fbpx
Actualidad Insólito Razón Vida

¡Bolsonaro tiene el coronavirus, pero apuesta por la vida!

Avatar
Escrito por Redacción R+F

Eulogio López, quien publica la nota en Hispanidad, la refiere destacando el hecho con estas expresiones de su propia cosecha:

¡Bien por Jair Bolsonaro! Tiene el coronavirus ¿Y qué?

La libertad es más importante que la vida y el miedo sólo conduce a la supervivencia.

Así titula su nota Eulogio López, publicada este 07/07/20 19:45, con respecto al Presidente de Brasil:

«¡Bien por Jair Bolsonaro! Tiene el coronavirus ¿Y qué?».

Luego de lo cual, continúa:

«El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, tiene coronavirus. Lo ha reconocido y asegura que va a seguir trabajando desde una pantalla. ¡Bien por Bolsanaro! Sabe que la libertad es más importante que la vida y que el miedo no permite vivir: sólo sobrevivir».

Y apostilla su nota concluyendo con las siguientes palabras:

Dos verdades:

  1. La ciencia ha fracasado contra el coronavirus y la OMS solo nos aconseja meternos en la caverna y no salir. Mejor confiar en Dios que en los científicos.
  2. En Europa, los confinamientos drásticos como el español, han provocado más muertos que los confinamientos razonables, como el francés, el alemán, el sueco, el holandés, etc.

Sólo por aclarar y facilitar la comprensión, con respecto a las expresiones de Eulogio, diremos:

Libertad es Vida, sí. Pero la Vida es en sí el mayor acto de libertad de una Persona. Pero si ‘La Vida nos es dada’, aún sin que la hayamos pedido, ¿Cómo puede ser entonces un acto –y para colmo ¡el mayor!– de Libertad?

Precisamente, la aceptación es un acto de realismo y de grandeza por parte de nuestra inteligencia y de nuestra voluntad, facultades que –como la vida– ninguno de nosotros se ha dado a sí mismo: sabe que las tiene, las desarrolla, las cultiva, cuenta con ellas y se sirve de ellas para su propio bien.

En consecuencia, al aceptar la vida que le es dada, ejerce un enorme acto de Libertad. Y lo hace cuando la recibe sin condiciones, como algo que no es “una compañera” sino una entidad muy superior: la que le permite ser. Con esta claridad, comprende que sin “su” vida, no existiría, no sería una persona.

Luego viene el acto de entendimiento y aceptación de La Libertad: vivir. Pero no como un simple impulso vital que se despliega, sino como respuesta a la incógnita, al enigma: ¿Qué es el Hombre? Vivir es dar cuenta de su entidad y de su valor, en la misma medida en que los realiza plenamente.

Pero de esto, Sancho, hablaremos tal vez en otra ocasión…


Apoya el periodismo católico con una donación en DÓLARES con tu tarjeta de crédito:
O con tu tarjeta débito a través de PSE:

Sobre el Autor

Avatar

Redacción R+F

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.