fbpx
Actualidad Análisis Cultura Razón

La dejación de la lengua española: un suicidio cultural

Avatar
Escrito por Redacción R+F

Si una lengua no se estudia, se habla y se escribe mal: lo vemos a diario. Negarse a usar la lengua española, con la importancia que hoy tiene en el mundo entero, es un suicidio cultural y económico.

Está claro que una nación donde muchos odian su idioma común no tiene solución

Publicado por el diario ABC de España, en la sección Cultural. Columna POSTDATA. Escrito por Andrés Amorós | 25/06/2020 13:08h

Nos hemos rendido todos. También en esto, tan básico: la lengua castellana, a la que el Título Preliminar de la Constitución (artículo 3º) proclama «la lengua española oficial del Estado». Nos hemos rendido cuando hablamos de las Comunidades Autónomas «que tienen una lengua propia». Es un error importante: el castellano es también lengua propia en esas zonas de España. Habría que decir: «que tienen también otra lengua propia». La diferencia es decisiva.

Ninguna lengua es superior a otra pero el hecho indiscutible es que el castellano se convirtió hace siglos en la lengua española común: la que sirve para que se entiendan, por ejemplo, un catalán y un vasco. Por eso, en el mismo artículo, la Constitución proclama que «todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla».

Los partidos independentistas utilizan la lengua como una herramienta política para luchar contra la unidad de España. Primero fueron los catalanes; luego, los vascos, a pesar de la dificultad objetiva del euskera, y los gallegos no quieren quedarse atrás. En los tres casos, no pretenden una coexistencia pacífica de sus dos lenguas sino la imposición de una sola, reduciendo al mínimo a la lengua común en la enseñanza y en la administración. La izquierda radical lo apoya con entusiasmo. Por desgracia, el PSOE se ha rendido a los nacionalistas también en esto y el PP no ha tenido el coraje de oponerse. Ésa es la situación actual en Cataluña, el País Vasco, Galicia, Baleares y Valencia (y algunos intentan sumarse en Asturias).

Si una lengua no se estudia, se habla y se escribe mal: lo vemos a diario. Negarse a usar la lengua española, con la importancia que hoy tiene en el mundo entero, es un suicidio cultural y económico. Todos somos responsables. Una nación donde muchos odian su lengua común no tiene solución.

Fotografía: Ilustración de Mingote para «El Quijote».


Apoya el periodismo católico con una donación en DÓLARES con tu tarjeta de crédito:
O con tu tarjeta débito a través de PSE:

Sobre el Autor

Avatar

Redacción R+F

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.