Actualidad

IGLESIA, DROGAS Y VERDAD.

deroux
Escrito por Julieth Gómez

Mientras que la iglesia, lleva 21 años luchando contra las problemáticas crecientes con las adicciones a través del manual sobre las drogas y los principios de la Iglesia, publicado por el Pontificio Consejo para los Agentes de la Salud «Iglesia, Drogas y Toxicomanía».

deroux
deroux

En Colombia; el padre jesuita Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad,  afirma estar de acuerdo en la creación de una “comisión de la verdad” para el narcotráfico en nuestro país, semejante a la comisión liderada por él previamente.

Sabemos que las drogas son una de las principales amenazas que afrontan niños y jóvenes, pero al parecer, ésto se pasa por alto al considerar que “hoy en Colombia hay una sola guerra que une la insurrección y el narcotráfico”, como indica el padre de Roux.

San Juan Pablo II afirmaba que la decisión de consumir drogas podía surgir debido a un ambiente de dudas o hedonismo, doctrinas que conducen a sentimientos de frustración y a una pérdida de significado de las vidas.

El padre De Roux presentó el informe final de la Comisión de la Verdad, en él hay muchas historias frente a lo que se vivió durante el conflicto armado en Colombia. Ahora bien, no se contó en el informe, la postura de las víctimas que manifestaron sentirse excluidas, familias de asesinados, mujeres, niñas y niños violentados sexualmente, aquellos que fueron llevados a la fuerza a ser parte del conflicto no fueron tenidos en cuenta.

Como narraba corporación Rosa Blanca, la verdad es que este evento desató que las voces de las víctimas se alzarán en descontento pues lo narrado en el informe se ajusta más a una visión en la cual es el Estado y las fuerzas militares quienes quedan como los principales responsables de la guerra que ha vivido el país y da una imagen de víctima o héroe a los guerrilleros de las FARC, hoy sentados en el congreso por la supuesta  reincorporación a la vida institucional.

El acuerdo al que Colombia dijo no, acordó que durante dos períodos legislativos (2018- 2022 y 2022-2026) a quienes sometieron por años el país al terror, se les darían: 16 Circunscripciones Especiales de Paz, una representación mínima en el Congreso de la República para el nuevo partido de las FARC (5 senadores y 5 representantes a la Cámara); además de financiación especial para su funcionamiento, y por si fuera poco, promoción de sus plataformas programáticas como nueva fuerza política.

Y ¿qué es la verdad?:

Según el portal digital Conceptos y media, “la verdad es la correspondencia entre lo que pensamos o sabemos con la realidad. La palabra, como tal, proviene del latín ‘verĭtas, veritātis. En este sentido, la verdad supone la concordancia entre aquello que afirmamos con lo que se sabe, se siente o se piensa. De allí que el concepto de verdad también abarque valores como la honestidad, la sinceridad y la franqueza.”

Y si un protector de la verdad y la justicia como debe ser el padre De Roux, se ve permeado por la injusticia que inunda la Comisión de la Verdad, qué podemos esperar, cómo podemos confiar en que ésta propuesta que ahora hace de crear una comisión de la verdad para el narcotráfico sea algo benéfico para la fe, para las familias.

Mucho se habla hoy en día de la necesidad de que la iglesia, se “modernice”, llevar la iglesia a los feligreses en lugar de exhortar a los sacerdotes a ser y dar ejemplo, hoy vemos sacerdotes en los altares, en las homilías promoviendo la homosexualidad, con temor a denunciar el aborto, silenciados ante el progresismo y ahora, un sacerdote conocido sale a los medios de comunicación alentando el vicio de la drogadicción.

¿Qué pasa con pastores y ovejas de la iglesia que vamos en contracorriente de lo que Jesus nos enseño? Hoy en día vivimos al pie de la letra la profecía del gran Pablo VI cuando afirmó que el humo de Satanás había entrado a la iglesia, estamos más preocupados por ser políticamente correctos que por ser cristianamente rectos.

Cuando como católicos dejamos que prime el modernismo y no la tradición de la fe, caemos en aspectos como lo que hoy en día pasa con sacerdotes defensores del progresismo ideológico como el padre De Roux, faltando a lo que juró defender, la verdad de Cristo.

¿Qué nos dice la iglesia al respecto? 

Somos invitados a rechazarlo, somos exhortados a la misericordia con nuestros hermanos víctimas de éste vicio, el cuerpo mortal es un peso para el alma dice el libro de la Sabiduría.

El abandono de padres, el matoneo, el afán del mundo, las preocupaciones, duelos no superados, en fin, hay tantos factores que pueden llevar a una persona a caer en las drogas que nuestro rechazo no debe ser contra quien sufre, no debemos atacar a las víctimas, juzgarlas o señalarlas con rabia en nuestro corazón, recordemos que con la vara que midamos seremos medidos, por el contrario, debemos abrazarlas en nuestras oraciones, aunque no las conozcamos, son hijos del mismo Dios.

Jesús, comió con pecadores y prostitutas, jamás los rechazó, no les dió la espalda, los aceptó junto a Él con una única regla; “no peques más”.

Que ese sea nuestro constante pensamiento ante el pecado, no hagamos del pecado un estilo de misión o apostolado, rechacemos el pecado e invitemos al pecador a conocer la verdad.

guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
¿Qué opinas de esta nota?x
()
x