Actualidad Fe

Esta es la cita de San Agustín, de la Liturgia de las Horas, censurada por Facebook

Avatar
Escrito por Redacción R+F

Dos sacerdotes de Estados Unidos y un activista provida  han presentado una queja ante Facebook, por haber sido censurados por dicha red social al usar una misma cita de San Agustín.

Los tres fueron notificados por Facebook de haber violado las normas comunitarias contra el discurso de odio.

La cita fue tomada de un sermón de San Agustín filósofo y teólogo católico del siglo V de la era cristiana.

Nunca asumamos que si vivimos vidas buenas estaremos sin pecado; nuestras vidas deben ser elogiadas solo cuando seguimos pidiendo perdón. 
Pero los hombres son criaturas sin esperanza, y cuanto menos se concentran en sus propios pecados, más interesados se vuelven en los pecados de los demás. 
Buscan criticar, no corregir. Incapaces de excusarse, están listos para acusar a otros. 

De un Sermón de San Agustín, Obispo

El texto hace parte de la Liturgia de las Horas, conjunto de oraciones oficiales compiladas por la Iglesia Católica, que también es conocido como el Oficio Divino.

En primer lugar, los censurados pensaron que se trataba de un error del algoritmo, y controvirtieron la decisión con el fin de que fuera revisada por un funcionario de Facebook.

Sin embargo, luego de la revisión el empleado consideró que el texto violaba los estándares comunitarios de la red social.

El activista provida Dominic Bettinelli se ha comprometido a defender la cita de San Agustín hasta que Facebook cambie su criterio. 

«Me preocupa que terminemos en una especie de «cárcel mediática», excluidos de Facebook sólo por citar La Biblia o alguna frase de un santo», dijo Dominic Bettinelli a LifeSiteNews.com.

Dominic Bettinelli, activista provida censurado por Facebook al citar una frase de San Agustín

Dentro de las pruebas realizadas con distintas partes del texto censurado, Bettinelli logró establecer que el apartado problemático es el que dice que «los hombres son criaturas sin esperanza».

Relacionados  VIDEO: El abrazo de jóvenes creyentes con un colectivo Lgbti que arrancó lágrimas

Este es el apartado completo de la cita de de San Agustín:

De un Sermón de San Agustín, Obispo

Nunca asumamos que si vivimos vidas buenas estaremos sin pecado; nuestras vidas deben ser elogiadas solo cuando seguimos pidiendo perdón. 

Pero los hombres son criaturas sin esperanza, y cuanto menos se concentran en sus propios pecados, más interesados se vuelven en los pecados de los demás. 

Buscan criticar, no corregir. Incapaces de excusarse, están listos para acusar a otros. 

Esta no fue la manera en que David nos mostró cómo orar y enmendar a Dios cuando dijo: Reconozco mi transgresión y mi pecado está siempre delante de mí. 

Él no se concentró en los pecados de otros; volvió sus pensamientos sobre sí mismo. 

No se limitó a acariciar la superficie, sino que se lanzó dentro y se hundió en su interior. Él no se escatimó a sí mismo, y por lo tanto, no fue imprudente en pedir que lo perdonaran. 

¿Quieres aplacar a Dios? Mira lo que haces contigo a fin de que Dios te agrade. Presta atención al mismo salmo, pues en él se lee: Porque si hubieses querido un sacrificio, sin duda te lo habría ofrecido; pero no te deleitarás en holocaustos 

Entonces ¿renunciarás a todo sacrificio? ¿No has de ofrecer nada a Dios? ¿No has de aplacarle con alguna ofrenda? ¿Qué has dicho? Porque si hubieras querido un sacrificio, sin duda te lo habría ofrecido; pero no te deleitarás en holocaustos.

Continúa leyendo, escucha y di: Sacrificio para Dios es un espíritu contrito; un corazón contrito y humillado Dios no lo desprecia. 

Relacionados  La Iglesia y los Santos
La homilía completa puede leerse aquí

Apoya el periodismo católico con una donación en DÓLARES con tu tarjeta de crédito:
O con tu tarjeta débito a través de PSE:

Sobre el Autor

Avatar

Redacción R+F

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.