fbpx
Actualidad Provida Vida

Será extremista quien no crea que los hombres pueden volverse mujeres

autopercweoon
Escrito por JOSE SOSA
¡Difunde la cultura de la Vida!

La administración progresista de Biden y toda su élite parecen estar profundamente obsesionados con redefinir la sociedad estadounidense, a través de leyes de “derechos civiles” para la afirmación de que la “identidad de género”. 

Joe Biden dice con orgullo que está trabajando por el “respeto” de los hombres que se identifiquen como mujeres; eliminando los estándares legales o médicos que se basan en hechos biológicos como el sexo.

La mal llamada Ley de igualdad aprobada en febrero en la Cámara de Representantes controlada por los demócratas, y ahora espera su paso por el Senado.

La legislación enmienda la Ley de Derechos Civiles de 1964 reemplazando “sexo” por los términos “sexo, orientación sexual e identidad de género”, poniendo la “identidad de género” entre las categorías protegidas frente a la discriminación y la segregación.

Si se aprueba este proyecto de ley, la locura que hemos presenciado desde la administración Obama —los hombres biológicos en espacios que deberían ser seguros para mujeres como vestuarios y equipos deportivos— quedará consagrada en nuestra ley de derechos civiles. 

Las instalaciones públicas de EEUU se verán obligadas a permitir que un hombre que se “autoidentifica” como mujer utilice y se beneficie de instalaciones, programas o financiación para mujeres biológicas. ¡Una locura!

También se implementarían sanciones en las redes sociales por “conducta de odio”, para quienes digan (como lo prueba la ciencia) que un hombre no puede ser una mujer, y extendería multas como la que existe en Nueva York, de 250.000 dólares por “hacer mal uso” de un pronombre “preferido”.

El movimiento transgénero se ha convertido en un peligroso movimiento de censura, lavado mental y control social.

En la Sección 2, “Hallazgos y propósito” de la Ley de Igualdad, se explica esta legislación es necesaria debido a que “muchas personas” son objeto de discriminación por “las percepciones o creencias de los demás”.

Aunque la Sección 2 no es vinculante, claramente plantea una peligrosa perspectiva para su interpretación, borrando la línea entre las creencias personales y actos reales de discriminación. 

El pasos siguiente, de aprobarse esta ley, será una persecución sin cuartel para quienes sean coherentes y firmes en la defensa de la verdad biológica, así como en la vivencia de la moral cristiana.

En todo caso aún no es claro que tan lejos llegará un proyecto de ley tan radical, en un Senado dividido, para el cual se necesita una mayoría calificada.

Adaptado del Daily Signal


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.