Actualidad Fe Testimonios

400 millones de cristianos perseguidos en el mundo a causa de su fe

Para relatar de primera fuente el inimaginable sufrimiento que ha afectado a estas personas durante estos años de violencia y el arduo trabajo de sacerdotes y religiosas para acompañarlas y consolarlas, la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia que Sufre – Colombia trae a Monseñor Antonie Chahda, arzobispo de Alepo, de nacionalidad sirio – venezolano. Estará del 1 al 8 de noviembre en Medellín, Barranquilla y Bogotá.

Cada domingo que cumplimos el precepto de asistir a la eucaristía, es común observar que la asamblea permanece más o menos constante en número de asistentes y toda la liturgia se desenvuelve en medio de un clima de tranquilidad y piedad. Para bendición y gracia de nuestro país, la fe todavía representa un papel fundamental en la vida de muchos y eso se convierte en motivo de esperanza para una nación que desde hace muchos años ha sido encomendada al Sagrado Corazón de Jesús y a Nuestra Señora de Chiquinquirá.

Apoya el periodismo católico con un “like”:

Si pasamos a evaluar la situación del Medio oriente o países que yacen bajo regímenes comunistas y totalitarios en África, Asia y América, la historia es compleja y aterradora. Más de 394 millones de cristianos son perseguidos a causa de su fe. Países donde no solo son asesinados, sino también coartados para recibir la asistencia básica en materia de salud y educación.

Entre 2015 y 2017 se ha producido la mayor persecución de cristianos de la historia; así lo muestra el informe realizado por la Fundación Ayuda a la Iglesia que Sufre. En los dos últimos años, la situación ha empeorado dramáticamente por el número de cristianos afectados por las peores formas de persecución, que nunca había sido tan feroz como hoy.

En Oriente Medio la paranoia aniquiladora del grupo hiperextremista Daesh ha provocado el éxodo del 75% de la mayor comunidad cristiana de Siria. En Irak la mitad de la población cristiana ha tenido que huir. En Nigeria, la persecución llevada a cabo por Boko Haram ha provocado casi 2 millones de desplazados, daños en 200 iglesias y 15.000 huérfanos. En China el clero sufre detenciones rutinarias por parte de las autoridades y en Estados autoritarios como Eritrea y Corea del Norte la situación en angustiosa. En países de mayoría musulmana como Pakistán los cristianos deben vivir bajo la constante amenaza de la denuncia por blasfemia según apunta el informe internacional sobre libertad religiosa.

Sin embargo, el trabajo para reconstruir las vidas de aquellos que ahora están regresando a sus hogares después de que debieron salir huyendo no cesa, la esperanza sigue viva y ahí está la mano caritativa de muchos hermanos en la fe que desde diferentes lugares del mundo se unen para asistirlos desinteresadamente.

Un testimonio de esta persecución, en Colombia

Se trata de Monseñor Antonie Chahda, Arzobispo Siro – Católico de Alepo desde el 2001, de nacionalidad sirio – venezolano. Fundador de la “Asociación Tierra de los Hombres” para niños paralíticos, enfermos cardíacos y quemados en Alepo, viene a Colombia del 1 al 8 de noviembre, para dar a conocer la realidad de la Iglesia perseguida en esta ciudad siria, así como de los cristianos que siguen allí a pesar de la guerra.

Alepo ha sido una de las ciudades más afectadas por el conflicto. Miles de personas han muerto, muchos han perdido sus hogares e innumerables niños han pasado su infancia escapando de las balas. Zapatos de niños; teteras de metal o camisetas; es todo lo que queda de la vida de los residentes; la guerra sigue tatuada en el paisaje urbano. “Cerca de seis años sus habitantes sufrieron por la carencia de agua, electricidad, comida y vivienda, además de ver el dolor y muerte tras los asesinatos provocados por una lucha de poder”, dice Mons. Antoine Chahda.

Todo desencadenó en una guerra civil que provocó la división del ejército, la sociedad y la aparición de numerosos grupos armados de corte yihadista. Hasta el día de hoy, los datos de muertes son de unas 500.000 pérdidas.

El Arzobispo señala: “nosotros queremos decirle al mundo basta a la violencia… ¡basta! Vamos a respetar a los niños que mueren sin razón por la falta del amor humano, por los que matan en nombre de Dios y por aquellos que adoran al dios dinero, basta; y seamos luz y pongamos fin a las guerras internas y externas del hombre. Antes de que comenzara la guerra, mi diócesis tenía 1.500 familias. Ahora solo quedan 800. De estos, 750 reciben ayuda de la Iglesia: ropa, alimentos, medicinas e incluso una contribución económica para la compra de artículos de primera necesidad, como el diésel”.

Dónde y cuándo estará Mons. Antoine Chahda

Medellín:

2 nov. 6:30 p.m. Parroquia Santa Teresita (calle 35 No. 73a – 45)

3 nov. 6:00 p.m. Parroquia Santa María de los Dolores (carrera 45 No. 6 – 94)

Barranquilla:

6 nov. 7:30 p.m. Parroquia del Espíritu Santo (carrera 56 con calle 96, esquina)

Bogotá:

7 nov. 6:00 p.m. Parroquia la Inmaculada Concepción (carrera 11a No. 88 – 12)

*Entrada gratuita (no se reservan sillas)

Ahora es el momento para que te unas a nuestra Fundación y pongas un granito de arena para ayudar a nuestros hermanos cristianos que sufren a causa del odio y la violencia.

Inscríbete en esta página: https://ayudanos.acncolombia.org o escríbenos al correo info@iglesiaquesufre.co, también puedes contactarte con nosotros en los teléfonos:

314 445 14 49

(57) (1) 4848890

acncolombia.org

*Recibe el boletín semanal de Razón+Fe:

Sobre el Autor

Fundación Pontifica Ayuda a la Iglesia que Sufre

La Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia que Sufre sirve a la Iglesia católica en su labor evangelizadora, prioritariamente en las comunidades más necesitadas, discriminadas o perseguidas. Desde hace varios años viene trabajando en Colombia patrocinando diferentes proyectos pastorales en las regiones más necesitadas y golpeadas por la violencia, el odio y la pobreza.

Qué opinas: