fbpx
Actualidad

¿Es razonable segregar a los “no vacunados”? A propósito de un trino controversial de Fray Nelson

fray nelson coronavirus
Escrito por Redacción R+F
¡Difunde la cultura de la Vida!

[ADVERTENCIA: Desde R+F condenamos cualquier ataque personal a Fray Nelson, a quien reconocemos como un auténtico líder provida. Nuestro crítica no comprende cuestiones de fe ni de principios éticos, sino de los fundamentos fácticos que sustentan su juicio moral].

Frente a la inminente creación un Pasaporte de Vacunación COVID, por parte del Gobierno colombiano, que impondría una serie de restricciones aún por definir a las personas que no se hayan vacunado, el sacerdote dominico Fray Nelson Medina publicó un hilo en Twitter respaldando las restricciones:

NO ES ALGO PURAMENTE INDIVIDUAL – Con todo el respeto para todos: la decisión de vacunarse o no, es personal pero también trasciende el ámbito de la persona individual, y esto por tres motivos principales… Abro hilo.

1. Ninguna vacuna puede garantizar una inmunidad total, perfecta e irreversible. Cuanto mayor es la circulación del virus, mayor es la posibilidad de que los vacunados resulten afectados, de modo leve o incluso grave, por una carga viral que rompa sus defensas.

2. Los virus mutan y desarrollan nuevas cepas. El espacio de mutación–y potencialmente de mayor capacidad de contagio y/o letalidad del virus–crece en proporción de la población no vacunada. Las variantes al final nos afectan a todos.

3. Muchos vacunados tienen hijos pequeños que, por las condiciones actuales y el nivel de conocimiento científico, no serán vacunados en el futuro próximo. También ellos y sus familias serán afectados si hay una mayor carga viral en el ambiente.

EN CONCLUSIÓN: debemos todos buscar un balance entre el respeto a los derechos de la conciencia individual y el hecho científico del impacto que la decisión personal tendrá inevitablemente en el conjunto de la sociedad.

Creo que ello conduce a la protección de los espacios de mayor acercamiento interpersonal, verificando que quienes accedan estén vacunados o que, según pruebas recientes, no supongan un riesgo de contagio inmediato para otros. Dios ilumine y bendiga a todos.

Originally tweeted by Nelson Medina (@fraynelson) on 27 July, 2021.

¿Son los no vacunados una amenaza para los vacunados?

Lo primero que se advierte en el trino de Fray Nelson es que cayó en la tendencia de buscar culpables en su país, para una pandemia que se originó en China; y lo que es peor, de generar división frente a un problema que hasta el momento mantenía a todos unidos.

Lo más alarmante es que con estas declaraciones un gran activista provida como Fray Nelson, termina alienado con políticos como Biden, quien con poco éxito ha intentado culpar y avergonzar al sector más conservador de su país, posicionando ideas como la de que esta es una “pandemia de los no vacunados”.

Categorías que no sólo son injustas de entrada, sino también altamente inconvenientes porque terminan creando un ambiente de rabia y frustración contra un grupo de personas inocentes, que pueden tener incluso mejores razones para no vacunarse que los que lo hacen.

anger at the unnvaccinated
“A medida que los casos de coronavirus crecen, otro contagio se extiende entre los vacunados; la rabia”, dice este artículo del New York Times.

Falsa razón 1: la vacuna impide la circulación del virus

La primera razón de Fray Nelson para segregar moralmente a los “no vacunados” es su responsabilidad en una mayor circulación del virus. Según Fray Nelson los que se niegan a recibir las inyecciones anti covid permitirían una “mayor circulación del virus”, siendo en últimas responsables por los vacunados que se puedan enfermar y morir.

La realidad: los vacunados tienen tanta carga viral, o incluso aún mayor, que los “no vacunados”

Luego de un gran hermetismo en el Gobierno de EE.UU. en relación con los vacunados contagiados con COVID, la directora del Centro para las Enfermedades Contagiosas reconoció que los “vacunados” no reducen la transmisión del virus:

nbc cdc
“La directora de los CDC, la Dra. Rochelle Walensky, dice que los “nuevos datos” muestran que los “casos de contagio” de personas vacunadas pueden tener tanto virus para diseminar y propagar como una persona no vacunada.” NBC News

Sobre este punto, la CDC anunció en su Comunicado de Prensa del 27 de julio:

“Existe evidencia creciente que indica que las personas completamente vacunadas con una vacuna de ARNm (Pfizer-BioNTech o Moderna), tienen menos probabilidades que las personas no vacunadas de adquirir el SARS-CoV-2 o de transmitirlo a otras personas. Sin embargo, el riesgo de infección progresiva del SARS-CoV-2 en personas completamente vacunadas no puede eliminarse por completo mientras exista una transmisión comunitaria continua del virus.”

CDC, 27 de julio de 2021

Al tiempo que su directora reveló en la rueda de prensa:

“Walensky citó datos de los últimos días, aún inéditos, tomados de 100 muestras de personas vacunadas y no vacunadas con infecciones por COVID. Descubrieron que la cantidad de virus en la nariz y la garganta de las personas infectadas vacunadas era casi “indistinguible” de lo que se encontró en las personas no vacunadas, lo que confirma lo que algunos expertos sospechaban. El aumento de la carga viral asociada con la variante Delta parece hacer que las personas vacunadas tengan el mismo potencial de esparcir el virus”.

La Crónica de San Francisco

Aunque las dos posturas a simple vista lucen contradictorias, la clave está en que el comunicado de prensa parece tener en cuenta sólo ciertos estudios, mientras que la  directora reveló lo que han demostrado otros estudios aún no publicados.

Y si bien el criterio para seleccionar unos estudios y no otros puede estar justificado en procesos de verificación metodológica y similares, también cabe la posibilidad de que un sesgo político en la selección.

Además, los cambios constantes de la CDC en los criterios para registrar infecciones, y muertes (aumentando la exigencia de las pruebas y de condiciones para vincularlas con el COVID) a partir de este año, justo al día siguiente de la posesión de Biden, deja en el aire la sensación de oportunismo político.

Desde mayo, por ejemplo, la CDC dejó de rastrear los contagios en personas vacunadas que no llevaran a hospitalización y muerte (Wall Street Journal). Y actualmente se debate la necesidad de diferencias los criterios de registro en los casos de hospitalización según si están vacunados o si no lo están.

La razón sería que los motivos de hospitalización de los vacunados son menos graves que las de los “no vacunados”.

Pero sería más transparente llevar estadísticas con criterios estándar para vacunados y no vacunados, antes hacer acusaciones tan serias como la de culpar, de ahora en adelante, a los “no vacunados” por la pandemia.

Por otra parte, una nota del diario USA Today que hacía referencia a una “mayor carga viral en los vacunados” fue eliminada sin explicación de su página web, lo que genera varios interrogantes.

usa today
“NBC News, citando a funcionarios no identificados que estaban al tanto de la decisión, informó que nuevos datos sugieren que los individuos que están vacunados pueden tener niveles más altos de virus e infectar otros, en medio del aumento de casos impulsados por la variante delta del coronavirus “. Ver registro antes de la edición –  Acá el artículo actualizado

En todo caso debe tenerse en cuenta que la evidencia que se tiene en relación con la transmisibilidad del virus entre los vacunados es precaria, y está en constante actualización. Pero debido a la alta politización de la pandemia, y ahora, de una aparente superioridad moral de los vacunados, es posible que la información pueda además, ser suprimida o sesgada.

Países con altos índices de vacunación han experimentado picos de contagio mayores a los países con los más bajos índices de vacunación

Uno de los efectos más sorprendentes de este gran experimento médico con las inyecciones anti coronavirus, ha sido el pico en los contagios que ha seguido a las campañas intensivas de vacunación.

El inventor de la tecnología mRNA, Robert Malone, quien ha sido crítico de la vacunación experimental por fuera de los grupos de mayor riesgo, expresó su preocupación con esta tendencia:

“[E]n Europa estamos viendo aumentos repentinos en muchos lugares donde la mayoría de la población ya ha sido vacunada. Al mismo tiempo, los 15 países menos vacunados no parecen enfrentar ningún problema. En algún momento, negar este problema será doloroso”.

Twitter
spikes vaccinated
Picos en los países con alto índice de vacunación

Por ejemplo, Islandia que logró 90% de sus habitantes entre 40-70 años, al igual que el 98% de los mayores de 70 años recibieran el esquema completo, festejó el 26 de junio el supuesto “fin de la pandemia”.

La fiesta les duró menos de un mes, pues el gobierno islandés acaba de anunciar nuevas restricciones, que proyectan pueden durar años, debido a la subida de contagios.

islandia convid
Estadísticas de Islandia: Arriba número de infecciones, abajo número de vacunados con coronavirus.

Por otra parte, en California se ha identificado que en algunos sitios donde hay más vacunados también han aumentado los contagios, frente a los condados con baja vacunación:

sacramento covid
“Mayor prevalencia de COVID encontrada en condados con altos índices de vacunación…”, titula esta nota de CBS Sacramento.

Seguramente con el tiempo iremos descubriendo más información en relación con el comportamiento del virus, así como de las vacunas.

Pero por el argumento de Fray Nelson, según el cual la vida y la salud de los vacunados está en riesgo por cuenta de los “no vacunados” no parece ser muy plausible.

Los efectos de las inyecciones mRNA comienzan a desaparecer a los 3 meses

pfizer astra zeneca
Artículo del medio indio NDTV

Para completar el panorama sobre la efectividad de las “vacunas”, hay que tener en cuenta que el nivel de anticuerpos que producen tiende a caer muy rápidamente.

Según una investigación realizada por el UCL de Inglaterra, los niveles totales de anticuerpos comienzan a disminuir seis semanas después de la inmunización completa con las vacunas Pfizer y AstraZeneca, y pueden reducirse en más del 50 por ciento en 10 semanas, según el estudio que fue publicado en la revista The Lancet.

Para Pfizer, los niveles de anticuerpos se redujeron de una mediana de 7506 unidades por mililitro (U/ml) a los 21 a 41 días, a 3320 U/ml a los 70 días o más. Para la vacuna AstraZeneca, los niveles de anticuerpos se redujeron de una mediana de 1201 U/mL a los 0-20 días a 190 U/mL a los 70 días o más, es decir una disminución de más de cinco veces.

Hasta ahora ninguna “vacuna” supera a la inmunidad natural

Por otra parte, países que parecían devastados por un contagio sin control, parece que han logrado dejar la crisis atrás gracias a la inmunidad de quienes han superado la enfermedad.

Es el caso de India, donde se originó la variante Delta y que tiene un índice muy bajo de vacunación.

Una encuesta nacional muestra que julio el 68% de los indios tenían anticuerpos contra el SARSCoV2, en comparación con el 25% en enero y el 1% el año pasado.

india vacunas
A 29 de julio de los 1300 millones de habitantes que tiene la India, sólo 95 millones (- del 10%) han recibido el plan completo de vacunación.

Es por eso que los casos y las muertes se desplomaron tan rápido desde mayo, además de la difusión masiva de Ivermectina, y a pesar de que pocos indios están vacunados.

El caso de Israel, que experimentó una fuerte crecida en el número de contagios luego de tener una inmunización casi universal, también ha evidenciado un menor número de contagios entre los “recuperados” que entre los “vacunados”:

En Israel, “casi el 40% de los nuevos pacientes con COVID fueron vacunados en comparación con solo el 1% que se había infectado anteriormente”, dice el titular de esta nota.

Falsa razón 2: las mutaciones del COVID crecen en proporción a la población no vacunada

La explicación anterior ayuda a entender por qué es también falsa esta segunda afirmación de Fray Nelson.

Los virus mutan todo el tiempo, y si tiene una vacuna que no bloquea la infección por completo, el virus mutará para evadir la respuesta inmune dentro de esa persona.

Esa es una de las características distintivas de las inyecciones de COVID: no están diseñadas para bloquear infecciones. Permiten que se produzca la infección y, en el mejor de los casos, reducen los síntomas de esa infección.

Al igual que sucede con los antibióticos, a mayor difusión de estas medicinas más probabilidades de que aparezcan bacterias que sean más difíciles de combatir.

En una persona no vacunada, el virus no encuentra la misma presión evolutiva para mutar en algo más fuerte.

De modo que, si el SARS-CoV-2 termina mutando en cepas más letales es probable que la vacunación masiva (más allá de los grupos de mayor riesgo), tenga algo que ver.

Otra cosa sería si las inyecciones contra el COVID lograran hacer a las personas inmunes al virus, impidiendo su replicación y llevándolo, eventualmente, a su virtual desaparición.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.