fbpx
Actualidad Espiritual Fe

Iglesia “virtual” y “en salida” en cuarentena: opciones para la Santa Misa y de ayuda a otros

portadacristo 600x312 2
sinmedida
Escrito por sinmedida
La actual situación tiene que servirnos para identificarnos con las comunidades de los primeros siglos y no dejarnos ahogar por la desesperanza, sino reconocer que Cristo está más vivo que nunca y que la vivencia de la fe en nuestras familias, iglesias domésticas, tiene que ser más intensa que nunca. Les compartimos diferentes opciones para amar más a Dios y al prójimo.

Por: Luis Alejandro Mora López – Sin Medida

La Iglesia Católica nunca ha sido ajena a los problemas y las dificultades, más aún, su misión, que es plenificar al ser humano y conducirlo a cumplir su vocación de santidad, se inserta directamente en las tribulaciones e inquietudes del género humano a través de la historia y no en realidades utópicamente perfectas. Esta misión brota de las directrices dadas a los cristianos en la Escritura: ser sal y luz, como Cristo, para un mundo sumido en el pecado y el sufrimiento.

Las difíciles realidades que se presentan ante el Cuerpo Místico de Cristo podrían constituir dos obstáculos diferentes. El primero es el rechazo abierto y deliberado, aunque a veces soterrado, de la oscuridad del mundo hacia la luz del mensaje salvador de Cristo, expresado por ejemplo en la cultura de la muerte, la relativización de la verdad, la secularización de la cultura, la persecución religiosa e incluso el martirio cristiano. El segundo obstáculo representa todos los vaivenes del devenir político, económico, natural y social que pueden afectar indirectamente y no deliberadamente a la Iglesia. Con esto me refiero a recesiones económicas, guerras, desastres naturales y enfermedades a lo largo de la historia.

Todas estas dificultades presentan sin duda retos de muy grave índole para todo el pueblo cristiano en su tarea de santificar al género humano.  Sin embargo, Jesús al afirmar que la tarea del cristiano no iba a ser fácil en el mundo, nos dejó la esperanza de la recompensa futura en la vida eterna y aquí el favor indudable del Espíritu Santo.

Estas promesas adquieren en estos tiempos una gran importancia. La pandemia del coronavirus ha supuesto un cambio drástico en la vida de la mayoría de los seres humanos incluyendo la de los fieles cristianos. Templos cerrados, acceso restringido a los sacramentos, aislamiento social y problemas sociales por la depresión económica son algunos de los ejemplos de la situación actual.

Las dificultades en la Iglesia no son ni serán nunca nuevas y esta siempre ha salido a flote mucho más unida y victoriosa. Los fieles de la Iglesia primitiva, por ejemplo, se enfrentaron al martirio y a la vivencia clandestina de la fe con una alegría sobrenatural, con una vivencia de la fe en pequeñas comunidades más viva que nunca y con una certeza de que Dios nunca los iba a abandonar. En efecto, su testimonio fue arrollador y fue semilla de nuevos cristianos listos para trabajar por el reinado de Cristo.

Por eso, deberíamos ver la pandemia y la cuarentena como una oportunidad de radicalizar nuestra vida de oración, unida a la Iglesia universal en virtud de la comunión de los santos, para amar más intensamente a Dios y así poder amar y ayudar más intensamente a nuestro prójimo.

Ya son muchas y variadas las iniciativas que han surgido para hacer efectivas la vivencia de la fe y la ayuda a los que lo necesitan. Así que finalmente invito a todos los lectores a unirse virtualmente a las distintas celebraciones y actividades y concretar sus deseos de ayudar a los afectados por la medida de aislamiento obligatorio.

A continuación relacionaré como Iglesia Virtual algunos grupos y links de la Iglesia, como nuestro círculo Sin Medida, que están realizando actividades y transmitiendo las celebraciones litúrgicas del tiempo pascual que recién comienza. Y para terminar relacionaré como Iglesia en Salida algunas de las fundaciones e instituciones que están canalizando los esfuerzos de muchos ciudadanos para ayudar a los afectados por el COVID-19. “Cristo no tiene ahora en la tierra otro cuerpo que el tuyo. Ni manos, ni pies en la tierra sino los tuyos” (Santa Teresa de Ávila). Seamos los “Alter Christus” que hoy el mundo necesita.

Iglesia Virtual:

Iglesia en Salida:

¡Viva Cristo Rey!

Fuentes:

Imagen destacada: https://images.app.goo.gl/V48THrqTrStsVDqj7

 

Sobre el Autor

sinmedida

sinmedida

Grupo de Jóvenes católicos llamados a vivir la fe dentro de la realidad universitaria para formar identidad católica a través del servicio y el amor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.