo católico con una donación en DÓLARES con tu tarjeta de crédito:
O con tu tarjeta débito a través de PSE:

Sobre el Autor

Avatar

Redacción R+F

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.