Actualidad

Benedicto XVI denunció que enemigo del papado escribió libro en homenaje a la teología de Francisco

Escrito por Redacción R+F

Luego de varios días de presión mediática, la oficina de prensa del Vaticano decidió dar a conocer en su integridad la carta firmada por Benedicto XVI, en respuesta a una petición oficial de comentar 11 libros preparados por diversos autores, con el fin de conmemorar el 5° año del papado de Francisco, buscando mostrar la solidez teológica del actual pontificado y su continuidad con los anteriores.

El Vaticano, que ya había reconocido la distorsión visual de algunos párrafos de la carta de Benedicto XVI y el ocultamiento de otro, explicó que no existió ningún “intento de censura”, sino que lo hizo por una cuestión de “privacidad”.

El incidente fue calificado como un “Fake News” cuando se descubrió que la carta que Mons. Dario Vigano, jefe de comunicación del Vaticano, presentó en el lanzamiento de una serie de 11 libros sobre el pensamiento teológico del Papa Francisco como una prueba de respaldo doctrinal por parte de Benedicto XVI, había un párrafo en el que el Papa Emérito explicaba que no había podido leer los libros, el cual había sido distorsionado digitalmente para hacerlo ilegible a los medios de comunicación.

Sin embargo, sólo hasta el sábado se conoció el contenido completo de la carta, pues en la segunda página de la misiva había otro párrafo que había sido ocultado bajo una pila de libros, dejando ver apenas la firma de Benedicto XVI.

El segundo párrafo oculto muestra la molestia de Benedicto XVI con la inclusión de Peter Hunermann, uno de los autores en la serie de libros sobre la teología del Papa Francisco, recordado por sus ataques “virulentos a la autoridad magisterial del Papa en particular en asuntos teología moral” en relación con la Encíclica Veritatis Splendor de Juan Pablo II, así como por haber estado vinculado a proyectos “antipapales” durante el pontificado de Benedicto XVI.

El profesor Hunermann, narra Benedicto, incluso fundó una iniciativa diseñada para hacer contrapeso al magisterio de la Iglesia, llamada “Europäische Theologengesellschaft”, la cual posteriormente cambió de rumbo y hoy es considerada un instrumento normal de encuentro entre teólogos.

La agencia AP (Associated Press) que fue la primera en lograr el reconocimiento de parte del Vaticano de la distorsión del párrafo en el que Benedicto XVI explicaba que no había podido leer los libros, aprovechó el incidente para recordar que los estándares periodísticos de las agencias de información prohíben la alteración digital o la sustracción de alguna porción de una fotografía.

Fuentes: AP, Washington Post y National Catholic Register.

Sobre el Autor

Redacción R+F

Qué opinas: