fbpx
Actualidad

Lucía confirmó que Virgen de Fátima advirtió posibilidad de que EE.UU. se volviera comunista

antifa BLM
Avatar
Escrito por Redacción R+F
¡Difunde la cultura de la Vida!

En 1947, el profesor William Thomas Walsh escribió un libro sobre Fátima, titulado “Nuestra Señora de Fátima”, al final del cual relata en un epílogo una entrevista que había realizado a Sor Lucía de Fátima el año anterior. 

Hablando con la vidente en 1946 sobre la petición anterior de la Santísima Madre de que Rusia fuera consagrada por el Papa junto con los obispos del mundo a Su Inmaculado Corazón, Sor Lucía le dijo al profesor Walsh: 

“Lo que Nuestra Señora quiere es que el Papa y todos los obispos del mundo consagren a Rusia a su Inmaculado Corazón en un día especial. Si esto se hace, Ella convertirá a Rusia y habrá paz. Si no se hace, los errores de Rusia se extenderán por todos los países del mundo”.

“¿Significa esto” –preguntó entonces Walsh– “en su opinión, que todos los países, sin excepción, serán vencidos por el comunismo?”. Y la hermana Lucía respondió: “Sí”.

Como revelaría más tarde el traductor de esta entrevista, el padre Manuel Rocha, Walsh preguntó entonces explícitamente por los Estados Unidos de América, añadiendo: “¿y eso significa también los Estados Unidos de América?” A lo que Sor Lucía respondió una vez más con un “sí”.

Es decir, la vidente de las apariciones de Nuestra Señora de Fátima, que han sido aprobadas por la Iglesia Católica, predijo que los Estados Unidos, bajo ciertas condiciones, también se volverían comunistas. 

Esta respuesta podría haber sonado algo irreal en 1946, justo después del final de la Segunda Guerra Mundial y el comienzo de la Guerra Fría. Sin embargo, hoy, a la luz de estas revueltas revolucionarias que parecen cambiar a Estados Unidos de una manera muy profunda, podrían tener un tono aún más fuerte.

Black Lives Matter parece ser la organización que está en el centro de la revuelta contra las estructuras establecidas en Estados Unidos, por la desfinanciación de la policía y un cambio radical de la sociedad. Su influencia queda demostrada por el hecho de que Washington D.C. acaba de nombrar Plaza de las Vidas Negras (Black Lives Matter Plaza) a una plaza situada junto a la Iglesia de San Juan que había sido incendiada por algunos de los manifestantes.

El grupo ha recibido una fuerte financiación del acaudalado promotor de causas de izquierda, George Soros (al igual que sus organizaciones asociadas Color of Change y la National Association for the Advancement of Colored People, NAACP).

Al examinar la agenda oficial de Black Lives Matter, se puede detectar fácilmente la ideología marxista antifamiliar y LGBT de este movimiento que ha sido financiado por quienes no pertenecen a la comunidad negra, como el globalista Soros:

“Desbaratamos la exigencia de la estructura familiar nuclear prescrita por Occidente apoyándonos unos a otros como familias extensas y ‘pueblos’ que se cuidan colectivamente unos a otros, especialmente a nuestros hijos, en la medida en que las madres, los padres y los niños se sientan cómodos.

Fomentamos una red de afirmación queer. Cuando nos reunimos, lo hacemos con la intención de liberarnos del férreo control del pensamiento heteronormativo, o mejor dicho, de la creencia de que todos en el mundo son heterosexuales (a menos que él o ella revelen lo contrario)”.

Otro elemento agresivo de las actuales protestas violentas que ha sido señalado por el propio presidente Trump es el movimiento Antifa. Como se ha señalado recientemente, el símbolo que el movimiento Antifa sigue utilizando hoy en día –dos banderas colocadas una encima de la otra– se remonta a la fundación de la Antifaschistische Aktion (Acción Antifascista) en la década de 1930 por los comunistas alemanes. E incluso los sucesores más recientes de este movimiento original fueron organizados en los años 70 por la Liga Comunista Alemana (Kommunistischer Bund). Por lo tanto, también esta cepa de las actuales protestas violentas y agresivas en Estados Unidos son de inspiración comunista. Tienen en común una visión anarquista contra la autoridad del Estado y especialmente contra la policía.

Como Tucker Carlson, de Fox News, comentó recientemente sobre este nuevo desarrollo político que pretende desfinanciar los departamentos de policía y al mismo tiempo suprimir los mensajes de los ciudadanos que anuncian que se defenderán con sus propias armas: “Esto es un movimiento hacia el control social autoritario”. “Ellos crean el caos”, declaró el 8 de junio, “no se les permite defenderse”. 

El futuro de la izquierda, tal y como lo ve Tucker Carlson, es que sólo tendrán armas aquellos “que estén en su equipo, y eso es exactamente lo que significa realmente ‘desfinanciar a la policía’. “No está permitido cuestionar Black Lives Matter de ninguna manera”, y esto está siendo aplicado por los gigantes de las redes sociales como Facebook y otros. Tras añadir que “nunca hemos vivido en un ambiente así”, el periodista añadió que mucha gente capta el mensaje y lo sigue. “Y los débiles se suman rápidamente, como los pequeños guardias rojos que siempre han estado debajo de todo esto”, explicó.

También a la luz de los escandalosos actos de saqueos y disturbios que han aterrorizado a millones de estadounidenses en el transcurso de las dos últimas semanas, podemos afirmar con seguridad que nos estamos acercando al menos a una atmósfera comunista en Estados Unidos. Cada vez nos recuerda más a una atmósfera similar a la de los países comunistas del Este de Europa, cuyos ciudadanos tenían que apoyar la tesis del sufrimiento y la superioridad moral del proletariado, al final de la cual uno tenía que avergonzarse de su propio origen y herencia si no era de origen proletario. Siguieron las purgas, que incluyeron la eliminación de “estatuas contrarrevolucionarias” y otros elementos de la tradición y el patrimonio. El daño a millones de vidas en todo el mundo es bien conocido.

En todas estas turbulencias, se está erosionando aún más un cristianismo debilitado, como podemos presenciar ahora con nuestros propios ojos, donde un arzobispo reprende al presidente de EE.UU. por visitar un santuario católico y un sacerdote espera que George Floyd interceda por nosotros ya desde el cielo, independientemente de su propia vida moral aquí en la tierra.

Podemos recordar también aquí la nueva carta abierta del arzobispo Carlo Maria Viganò al presidente Donald Trump, en la que escribe: “Descubriremos también que los disturbios de estos días han sido provocados por quienes, viendo que el virus se desvanece inevitablemente y que la alarma social de la pandemia disminuye, han tenido necesariamente que provocar disturbios civiles, porque a ellos seguiría una represión que, aunque legítima, podría ser condenada como una agresión injustificada contra la población. Lo mismo está ocurriendo en Europa, en perfecta sincronía. Es bastante claro que el uso de las protestas callejeras es instrumental para los propósitos de quienes quisieran ver elegido en las próximas elecciones presidenciales a alguien que encarne los objetivos del Estado profundo y que exprese esos objetivos con fidelidad y convicción. No será de extrañar que, dentro de unos meses, volvamos a saber que detrás de estos actos de vandalismo y violencia se esconden quienes esperan beneficiarse de la disolución del orden social para construir un mundo sin libertad: Solve et Coagula, como enseña el adagio masónico”.

A la luz de las palabras del arzobispo Viganò sobre la regla masónica, recordemos aquí una histórica carta de 1918 –escrita no mucho después de las apariciones de 1917 en Fátima– en la que la Iglesia católica es advertida por el emperador alemán Guillermo II de la inminente toma del poder por parte de los bolcheviques como parte de un plan masónico para establecer una “república mundial.” Esta carta es auténtica y se ha encontrado en los Archivos Secretos del Vaticano.

El mensaje del Emperador era “que, según las noticias que le llegaron ayer, el Gran Oriente [masónico] acaba de decidir primero deponer a todos los soberanos –en primer lugar a él, el Emperador–, luego destruir (…) la Iglesia católica, encarcelar al Papa, etc. y, finalmente, establecer sobre las ruinas de la antigua sociedad burguesa una república mundial bajo la dirección del Gran Capital americano”. Los francmasones alemanes son supuestamente leales al emperador [alemán] (¡cosa que hay que dudar!) y le informaron de ello. También Inglaterra quiere preservar el actual orden burgués. Sin embargo, se dice que Francia y América están bajo la plena influencia del Gran Oriente [Logia Francmasónica]. Se dice que el bolchevismo es el instrumento externo para establecer las condiciones deseadas. Ante un peligro tan grande que amenaza además de a la Monarquía, también a la Iglesia católica, es pues importante que el episcopado alemán sea informado y que también el Papa sea advertido.”

Esta carta tiene más de cien años. Nuestros lectores pueden juzgar por sí mismos si se pueden ver paralelismos con nuestra situación actual.

Ojalá seamos conscientes de estos insidiosos comienzos y nos resistamos a ellos mientras podamos. Pero no sólo con medios prácticos, como artículos y noticias, sino sobre todo con medios espirituales. Tenemos que rezar el Santo Rosario, hacer las devociones al Inmaculado Corazón de María que nos pide el cielo y, finalmente, tenemos que insistir en que se haga la Consagración plena, explícita y correcta de Rusia, como han vuelto a pedir recientemente el cardenal Raymond Burke y el historiador italiano profesor Roberto de Mattei.

Fuente: Fatima seer Lucia believed USA would become Communist without Marian consecration of Russia | Traducción Religión la Voz Libre


Si quieres apoyarnos en esta lucha por el respeto a la fe y a los creyentes, por favor considera hacer un aporte periódico a nuestra fundación:

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.