fbpx
Actualidad

China comunista ha “encontrado” en Trump la horma de su zapato: académica China-americana Helen Raleigh

La académica y autora china nativa Helen Raleigh, investigadora de políticas de inmigración en el Instituto Centenario en Colorado, dijo que la postura agresiva de la Casa Blanca ha sido una llamada de atención para el gobierno de China y no es algo con lo que sus funcionarios estén acostumbrados a lidiar.

“El Partido Comunista Chino cree en la ley de la selva.” dijo Raleigh. “Entonces, la administración Trump es la primera administración extranjera que el PCCh conoce que también cree en la ley de la jungla y no teme enfrentar al PCCh. La gente en la administración Trump está dispuesta a asumir esos costos”.

Agregó: “Podemos ver que desde el cierre del consulado, sabían que China tomaría represalias, pero están dispuestos a correr el riesgo que nadie más en el mundo esté dispuesto a correr. Así que el PCCh finalmente ha encontrado la horma de su zapato”.

Abrieron las puertas del consulado chino en Houston el viernes y se hicieron cargo del edificio poco después de que las autoridades chinas abandonaran las instalaciones por orden del gobierno federal.

Después de que los chinos recibieron la orden de desalojar, el  Departamento de Bomberos de Houston respondió  a los incendios en el patio del edificio, que resultó ser un esfuerzo por destruir documentos. Las autoridades chinas se negaron a permitir la entrada de los bomberos para extinguir los incendios.

“Hay una serie de medidas que la administración Trump ha tomado, particularmente la semana pasada, casi a diario, relacionadas con nuevas sanciones y nuevos cambios de política contra el PCCh”, dijo Raleigh. “Pero la noticia más importante fue el cierre del consulado de China en Houston y luego China tomó represalias, cerrando el Consulado de Estados Unidos en Chengdu“.

Luego citó el discurso del Secretario de Estado Mike Pompeo sobre China esta semana y dijo que está liderando un cambio en la política de décadas que defendió la liberación económica del pueblo chino.

“Pompeo logró Identificar el problema en la relación entre Estados Unidos y China, que son los mismos problemas que China tiene con el resto del mundo”, continuó Raleigh. 

“China tiene un sistema político e ideológico muy diferente, especialmente en comparación con las naciones libres como Estados Unidos. Durante las últimas décadas, las naciones libres pensaron erróneamente que mientras continúen involucrando a China, al PCCh, eventualmente con la liberación económica, el PCCh cambiaría.

El sistema chino se convertiría en una sociedad más liberal y abierta como la nuestra. El secretario Pompeo en su discurso reconoció que esta suposición era errónea y que ha sido errónea durante varias décadas.

Ella agregó: “Este no fue su primer discurso sobre el tema y probablemente sea una de las únicas cosas en las que las personas de ambas partes puedan ponerse de acuerdo. Que el enfoque pasado ha fallado. El Secretario Pompeo resumió la política de la administración Trump en China en dos palabras: – “inducir el cambio”. Quieren inducir un cambio de comportamientos del PCCh”.

La administración Trump quiere lograr este objetivo en dos pasos al mismo tiempo, explicó Raleigh. El primer paso consistió en confrontar al PCCh en términos de negociaciones comerciales, cargos de espionaje, alteración de la política de visas y cierre del consulado, todo lo cual representó un “paso muy dramático y serio”.

“Básicamente han igualado la intensidad de la agresividad china”, agregó. “El segundo paso sería ver a China volver a la mesa de negociaciones sobre varios temas importantes.”

Raleigh, que se ha pronunciado públicamente en contra de las tácticas del gobierno chino y escribe como colaboradora de The Federalist, también se refirió a cómo las administraciones estadounidenses anteriores no estaban dispuestas a asumir el costo de una confrontación con China hasta que llegó el presidente Trump .

“En las últimas cuatro décadas, China ha estado presionando agresivamente los límites. Es decidida. Quieren convertirse en la única potencia mundial y cambiar el orden mundial para adaptarse a la ideología de China”, dijo.

 “Las administraciones pasadas, desde George W. Bush hasta Barack Obama, se preocuparon por el costo de la confrontación, en el frente económico y militar. El costo de enfrentarlos se ha vuelto mucho mayor ahora que durante las administraciones pasadas, así como otros países tampoco lo hicieron hasta que la administración Trump se involucró.

“China es tan poderosa hoy, no importa qué estrategia elija Estados Unidos, tendrá un costo”, agregó Raleigh. “No hay forma de evitar un costo. Por lo tanto, realmente se trata de cuánto estamos dispuestos a asumir. Y tengan en cuenta que cuando China y los Estados Unidos se enfrentan entre sí, los costos los debe asumir China también. Ambos países necesitan calcular cuánto costo están dispuestos a soportar”.

Sobre el Autor

Ximena Sanz de Santamaría

Ximena Sanz de Santamaría

Ximena Sanz de Santamaría, abogada y analista política internacional con MBA de la Universidad Camilo José Cela de Madrid, España y estudios en Management en USA. Comprometida con la defensa de los valores cristianos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.