fbpx
Actualidad Cultura Espiritual Fe Testimonios

“La juventud no fue hecha para el placer sino para el heroísmo”. Entrevista a los líderes del movimiento estudiantil Acción Joven.

En Acción Joven he visto, maravillado, los rostros trasformados de muchos jóvenes, radiantes de alegría como fruto de su encuentro con las verdades de siempre, vividas y practicadas con la energía, el gozo y la fortaleza propia de esta etapa de la vida. Hoy, más que nunca, ad portas de disturbios que se nutren de la ideologización y manipulación de muchos jóvenes, cuya inocencia ha sido robada y mancillada, resuenan en mi mente las palabras del gran escoliasta colombiano Nicolás Gómez Dávila. “Una existencia colmada es aquella que entrega al sepulcro, después de largos años, un adolescente que la vida no envileció”.

En la fiesta del Beato Gracián de Cattaro, quien,

a los treinta años, encontró la fe, y

a quien pido por el alma de Jhonnier David Coronado,

esperando encuentre la paz y el gozo juvenil

que no encontró en este valle de lágrimas.

Espero… contra toda esperanza.

Introducción.

Tuve la grata oportunidad de conocer el movimiento estudiantil Acción Joven cuando recién pasaba de ser un proyecto de jóvenes líderes universitarios para convertirse en una realidad. Contribuí a esta concreción y debo decir, sin exageración, que luego de pasar por dos colegios y cuatro universidades como docente, mi mejor experiencia educativa ha sido con los jóvenes miembros de este prometedor movimiento. En él se hizo realidad mi sueño de encontrar las virtudes de la juventud, el trato caballeresco, la elegancia, el amor por altos ideales, la vida de fe vivida con coherencia y rectitud, es decir, encontré referentes opuestos a los de una juventud decadente, entregada al vicio, a los excesos o a una vida burguesa de estudios, vida profesional y consumismo, los cuales solo dejan insatisfacción, tristeza y melancolía.

El reciente suicidio del estudiante de la Pontificia Universidad Javeriana Johnnier David Coronado Vanegas ―quien contaba con solo 19 años y cursaba la carrera de Ingeniería de Sistemas― me ha conmovido, como a toda la sociedad colombiana, especialmente, a los jóvenes, y no dejo de pensar que la pastoral católica se está quedando corta para responder a las problemáticas de tantos y tantos adolescentes y jóvenes mayores, no por falta de recursos, métodos o defectos en su expresión, sino, muy posiblemente, por carencia de fidelidad al ideal católico y por ausencia de convicción con respecto a las verdades que nos han enseñado la Sagrada Escritura y la Tradición. En Acción Joven he visto, maravillado, los rostros trasformados de muchos jóvenes, radiantes de alegría como fruto de su encuentro con las verdades de siempre, vividas y practicadas con la energía, el gozo y la fortaleza propia de esta etapa de la vida. Hoy, más que nunca, ad portas de disturbios que se nutren de la ideologización y manipulación de muchos jóvenes, cuya inocencia ha sido robada y mancillada, resuenan en mi mente las palabras del gran escoliasta colombiano Nicolás Gómez Dávila: “Una existencia colmada es aquella que entrega al sepulcro, después de largos años, un adolescente que la vida no envileció”.

Nicolás Gómez Dávila en su juventud.

Estas razones y muchas otras que, por motivos de extensión, no puedo exponer aquí, me motivaron a entrevistar a los líderes de AJ. En primer lugar, ofrezco a los lectores el diálogo con el Sr. David Cardona Cifuentes, director del movimiento estudiantil AJ, con estudios de Música, Arte y Gastronomía, una persona en quien se encarna, con toda claridad y concreción, el ideal del servicio evangélico, el amor a Dios y la felicidad expresada sobria, pero vivamente.

Carlos Andrés (R+F):  De la tradición socrático-platónica, fundamento esencial de la civilización occidental, hemos aprendido la importancia de la definición, de la naturaleza de las cosas antes de referirse a ellas. Con base en esto ¿cómo definiría usted la juventud? ¿Qué es ser joven?

David Cardona:  La juventud es, básicamente, la antesala de la vida de un adulto, pero, arribando al ideal platónico de lo que es la juventud, lo plausible es encuadrarla en el comienzo de una carrera de grandes ideales revestidos del heroísmo que sólo es proporcionada por la Filosofía Perenne y, en este caso, además, por la vida cristiana y el Evangelio. Juventudes de toda la Historia han hablado del modelo arquetípico y el acabado perfecto de este momento de la vida; para no ser extenso en las ejemplificaciones quisiera poner consideración un personaje digno de todo recuerdo como lo es el Dr. Plinio Corrêa de Oliveira, quien aseveraba en sus memorias: “Cuando aún era muy joven consideré extasiado las ruinas de la Cristiandad. A ellas entregué mi corazón. Volví las espaldas a mi futuro e hice aquel pasado lleno de bendiciones mi porvenir”. El joven es el que, por su necesidad de grandes horizontes, tiene por principio, no simplemente hacer parte de la Historia, sino forjar la historia. No quiere que lean su nombre, sino que su nombre sea leyenda y eso sólo es posible si se tiene el coraje de ser un “hombre inactual”, como lo refería el gran escritor inglés G.K. Chesterton y abandonar las blanduras de la mediocridad, para encarnar en su alma aquel lema de la Primera Carta de San Pablo a los Corintios: “Sed hombres, sed fuertes, hacedlo todo con amor” (16, 13-14).

Beato Pier Giorgio Frassati, patrono de los montañistas, los andinistas y los jóvenes de la Acción Católica.

CA: ¿Qué es Acción Joven?

DC: Acción Joven es, ante todo, un programa de formación para líderes que procuran el retorno al orden por medio de una sana instrucción en los principios morales auténticos, que sólo son enarbolados por la Santa Iglesia Católica Apostólica y Romana. En la lucha contra la decadencia en todos los rincones de la sociedad, es un imperativo para Acción Joven poner delante de un público como son los colegiales y universitarios las consideraciones de una Cristiandad forjada por el esmeril de la virtud que trajo consigo las grandiosas preseas de la educación, la excelencia y la perfección a la cual llegó civilización cristiana, hasta que fue truncada por la inexorable caída en los malsanos influjos de la Revolución. Acción Joven tiene que dar a conocer, en resumidas cuentas, que se puede y se debe formar líderes capaces de hacer de ese “Volver al orden”, una realidad y no una quimera romántica.

Sesión de Karate con el maestro Mateo Gaviria, cinturón negro.

CA: ¿En qué consiste un típico programa de Acción Joven?

DC: Antes, hay que distinguir que la formación es diferente para los colegiales y para los universitarios, aunque hagan parte de un mismo programa, ya que igualar la enseñanza para uno y otro público es contraproducente.

Para los colegiales se suele dedicar toda la tarde de los sábados, dividida en una primera reunión de Apologética, luego el deporte o karate, un refrigerio de media tarde o lunch, una segunda reunión de algún tema de interés y, por último, una clase de instrumentos o música en general.

Los profesionales, universitarios o estudiantes de últimos grados de colegio tienen su espacio los días viernes con la clase de francés y las reuniones sobre Filosofía de la Historia y manejo de opinión pública basadas en las obras del pensador brasilero Dr. Plinio Corrêa de Oliveira, donde ejercitan el saludable uso del pensar y debatir en un escenario de Quaestio disputatio (cuestión disputada), propio de una adecuada formación intelectual.

Clase sobre Filosofía e Historia, dictada por un estudiante universitario para los miembros de Acción Joven.

CA: ¿Por qué estudiantes escolares y universitarios deberían participar del programa de formación Acción Joven?

DC: El desarrollo de las preguntas que precedieron a la presente cuestión dan a entender que la invitación es para formar una élite intelectual que recubra con su saludable influjo los ires y venires de todos quienes les rodean y demostrar, por medio de sus imponderables, que es posible y necesario decir la verdad en un mundo que se hunde, cómodamente, en la placidez de la mentira. Invitamos a participar del programa para incentivar los ideales en la juventud y, así, forjar una nación colombiana basada en los principios del Cristianismo, sobre los cuales pueda edificarse un promisorio futuro.

Entrevista al Sr. Emmanuel Marín, miembro líder de AJ.

Emmanuel Marín Restrepo es bachiller académico del Instituto Cristo Rey y amante de los idiomas. Actualmente, estudia Inglés y reparte su tiempo entre la oración, la formación intelectual y el apostolado católico con jóvenes. Su contribución a AJ desde que llegó ha sido fundamental, convirtiéndose en un excelente apoyo y en un modelo que muchos jóvenes deberían imitar.

CA: ¿Cómo conoció Acción Joven?

EM: El Programa de Acción Joven tiene varios encuentros formativos como: grandes conferencias, días de formación universitaria y también escolar, jornadas especializadas para la cultura como son las Tardes Medievales ― ¡que para mí son espectaculares! ―, la Tarde de Ajedrez, la Tarde de Karate-Do y muchos otros programas fenomenales.

Yo lo conocí por medio de una invitación que unos amigos me hicieron a una conferencia muy importante con un personaje europeo que Acción Joven había traído a la ciudad. Allí, los directivos de AJ me invitaron a participar de las formaciones universitarias y, poco a poco, fui conociendo más sobre este grupo.

Cena de Navidad en Villa de Leyva, donde se realizó la Semana de Formación de Acción Joven, en diciembre de 2018, en un ambiente de oración, reflexión y con conferencistas nacionales e internacionales.

EM: En el momento en el que comienzo a asistir a los programas de formación, rápidamente, me doy cuenta de que otro programa como este no lo hay en el país, por esto me resultó tan interesante, su exclusividad, su universalidad en la formación, ya que el programa busca formar al joven en todos los campos de su entorno como pueden ser el religioso, cultural, político y social.

¿En qué me ha enriquecido? Pues lo diría de esta manera, yo conocí el programa ya en la universidad, pero, ¡cuánto hubiese querido llegar a él desde el colegio, cuánta riqueza me perdí en esos años de bachillerato! La firmeza para decidir, el carácter fuerte típico del hombre cristiano y la fe sólida, son esas cualidades que, ya actualmente, no las da el colegio y, mucho menos, la universidad.

CA: ¿Cuál es su función específica en Acción Joven?

E.M: Yo ingresé a Acción Joven como un chico cualquiera, ansioso de grandes horizontes, mas, al inicio no me interesó mucho. Ahora, han cambiado un poco las cosas; las ansias y los ánimos continúan, inclusive con mayor fuerza, pero, en estos momentos, pasé de ser un chico cualquiera a ser uno de los coordinadores. Cosas que solo da la providencia.

Salida de campo al municipio antioqueño de Guatapé.

CA: Con base en su experiencia formativa en Acción Joven ¿qué consejos daría a los jóvenes para ser felices y, particularmente, a los jóvenes colombianos?

EM: ¿Consejos? Muchos, pero sí quisiera que se quedaran con esto:

Un gran pensador católico del Brasil, el Profesor Plinio Corrêa de Oliveira, al cual tengo gran admiración decía, sobre el pueblo colombiano: “La cualidad más grande del colombiano es su capacidad de decisión ―él lo definía como el sí, sí y el no, no al que se refiere el Evangelio según San Mateo (5, 37) ― pero, su mayor defecto es la indiferencia”.

Yo quisiera animar a todos los jóvenes a que venzan ese gran defecto, que salgan de la indiferencia y, así, teniendo el coraje típico del colombiano, tomen una decisión por el bien. Decirles también que solo hay dos opciones, el bien o el mal. No hay una tercera vía.

Dejen de ser jóvenes de tercera vía, esto solo lleva al fracaso, sean jóvenes de primera, que tomando partido por el bien, se unan al movimiento estudiantil Acción Joven ―al cual están todos invitados― y, así, puedan cambiar la historia, y concluyo con la frase del gran Paul Claudel, diplomático francés y gran hombre católico: “La juventud no fue hecha para el placer, sino para el heroísmo”.  

NOTA: Quienes estén interesados en conocer más y/o participar del programa de Acción Joven pueden comunicarse al teléfono fijo en Medellín (4) 4174505, escribir al wp 3022243167, al correo electrónico [email protected] o contactarse mediante la página de Facebook Acción Joven-Colombia.

Sobre el Autor

Carlos Andrés Gómez Rodas

Carlos Andrés Gómez Rodas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.