fbpx
Actualidad

El Presidente Trump hace un comentario preocupante en el discurso de Ohio: “Tengo muchos enemigos … Esta puede ser la última vez que me vean por un tiempo”

Trump in Ohio 3
Trump in Ohio 1
Trump in Ohio 1

El presidente Trump habló con los trabajadores de una fábrica de Whirlpool en Clyde, Ohio, el jueves para promocionar sus esfuerzos por restaurar la base de fabricación de Estados Unidos. Durante el discurso, Trump también habló sobre su trabajo para reformar los precios de los medicamentos recetados por parte de la industria farmacéutica.

Mientras hablaba de reducir los precios de los medicamentos eliminando a los intermediarios, Trump dijo que había hecho muchos enemigos, enemigos ricos, y que “Esta podría ser la última vez que me vean por un tiempo”.

A continuación transcripción de su discurso:

“… Así que tengo muchos enemigos por ahí. Esta puede ser la última vez que me vean por un tiempo. Muchos enemigos muy, muy ricos, pero no están contentos con lo que estoy haciendo.

 Pero creo que tenemos una oportunidad de hacerlo, y ningún otro presidente hará lo que yo hago. Ningún otro presidente haría una nación favorecida, un reembolso, una compra de otras naciones a un costo mucho menor. Nadie. 

Y hay muchas personas infelices, y son personas muy ricas, y estan muy infelices “.

Y hablando de productos farmacéuticos, instituimos cuatro movimientos: descuentos, naciones favorecidas y otras cosas, comprando a otras naciones donde tienen el producto, la misma píldora exacta, idéntica; fabricado en la misma fábrica, por una fracción, solo una pequeña fracción del costo. 

Compramos en otros países, en lugar de comprar a través de este ridículo atolladero de estafa política por el que hemos estado pasando durante muchos años.

Y lo que he hecho, en términos de naciones favorecidas, por ejemplo, Alemania tiene una píldora por 10 centavos y nosotros tenemos una píldora por $ 2.

 Instituimos naciones favorecidas en la compañía farmacéutica. Obtenemos la píldora por la misma cantidad que la píldora más baja en cualquier parte del mundo.

 En cualquier lugar del mundo. (Aplausos.) Y eso podría bajar el precio de los productos farmacéuticos, de los medicamentos, medicamentos recetados, podría bajar el precio 50, 60, 70 por ciento, tal vez más que eso.

Esto es algo: ahora, debo decirles que nunca he visto tantos anuncios malos sobre mí como en los últimos tres días desde que hice esto. (Risas.)

Entonces, ¿recordarán que cuando ven este horrible anuncio de que soy un “socialista”, me llamaron “socialista” por primera vez en toda mi vida. (Risas.)

En realidad, lo que estoy haciendo es utilizar países socialistas, que compran nuestro producto por mucho menos de lo que se nos permite: digo: “Bueno, si se lo van a vender a este país … “- podría ser socialista -” … por un precio más bajo, entonces obtendremos el mismo precio “. Entonces ya saben……

 Y yo digo: el otro día dije: “Cada vez que vean a una compañía farmacéutica anunciando que Donald Trump es un tipo malo, recuerde: los precios de sus medicamentos deben estar bajando mucho. Muy grande.” (Aplausos.) Entonces recuerden eso.

Recuerde eso, porque no quiero obtener todos esos votos negativos, y luego Biden gana, y lo intentan: el primer mes, él dirá:

“Bajé los precios de los medicamentos en un 78 por ciento”. Y ni siquiera sabrá qué demonios está diciendo. (Risas y aplausos.)

“No quiero ver eso desde algún hermoso resort en algún lugar del mundo. Podría … oh, había tenido una vida tan hermosa antes de hacer esto. Pero está bien porque estamos haciendo un gran trabajo y, (aplausos), me alegra mucho ver que las personas bien representadas , representadas para un cambio.”

Pero durante el transcurso de los próximos cuatro años, llevaremos nuestras cadenas de suministros farmacéuticos y médicos de regreso a casa. 

Los llevaremos a casa donde pertenecen. Y dejaremos de depender de China, tal como lo hicimos con las lavadoras y secadoras, tal como lo hicimos con muchas otras cosas. Haremos nuestro producto aquí de manera segura, hermosa y económica.

Estamos reafirmando la independencia económica estadounidense. Y lo he estado haciendo desde el primer día que asumí el cargo. Con este fin, hace poco tiempo, firmé la nueva orden ejecutiva para asegurar que cuando se trata de medicamentos esenciales, compremos productos estadounidenses. (Aplausos.)

La orden ejecutiva requerirá que las agencias del gobierno de los Estados Unidos compren todos los medicamentos esenciales que necesitamos de fuentes estadounidenses. 

La orden ejecutiva también eliminará las barreras regulatorias innecesarias para la producción farmacéutica nacional y respaldará los procesos de fabricación avanzados que mantendrán bajos los precios de nuestros medicamentos y permitirán que las empresas estadounidenses compitan en el escenario mundial. 

Podremos competir en el escenario mundial, pero ahora vamos a tener los precios más bajos a diferencia de los precios más altos.

Tengo personas que conozco que van a Canadá a comprar drogas. Para comprar medicamentos recetados, van alla porque el precio es mucho más bajo que en los Estados Unidos. Y, sin embargo, están hechas por la misma compañía, a menudo en la misma planta. Es una desgracia. Y los políticos permitieron que esto sucediera por muchas, muchas décadas.

Tienen personas llamadas “intermediarios”. No sé quiénes son los intermediarios. No lo sé. Nunca dicen “intermediarios”, por lo que políticamente no es correcto. (Risas.)

Pero he escuchado el término “intermediarios” durante mucho tiempo. Son muy ricos, muy ricos. Nadie tiene idea de quién demonios son o qué hacen. Ganan más dinero que las compañías farmacéuticas. 

Ustedes saben, para ser justos, al menos las compañías farmacéuticas tienen que producir un producto, y tiene que ser un buen producto. Pero los intermediarios, bueno, el reembolso que estoy haciendo elimina a los intermediarios, reduce los costos y el dinero vuelve a las personas que compran los medicamentos.

Entonces tengo muchos enemigos por ahí. Esta puede ser la última vez que me vean por un tiempo. Muchos enemigos muy, muy ricos, pero no están contentos con lo que estoy haciendo. 

Pero creo que tenemos una oportunidad de hacerlo, y ningún otro presidente hará lo que yo hago. Ningún otro presidente haría una nación favorecida, un reembolso, una compra de otras naciones a un costo mucho menor. Nadie. Y hay muchas personas infelices, y son personas muy ricas, y son muy infelices.

Sobre el Autor

Ximena Sanz de Santamaría

Ximena Sanz de Santamaría

Ximena Sanz de Santamaría, abogada y analista política internacional con MBA de la Universidad Camilo José Cela de Madrid, España y estudios en Management en USA. Comprometida con la defensa de los valores cristianos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.