Actualidad Cultura

Mockus llama “facho” al ELN y pide “acorralarlo”

Escrito por Redacción R+F

El líder de los verdes reconoció la violencia inherente al proyecto político marxista y ratificó su propuesta política de usar símbolos religiosos por razones utilitaristas.

En una entrevista ofrecida a la revista Semana, el senador del Partido Verde abogó  por un fortalecimiento de la capacidad militar del estado como condición previa a un proceso de negociación con los grupos terroristas de izquierda:

Un filósofo israelí lo dijo en estos días, hay que acorralarlos, hay que vencerlos y luego sí nos podemos sentar a negociar para que cese la confrontación armada…Es horrible, pero es la teoría que mientras no haya la presión militar suficiente estos grupos no se allanan a la paz.

Y calificó como “fascista” el comportamiento del grupo guerrillero:

Hay algo supremamente facho: el entusiasmo con el terrorismo, parecería como premiar la capacidad técnica, durante un ratico es como un triunfalismo de ‘miren lo que les hicimos‘ y luego hay la capacidad de recapacitar.

Incluso afirmó que esperaba una respuesta positiva de parte de Cuba  frente a la solicitud del Gobierno colombiano a entregar a los cabecillas de esa organización:

Yo estoy esperando que el gobierno cubano haga algo, no se le puede dar un ámbito de refugio a alguien que comete el tipo de barbaridades que cometió el ELN esta semana.

Apoya el periodismo católico con un “like”:

A diferencia de la visión predominante, que atribuye la violencia política de izquierda a las condiciones económicas del país, Mockus hizo afirmaciones que llevan a reconocer que la violencia es un elemento inherente a la propuesta política marxista:

Yo he visto el caso triste de marxistas que miraban la noticia en el periódico de un asesinato y se alegraban porque eso acerca al proceso de la revolución…Los países que intentaron construir el socialismo a la brava terminaron echando para atrás, quedan dos o tres países de la inspiración marxista. La gran lección del siglo XX es que los movimientos de inspiración marxista fracasaron y los de inspiración igualitaria funcionaron, entiéndase género y cultura.

En todo caso no deja de ser llamativo que Mockus se refiera de manera eufemística a la violencia guerrillera, diciendo que intentaron construir el socialismo “a la brava”, y termine concluyendo que esa estrategia no es efectiva, en lugar de hacer una condena categórica y radical de esa visión política.

Relacionados  El optimismo, la débil religión de Michelle Obama

La izquierda miente sistemáticamente para convertir en mártires a sus verdugos

Mockus además ofreció un testimonio que recuerda el reciente caso de Esteban Mosquera, quién despertó la solidaridad nacional cuando acusó a la Policía por la perdida de un ojo en medio de las manifestaciones “estudiantiles” de diciembre,  descubriéndose posteriormente que la causa había sido el uso de una bengala como las que usó el movimiento estudiantil al que pertenece:

Ellos [el ELN] por su parte tenían un rencor conmigo porque una vez que murió un estudiante yo recogí la versión de la familia que decía que había sido herido en un atraco, los compañeros del estudiante decían fue la Policía, el régimen, pero yo me mantuve y no les facilité convertir en un héroe a este alumno. De nuevo esto es como una norma informal en la guerra: ‘Déjame reivindicar como mi mártir a alguien que murió en una acción de la organización’.

La débil propuesta pseudorreligiosa de Mockus

Mockus también insistió en su plataforma pseudoreligiosa según la cual “La vida es Sagrada”, al tiempo que, de forma contradictoria,  atribuye a las religiones el fomento de la violencia, mientras que el logro de la paz se debería a los acuerdos civiles :

Veámoslo desde la historia, durante mucho tiempo personas que tenían religiones distintas se abrogaban el derecho de matar, de destruir al otro…Los tratados de paz establecieron gradualmente unas barreras, una de ellas es que a los civiles no se los mata.

La visión de Chesterton es exactamente la opuesta, y mucho más cercana al cristianismo. Como explica Mar Gómez, Chesterton en su libro Ortodoxia “afirma que los hombres, antes de poder comerciar, tuvieron que asumir que hay lugares sagrados, santuarios donde el respeto a los dioses impone la paz. Cuando dos hombres o dos tribus asumieron que tal o cual lugar era sagrado y la sangre allí no debía derramarse, pudieron empezar a utilizar ese lugar, primero para adorar, y luego para comerciar. Las prosperidad es fruto de la paz; la paz, fruto de la adoración y lo sagrado”. Algo que parece haber encontrado comprobación en los hallazgos arqueológicos de Göbekli-Tepe (Turquía).

Relacionados  Demoledora crítica del Arzobispo de Cali al Gobierno por respuesta a atentado

Por otra parte mientras que las religiones le dan un carácter sagrado a la vida por pertenecer exclusivamente a Dios y ser un reflejo de su divinidad, que la hace intocable, Mockus justificó el valor de la vida simplemente en la dificultad de crearla. Algo que en realidad la devalúa y se hace cada vez es más difícil de sostener, debido a su manipulación en laboratorios que permite “jugar a ser dioses”.  Mockus, además, es un férreo promotor del aborto  sin límites y de la eutanasia.

Por más que la ciencia avance mucho la vida sigue siendo un misterio, no sabemos exactamente cómo se formó, no sabríamos rehacerla si se acabara. Entonces lo que hemos hecho es establecer que la vida debe ser intocable. Lo sagrado es algo que se distingue de lo común.

El senador verde también habla de la importancia de los rituales, pero al estar vaciados de su contenido religoso, los rituales de Mockus terminan siendo apenas “obras de teatro”, difíciles de distinguir de meras pantomimas:

Ahí es muy importante la cuestión de los ritos, tú puedes decir ‘yo no creo que una marcha pare la guerra’, pero ¿qué tal que sí? El ELN debería estar -yo creo que está- en una reflexión interna diciendo ‘se nos fue la mano’…Ahora en el Congreso es raro porque gente que hasta hace unos meses andaba matando a otra gente se toman el ritual de ser congresista muy en serio.

Imagen principal: Semana.com

 

 

Sobre el Autor

Redacción R+F

Qué opinas: