fbpx
Actualidad Vida

Senadora conservadora se une a las Farc en proyecto de ley proaborto

Sandino Blel
Avatar
Escrito por Redacción R+F

¿En qué podrían confluir una cabecilla de las FARC señalada de proxenetismo y de aborto forzado en niñas menores de edad, y una “conservadora”? Aunque parezca increíble, en un proyecto para reprimir judicialmente la Defensa de la Vida en nombre de una falsa concepción de la “libertad de la mujer”.

¡Únete a esta campaña para archivar el proyecto radical y liberticida de Nadia Blel!

La senadora cartagenera Nadia Blel Scaff, del Partido Conservador, radicó el pasado 20 de julio un polémico proyecto de ley (P.L. 029 de 2020) supuestamente dirigido a “proteger la maternidad y el trato digno”, pero que en realidad no hace otra cosa que avanzar el discurso feminista radical que condena y estigmatiza como “violentas” a personas inocentes.

La senadora propone, por ejemplo, sancionar disciplinariamente las opiniones de médicos y enfermeras en materia de vida y sexualidad, e imponer multas de hasta 130 millones de pesos a sus empleadores, haciendo muy precaria situación laboral para el personal médico que exprese su respeto por la vida de los seres humanos en gestación, o por la santidad del matrimonio, la familia y la sexualidad.

En efecto, el artículo 4° califica como violencia obstétrica “criticar a la mujer por decisiones relacionadas con su vida sexual o reproductiva o por su conducta durante el parto”, mientras el artículo 5° impone sanciones disciplinarias a las personas naturales y millonarias multas, incluso hasta la revocatoria de la habilitación de los servicios médicos, lo cual implicaría el cierre de clínicas y hospitales.

Y gracias a las denuncias que se han ido generalizando con los ‘micromachismos’, que califican de violencia y discriminación cualquier saludo o comentario bien intencionado, es fácil anticipar lo fácil que resultará para los activistas proaborto utilizar el término “criticar”  para imponer una efectiva censura y un régimen de intimidación frente a quienes pretenden expresar una opinión o aconsejar a un paciente desde una perspectiva cristiana.

Otras conductas sancionadas por el proyecto son las siguientes:

  • k. Amenazar, culpabilizar, estigmatizar, discriminar, reprochar, tratar de persuadir, negar u ocultar información a la mujer que decide la interrupción voluntaria del embarazo en los casos legalmente admisibles de acuerdo con el pronunciamiento de la Corte Constitucional.
  • l. Imponer barreras administrativas o dilatar la práctica de interrupción voluntaria del embarazo IVE en los casos legalmente admisibles de acuerdo con el pronunciamiento de la Corte Constitucional.
  • n. Promover barreras de acceso a la anticoncepción,esterilización quirúrgica voluntaria y entrega de anticoncepción de emergencia en razón de su edad, sexo, etnia, orientación sexual, número de hijos/as u otro motivo que no sea la expresa voluntad de la mujer.

El que no ameriten ninguna sanción conductas mucho más extendidas como la persuasión o inducción a la anticoncepción y al aborto, confirman el enfoque abortista y anticristiano del proyecto.

El mejor respaldo para un proyecto de reingeniería anticristiana: las FARC

La congresista conservadora parece ser muy consciente de la naturaleza revolucionaria y radical de su proyecto de ley, al juzgar por la elección que hizo de sus aliados.

Según el orden del día publicado al principio de esta semana, el proyecto de ley tendrá como ponentes además de su autora, a una cabecilla de las FARC señalada de proxenetismo y de aborto forzado en niñas menores de edad, con el fin de complacer sexualmente a los terroristas de izquierda marxista (ver aquí, aquí y aquí).

parto digno
Imagen del orden del día de la Comisión VII del Senado
Sandino
Victoria Sandino ha sido señalada de varios crímenes por la Corporación Rosa Blanca. Imagen: Testigo Directo.

“En muchas oportunidades me encontré con Victoria Sandino. Tuve la oportunidad de decirle a ella las cosas, pero le daba lo mismo. Ella decía que ‘tenía que aguantarme’, esa es la vida de la mujer en la guerrilla. Que a eso habíamos ido las mujeres a las Farc”.

– Denuncia de Alexandra Vargas, reclutada por las FARC cuando tenía 15 años, y quien denunció que fue usada como esclava sexual por los comandantes alias “El Zorro”, “el Toro”, “El Abuelo” y “Jerónimo”, con la complacencia de Victoria Sandino.

Indignación en el gremio médico

Las asociaciones médicas ya se habían pronunciado en 2018 sobre este mismo proyecto de ley,  rechazándolo por violar la autonomía de los médicos:

“Resulta inconveniente que el proyecto invada flagrantemente aspectos incorporados en la ley de ética médica y se sindique a estos profesionales como agentes de violencia”, dijo a El Tiempo César Burgos, presidente de la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas (ACSC), que reúne 63 gremios de especialistas.

Por su parte, Ivonne Díaz, presidenta de la Federación Colombiana de Obstetricia y Ginecología (Fecolsog), dijo al mismo diario que la iniciativa señala a los médicos como victimarios y generadores de violencia.

¡Únete a esta campaña para archivar el proyecto radical y liberticida de Nadia Blel!

Este es el proyecto de ley radicado en la Cámara de Representantes:


Si quieres apoyarnos en esta lucha por el respeto a la fe y a los creyentes, por favor considera hacer un aporte periódico a nuestra fundación:

Sobre el Autor

Avatar

Redacción R+F

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 Comment

  • Es increíble! Que contrasentido tan indignante! Una líder conservadora contribuyendo con la matanza de los inocentes y proponiendo un régimen inquisitorial en contra de quienes defendemos la vida de los bebés en gestación!

    Este es un ejemplo típico de las llamadas FALSAS DERECHAS que proponía y estimulaba Lenín.

    Éstas suelen ser víboras que, durante años, fingen rectitud para liderar al incauto rebaño conservador. Hasta que, llegada la hora crítica, incurren en una estratégica traición… Ese inesperado impacto provoca aturdimiento, parálisis, pero sobre todo, una profunda, a veces irremediable, desesperanza en el rebaño que lideran.

    Cuán sabia es la advertencia que nos dejó Nuestro Señor Jesucristo: “Herido el pastor, se dispersará el rebaño”