Actualidad

Think Tank gringo da la razón a Ordóñez sobre migración venezolana.

Avatar
Escrito por Redacción R+F

El pasado jueves Ordóñez fue tendencia en Twitter gracias a su contundente intervención en la OEA contra el régimen dictatorial de Maduro.

Sin embargo, la izquierda radical encabezada por Humans Right Watch, rápidamente organizó una operación de difamación contra el Embajador colombiano, apoyada por El Tiempo, que no tardó en tergiversar y descontextualizar su intervención.

El periódico de Sarmiento Angulo reprodujo la crítica del director de HRW, el activista de izquierda José Miguel Vivanco, presentando a Ordóñez como «perseguidor» de los migrantes, apoyándose en dos afirmaciones que no corresponden con la realidad:

– Que Ordóñez haya acusado a los migrantes de «impartir» el socialismo del Siglo XXI.

– Que la Cancillería haya salido a «rectificar» las declaraciones del Embajador.

Políticos de izquierda anticristiana, que tienen como estrategia acusar a sus contradictores de algo-fobos, no tardaron en acusar a Ordóñez de «xenófobo», confirmando que la izquierda «lacista» ha asumido como estrategia política el fomento del odio y de la desinformación.

Una contradicción que algunos le señalaron en redes sociales a Lozano, por posar como abanderada de la unidad y la tolerancia:

Ordóñez: alineado con las víctimas de la dictadura castrochavista

Contrario a lo que informa el principal periódico del país, Ordóñez en su intervención defendió a las víctimas del régimen de Maduro, y llamó al mundo a actuar para liberarlos de la explotación criminal que sufren.

«Miles de niños y jóvenes provenientes de los estados de Zulia, Táchira, Apure, Bolívar, Amazonas, Barinas, Mérida y Falcón están en manos del terrorismo para actividades ilegales. Es un deber del mundo  promover las acciones necesarias para que termine esa tragedia.

La dictadura de Nicolás Maduro como bien lo explicaron los profesores que acaban de intervenir hace parte de una agenda global para irradiar en la región el socialismo del Siglo 21. Para ello la migración y las alianzas transcontinentales son parte de la estrategia para concretar ese propósito. Estamos ante un plan fríamente calculado para desestabilizar la región ejerciendo control y dominio territorial», dijo Ordóñez ante el Consejo Permanente de la OEA.

Las palabras de Ordóñez se fundan en informe de respetable académica cubana

Minutos antes de la intervención de Alejandro Ordóñez, en el Consejo Permanente habían intervenido una serie de académicos invitados por EE.UU. entre los cuales se encontraba Maria Werlau, presidente del «Proyecto para la Sociedad Libre», que tiene entre sus inciativas el Archivo Cubano, un tanque de pensamiento que documenta los homicidios, los daños y las operaciones del régimen cubano.

La experta explicó que el gobierno cubano se beneficia con los habitantes que expulsa, al tiempo que genera efectos desestabilizadores en los países vecinos, y afirmó que esta esta una estrategia que también ha sido adoptada por Venezuela.

En efecto, El Tiempo mismo ha documentado en diversas oportunidades como la migración cubana ha impuesto una carga presupuestal que supera el medio billón de pesos, generando además diversas crisis sociales (seguridad, trabajo, alimentación, salubridad, convivencia) en las poblaciones que asumen, con solidaridad y generosidad, esta presión migratoria.

Si bien los inmigrantes no tienen la intención de causar daño ni de generar conflictos, lo que Ordóñez y la experta señalan es que para los responsables, el régimen de Maduro y el de Cuba, esos impactos hacen parte de una estrategia calculada y que va dirigida a debilitar los países que consideran una amenaza geopolítica.

Algo que para un medio informativo debería ser fácil de contextualizar, pero que, según se ve en el caso de El Tiempo, resulta incomprensible cuando se trata de anotar puntos contra los políticos que se encuentran en su lista de «enemigos».

Finalmente, nada en las declaraciones del Canciller puede interpretarse como una «rectificación» a los dicho por Ordóñez, pues no hay contradicción. Ambos son solidarios con las víctimas del régimen, y están promoviendo una agenda de cooperación internacional para que vuelva la democracia a Venezuela.

Esta es la intevención en la OEA de María Werlau y enseguida su traducción al español:

El régimen cubano tradicionalmente ha explotado a su población para obtener ganancias,  una de sus especialidades es la migración forzada, usada para generar ingresos estatales e influir en otros países a través de la desestabilización. [Esta estrategia]  fue trasladada a Venezuela con repercusiones similares. 

El marco ideológico de todas estas estrategias es el socialismo del Siglo 21; un modelo de populismo revolucionario anticapitalista y antinorteamericano surgido del manual de Fidel Castro.  Su cuna es el Foro de Sao Paulo,  creado en 1990 por Fidel Castro con el apoyo de Lula da Silva para repensar revivir y coordinar la izquierda radical luego del colapso del comunismo.

El Foro propone una vía no armada al poder para dar inicio a una transformación revolucionaria  a través de elecciones,  y del desmantelamiento de las instituciones democráticas  y burguesas desde su interior. 

Apoya el periodismo católico con una donación en DÓLARES con tu tarjeta de crédito:
O con tu tarjeta débito a través de PSE:

Sobre el Autor

Avatar

Redacción R+F

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.