Familia Razón

“El enfoque de género es ideológico, porque no es científico”

Escrito por Alexandra Serna

Así lo sostuvo el argentino Agustín Laje, politólogo y coautor del best seller “El Libro Negro de la Nueva Izquierda”, en entrevista con Razón+Fe. Él y el analista político Nicolás Márquez, el otro autor del libro, están de gira en Colombia con la conferencia “Desenmascarando la Ideología de Género” junto a Samuel Ángel, Director del Movimiento de Católicos Solidaridad.

Un joven homosexual es golpeado por grupos LGTBI al interponerse en una manifestación frente a una catedral. Un trans exhibe un cartel reclamando su “derecho” al aborto, el mismo que representa una joven disfrazada de la Virgen María en el Día de la Mujer -abortando a Cristo-. En una marcha del “orgullo gay” se observa una pancarta en contra de la “islamofobia”; el homosexualismo se condena con pena de muerte en países, sobre todo, islámicos.

¿Simplemente paradojas? “Es el absurdo al que ha llevado la ideología de género”, “es la esquizofrenia social que se ha institucionalizado”, afirmaron los investigadores y autores de “El Libro Negro de la Nueva Izquierda”, Agustín Laje y Nicolás Márquez. La paradoja histórica que estos dos argentinos desenmascaran es que ahora la izquierda abandera las causas LGTBI, cuando antes castigaba la sodomía en los campos de concentración de países comunistas.

“La izquierda pasó de la revolución militar a la revolución cultural, agrediendo la tradición cultural de nuestra civilización occidental arraigada en los valores cristianos. De ahí el ataque a la Iglesia y a la familia, instituciones arquetípicas de la sociedad civil”, explicó Márquez.

Por su parte, el feminismo radical, promovido también por la “nueva izquierda”, se ha fundamentado en la idea que inoculó la estadounidense Kate Millet (1934-2017) de que “lo personal es político, lo cual le abre las puertas al Estado para controlar la intimidad de las personas, su sexualidad y las relaciones con sus esposos e hijos”, advirtió Laje.

Esto fue lo que precisamente pretendió en 2016 el Gobierno colombiano con la revisión de los manuales de convivencia en los colegios, a partir de una cartilla antidiscriminación que decía: “no se nace siendo mujer u hombre, sino que se aprende a serlo”, así, no existe el sexo femenino y masculino per se, sino el “género” como construcción social. Miles de padres de familia marcharon para frenar esto y la Ministra de Educación, Gina Parody, terminó renunciando.

Para los conferencistas la manera efectiva de contrarrestar o al menos contener la ideología de género, que legitima “fantasías de autopercepción”, es la movilización social, como ha sucedido en Polonia, Perú, Costa Rica y El Salvador. “El macrismo abrió la puerta al aborto en Argentina y se sentó a esperar la especulación, los sectores provida movimos dos millones de personas, pero el Gobierno todavía no define nada: la cobardía, la ausencia de moral y de convicciones hace que la única convicción sea el termómetro electoral, la opinión pública. Para que esto retroceda es necesario un avance callejero y de las redes nuestras”, apuntó Márquez.

Mónica Roa, quien lideró la despenalización del aborto en Colombia, se burló de la fe católica en redes sociales. Tomada de http://www.hazteoir.org.

Mónica Roa, quien lideró la despenalización del aborto en Colombia, se burló de la fe católica en redes sociales. Tomada de http://www.hazteoir.org.

Por eso invitaron a los colombianos a marchar este 5 de mayo a favor de la vida desde la concepción hasta la muerte natural, iniciativa que surgió en 2006 por la despenalización del aborto por cuenta de una sentencia de la Corte Constitucional, la cual explicó detalladamente Samuel Ángel, Director del Movimiento de Católicos Solidaridad y organizador de la gira.

En entrevista

-Razón+Fe (R+F): ¿Por qué “perspectiva” o “enfoque” de género es lo mismo que la ideología de género? Esta diferenciación de palabras fue el caballito de batalla del Gobierno colombiano para afirmar que los Acuerdos de la Habana (Farc) no atentaban contra la institución de la familia.

Agustín Laje (AL): La ideología de género es un concepto al cual quienes la promueven le temen, porque “ideología” denota la falta de rigor académico que tiene lo que ellos llaman “enfoque de género”, y con el cual están haciendo un negocio multimillonario con la apertura de maestrías y doctorados en las universidades. Entonces aceptar que no es un enfoque, sino una ideología es como si dijeran: “acá ofrecemos un posgrado del tarot”, y sería un ataque directo a sus intereses materiales.

Ellos dicen: “esto no es una ideología, es un enfoque”. Falsa disyuntiva, porque un enfoque puede ser ideológico. El enfoque no es lo contrario de lo ideológico, lo contrario de lo ideológico es lo científico. Lo científico es aquello que se corresponde con un método y un objeto científico. Lo que ha hecho precisamente la ideología de género es ocultar los datos y las ciencias duras respecto del cuerpo humano, ha ocultado la anatomía, la fisiología, las ciencias médicas, las neurociencias, la neurología, biología, la neurobiología, etc., para llegar a la conclusión de que lo único relevante al hablar de sexualidad es el género y no el sexo. ¿Por qué es una ideología? Porque es anticientífica.

Ahora, la acepción politológica de ideología nos diría que esta, al margen de si es un conjunto de conceptos verdaderos o falsos, tiene por objetivo movilizar un grupo social en política. ¿Y qué ha hecho el llamado “enfoque de género”? Ha constituido un grupo de ideas que movilizan grupos sociales que se politizaron, como lo son los lobbies LGBT y los grupos feministas.

¿Es un enfoque? Claro, pero es ideológico, porque no es científico y tiene propósitos políticos.

Firmando el libro en la gira en Colombia / Cortesía: Movimiento de Católicos Solidaridad.

Firmando el libro en la gira en Colombia / Cortesía: Movimiento de Católicos Solidaridad – Ósmar Sandoval.

R+F: Ustedes develan cómo el lobby LGBTI es ahora enarbolado por el comunismo, la bandera de la “nueva izquierda”, pero todo indica que es en los países capitalistas donde estos grupos sociales han tenido sus mayores conquistas. ¿No es esto una paradoja?

Nicolás Márquez (NM): Claro. Por un lado, la lucha ya no es económica, sino cultural. Al ser cultural se puede presentar en cualquier clase social y en cualquier comunidad por avanzada que sea. Segundo punto: en los países avanzados nada nos impide que haya fracciones de izquierda.

Ahora bien: ¿por qué avanza esta ideología en los países avanzados y desarrollados? La primera razón es que la izquierda al darse cuenta de que no podía captar al obrero en los países desarrollados, porque este vivía allí mucho mejor que en un país comunista, y se quedan sin clientes, tienen que cambiar el discurso. Por eso en estos países hay indigenismos tardíos, ecologismos raros, ambientalismos, multiculturalismos; de Europa sale la doctrina de los derechos humanos, que es una de las caretas del comunismo, y también la ideología de género.

Tomada de www.amazon.com

Tomada de www.amazon.com. En Colombia, editado por el Movimiento de Católicos Solidaridad.

Hay otro tema: después de la caída del Muro de Berlín (1989) los sectores de derecha se quedaron celebrando el triunfo del capitalismo, y la izquierda se reconvirtió e hizo una agresión cultural en muchos frentes. La derecha se “anti-intelectualizó”, desconfió de los intelectuales, porque creía que la disputa de la Guerra Fría entre el mundo comunista y el mundo libre era netamente economicista. Y como la izquierda ahora acepta el capitalismo, por lo menos de manera parcial, y agrede en lo cultural, la derecha, que no vio esto con lucidez, dijo: “bueno, si aceptan el capitalismo, más o menos me acomodo y podemos convivir”, cuando el conflicto de fondo no es económico, sino cultural.

La derecha se quedó entonces sin intelectuales, escritores, historiadores, filósofos, y solo se quedó con economistas. Entonces cuando la izquierda plantea un paradigma cultural con intelectuales, la derecha no se pone a estudiar, sino que dice: “bueno, está bien, aceptamos lo que ustedes nos dicen, mientras no cuestionen la propiedad privada”. Vemos entonces una hegemonía cultural de esta tendencia, del marxismo cultural, en los partidos de centro izquierda y centro derecha de Occidente, lo cual también dio lugar a los partidos de derecha alternativa.

R+F: Ustedes hablan del “homosexualismo ideológico”. ¿Es diferente hablar del homosexual al lobby gay?

AL: Un homosexual es una persona que tiene una orientación sexual hacia las personas de su mismo sexo, nada más. En cambio, un homosexualista es alguien que hace de la ideología homosexual y de género un banderín de lucha política. Aquí hay una gran trampa y es decir: “las feministas y las mujeres son lo mismo, los homosexualistas y los homosexuales son lo mismo”, y no, un homosexual puede estar en contra del lobby LGBT. El homosexualista es aquel que engrosa el lobby LGBT, que se moviliza con ideología de género para conseguir privilegios políticos y jurídicos en las sociedades occidentales. Esa es la diferencia.

R+F: Sus conferencias ya empiezan a ser censuradas con más frecuencia, como sucedió la semana pasada en Pereira, puntualmente en la Universidad Libre (privada y laica), donde finalmente consiguieron el respaldo de los estudiantes asistentes. ¿Qué opinan al respecto?

NM: La decana y los profesores no pudieron soportar la presión de los estudiantes, y pudimos dar la charla gracias al tesón de estos y al de pocos docentes que se resistieron también, pero la Universidad como tal fue hostil, queriéndonos desacreditar, además.

AL: Y no se animaron a un debate como tal. Cuando quisieron censurarnos, los invitamos a debatir. La Universidad tiene, por ejemplo, a una “doctora en género”, quien nos censuraba y la invitamos a debatir, pero no quiso. Te diría que los docentes de esta institución educativa quedaron deslegitimados académica y moralmente frente al estudiantado, y por eso al día siguiente la Universidad Católica nos censuró, seguramente había gente de su institución mirando lo que estaba pasando allí.

Hoy en el Congreso de la República

Requisito: inscribir el número de cédula en el Whastapp especificado.

El resto de la gira:

4 de mayo, Cartagena. Contacto: 3185365973.

5 de mayo, Barranquilla. Contacto: 3006380963

6 de mayo, Santa Marta. Contacto: 3017365429.

7 de mayo, Cali. Contacto: 3187951590.

8 de mayo, Bucaramanga. Contacto: 3133770838.

9 de mayo, Ibagué. Contacto: 3115200201.

Más información en:

Facebook: @movimientodecatolicosSolidaridad

Twitter: @movisolidaridad

Whatsapp: +573145202141

*Imagen principal: hace parte de la portada de “El Libro Negro de la Nueva Izquierda”. Tomada de www.actuall.com. 

Sobre el Autor

Alexandra Serna

Comunicadora social y periodista. Especialista en desarrollo personal y familiar.

Sus primeros pasos de periodismo los dio en Semana.com, en Bogotá; caminó con más firmeza, desarrollando el "olfato periodístico", en el periódico La Patria, de Manizales (su ciudad de origen), y regresó a la capital del país para trabajar como periodista de investigación en RCN Radio. Su siguiente paso fue saltar de los medios tradicionales a los medios alternativos de evangelización. Es la directora de Razón+Fe.