fbpx
Actualidad Provida Testimonios Vida

Feliz reencuentro entre una madre y su hijo después de salvarlo del aborto y darlo en adopción hace 33 años.

encuentro
Escrito por JOSE SOSA
¡Difunde la cultura de la Vida!

“La vida tiene una forma divertida de darte lo que necesitas, no lo que quieres. Y supongo que la vida acaba de darse cuenta de que necesitábamos esta conexión y nuestras familias se necesitaban unas a otras”.

¡Difunde la cultura de la Vida!

Con el transcurrir del tiempo, Melanie Pressley se preguntaba sobre su hijo al que decidió no abortar en su adolescencia y darlo en adopción hace más de 30 años.

Hoy, gracias a una prueba de ADN y después de 33 años, ambos finalmente se han vuelto a encontrar.

Motivos para darlo en adopción

En una reciente entrevista con News 5 Cleveland, Melanie Pressley relató los pensamientos que la llevaron a considerar la adopción.

Pressley quedó embarazada a sus 18 años de su primer hijo y, como suele ocurrir en estos casos, su novio en ese momento no la apoyó y quería que ella abortara. Pero ella se negó y decidió continuar con su embarazo.

“Simplemente sabía que, financieramente, no podría hacerlo. Y la otra cosa: quería que tuviera una madre y un padre, así que decidí en ese momento que era mejor darlo en adopción”, narró.

Con el apoyo de su familia, pasó por el proceso de adopción con una agencia y el 17 de junio de 1988, dio a luz a su hijo en el entonces Hospital Timken Mercy en Canton. 

La mujer decidió que no le daría un nombre porque quería que sus padres adoptivos se lo dieran. Dijo además que ese día no le permitían abrazarlo, pero al día siguiente, su hermana le preguntó a una enfermera si podían abrazar al bebé.

“La enfermera dijo: ‘Te llevaré a una habitación privada para que puedas abrazarlo. Tómate todo el tiempo que necesites’. Y en ese momento, cuando lo sostenía, mi hermana tomó una foto y esa fue la única foto que tuve de él durante 33 años. Esa era la única foto que tenía de él”, recordó Melanie Pressley.

Si quieres recibir noticias de actualidad sobre la Cultura de la Vida te invitamos a seguirnos en nuestro CANAL DE TELEGRAM haciendo clic AQUÍ.

Melanie Pressley está felizmente casada y desde entonces ha tenido tres hijos. Sin embargo, dijo que todos los días, y cada 17 de junio, pensaba en el hijo que dio en adopción.

“Siempre había un poco de esa tristeza en mí ese día. Y esa es básicamente la forma más fácil de describirlo”, dijo Melanie Pressley.

Encuentro con su hijo

Fue hasta mayo de 2021, cuando una de sus hijas le compró un kit de prueba genética a domicilio de la empresa “23andMe” como regalo de cumpleaños.

Los resultados llegaron en solo unos días y, con ellos, coincidieron con un hijo posiblemente llamado llamado Greg Vossler.

Pero, oh sorpresa, resulta que Pressley no era la única interesada en este reencuentro, ya que a más de 480 kilómetros de distancia, Greg Vossler, su hijo dado en adopción, también estaba haciendo lo mismo.

Vossler dijo que cuando tenía nueve años, sus padres le dijeron que fue adoptado, pero al principio no sintió curiosidad por su familia biológica.

“Siempre bromeaba diciendo: ‘no veo una celebridad que se parezca a mí’ o, ‘nadie que sea rey o reina en alguna tierra lejana se parece a mí’. Y siempre dije que era solo mi broma. Ya sabes, cada vez que alguien preguntaba, era solo mi forma de tener esa respuesta rápida, nunca lo había pensado seriamente”, dijo.

“Mi esposa y yo estábamos sentados hablando una noche, y yo dije: ‘No sé nada de mi historial médico, genético, ya sabes, de dónde soy’. Y hubo una promoción de 23andMe o algo así. Así que tomé la prueba”, contó [N. de R: ¿Simple Coincidencia?].

Vossler ya se había tomado una prueba de ADN en 2019, por lo que cuando Pressley envió su kit en 2021, apareció una coincidencia de inmediato.

“Envié un mensaje instantáneamente, y mi primer mensaje fue, creo que estamos relacionados. El siguiente mensaje fue, creo que soy su madre biológica. Y a partir de ahí simplemente todo explotó”, dijo Melanie Pressley.

Todos están emocionados, todos se dan la mano o se abrazan. Y, ya sabes: ‘Oye, soy tu medio hermano, tu media hermana’. Y su hermana mayor, que fue fundamental para permitir que Melanie tuviera esa primera foto, se acercó y me agarró la cara. Es la primera vez en 33 años que me ve”, contó Vossler. 

La vida tiene una forma divertida de darte lo que necesitas, no lo que quieres. Y supongo que la vida acaba de darse cuenta de que necesitábamos esta conexión y nuestras familias se necesitaban unas a otras”, concluyó.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.