fbpx
Actualidad Análisis

La Nulidad matrimonial no es equiparable a un divorcio

Nulidad matrimonial
Escrito por Redacción R+F

Divorcio y Nulidad no son lo mismo, ni son equiparables. Son dos fenómenos de naturaleza muy diferente, y se resuelven en ámbitos jurídicos distintos. La declaración de nulidad de un matrimonio tiene consecuencias diferentes, y no se trata de un “divorcio religioso”.

Padre Raúl Sánchez habla sobre nulidad matrimonial

En este video el padre Raúl Sánchez, quien ha sido Juez en Tribunales Eclesiásticos, explica de manera sencilla qué es y en qué consiste la nulidad matrimonial, pues son muchas las inquietudes de los fieles católicos –y de la gente en general– con respecto a la nulidad matrimonial: qué es, si es costosa, si es una forma de “divorcio católico”, si los hijos de un matrimonio “anulado” son o no legítimos…, etc.

La primera y más importante distinción consiste en tener muy claro que nulidad y divorcio son dos realidades jurídicas y sociales muy diferentes, y que no son equivalentes. De modo, pues, que el divorcio no es una forma civil equiparable a la nulidad, y que la nulidad matrimonial no equivale tampoco a un divorcio “religioso”. Se trata de dos hechos de naturaleza diferente y, por lo tanto, se tramitan en ámbitos jurídicos diferentes.

Entonces, ¿Qué es lo que da lugar a una demanda y a un proceso de nulidad matrimonial en la Iglesia? ¿Cuáles son las causales? ¿Qué es lo que finalmente se dictamina cuando el Tribunal Eclesiástico establece si hay o no nulidad en un matrimonio celebrado y que se presume válido?

Veamos esta aproximación al fenómeno, que nos mostrará por qué es importante el asunto en el ámbito de la fe y de la vida de los creyentes, y cuáles son las consecuencias que derivan de ello.


Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.