fbpx
Actualidad Fe

¿Moverán las cacerolas la Mano de Dios a nuestro favor?

Del cacerolazo a la Mano de Dios
Edwin Botero Correa
Escrito por Edwin Botero Correa
¡Difunde la cultura de la Vida!

Ofrecemos nuestro criterio al respecto. Y, en video, dos opiniones: la primera es de un experto, Marino Restrepo; la segunda, de una diva, Amparo Grisales.

Si a quienes les corresponde hablar no lo hacen, se cumple aquello de que “Gritarán las piedras” (Lucas 19, 40).

¡Difunde la cultura de la Vida!

Si usted piensa que golpeando un trasto vacío con una cuchara de palo obtendrá la solución a las dificultades, entonces no ha madurado ni ha comprendido en qué consiste ser adulto y encarar una responsabilidad.

No serán la superstición ni el miedo, sino la fe seguida de obras la que moverá la Mano de Dios a nuestro favor. Hagamos la prueba, y ordenemos a la montaña arrojarse al mar: insistamos hasta que la veamos moverse y diluirse en las aguas de la Voluntad Divina.

Esta es la respuesta del cristiano, del auténtico creyente, ante las dificultades: invocar la Omnipotencia del Altísimo, con las mismas palabras con las que se le honra en la Sagrada Escritura y en la Tradición de la Iglesia. Entonces veremos moverse el Dedo de Dios en favor nuestro.

Hoy he dicho “Santo, Santo, Santo, Señor Dios de los Ejércitos: llenos están los cielos y la tierra de la Majestad de Vuestra Gloria. Bendito el que viene en el Nombre del Señor. Hossana en el Cielo. Aleluya. Aleluya”.

Marino Restrepo habla sobre la superstición y peligro espiritual detrás de los “cacerolazos”.
Amparo Grisales: “los cacerolazos son un llamado al hambre”.

Si quieres apoyarnos en esta lucha por el respeto a la fe y a los creyentes, por favor considera hacer un aporte periódico a nuestra fundación:

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.